keyboard_arrow_uptop
2023 SABR Analytics Conference Research Awards: Voting Open Now!
Image credit: Mike Dinovo-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Una vez que la MLB decretó que la temporada 2020 se jugaría con un bateador designado universal, algunos escritores (incluyéndome a mi) predijeron una disminución de los ponches. La razón: los lanzadores fueron ponchados en el 43.5% de sus apariciones al plato el año pasado. Es cierto que no batean mucho (5.1% de las apariciones al plato en la Liga Nacional en 2019), pero aún así, 43.5% es un montón. Reemplácenlos con casi cualquier jugador de posición, y las abanicadas se reducirán.

¡Y lo han hecho! Aquí hay ponchados por juego en este siglo:

¡Misión lograda! Durante 14 años consecutivos, los ponches por partido aumentaron. Finalmente han bajado este año.

Pero no es así.

Los ponches por partido—las barras grises—han disminuido de 8.81 por equipo en 2019 a 8.75 por equipo en 2020. Pero los ponches por aparición al plato—la línea negra—siguen subiendo, de un máximo histórico de 23.0% en 2019 a un nuevo máximo histórico de 23.4% hasta ahora.

¿Qué está pasando?

Los ponches es una de las maneras en que un bateador hace un out. Hay apenas 27 outs por equipo por juego. Hasta este año.

Si, es un cambio pequeño, pero no tiene precedentes. Estas son las 10 temporadas con la menor cantidad de outs por partido desde que se instauró la Liga Americana en 1901.

Temporada Outs por partido
2020 25.86
1901 26.41
1904 26.42
1903 26.45
1902 26.49
1906 26.51
1937 26.52
1907 26.55
1938 26.56
1930 26.57

Nunca ha habido una temporada con menos de 26 outs por equipo por juego. Venga, nunca ha habido una temporada con menos de 26.4 outs. Hay más de medio out por juego menos de béisbol en 2020 que nunca antes. La lista de los 10 equipos con menos outs por temporada es aún más extrema.

Temporada Equipo Outs por partido
2020 Cardinals 24.46
2020 Phillies 24.86
2020 Yankees 24.91
2020 Reds 25.07
2020 Marlins 25.09
2020 Nationals 25.24
2020 Twins 25.52
2020 Tigers 25.55
2020 Pirates 25.60
1901 Blues 25.70

Los próximos 10 incluyen cinco equipos más de este 2020. Sólo el año pasado, los lanzadores de los Cardinals lograron 26.7 outs por año. Este año están consiguiendo 2.3 menos. (Los Blues cambiaron su nombre a los Bronchos en 1902, a los Naps en 1903, y finalmente los Indians en 1915, si te lo preguntas.)

Lo mismo es cierto, aunque menos dramático, si nos fijamos en las apariciones al plato.

Por supuesto, las apariciones al plato no son fijas de la misma manera que los outs. Si un equipo batea las nueve entradas completas, el número de outs que hará son 27. Pero las apariciones al plato dependen del entorno de anotaciones. De las 16 temporadas con menos apariciones al plato por equipo por juego, 14 ocurrieron en la Era de la Bola Muerta de 1901 a 1919. Excluyendo la Era de la Bola Muerta se obtiene esto:

Temporada AP por partido
2020 37.04
1968 37.18
1972 37.64
1966 37.67
1920 37.73
1963 37.79
2015 37.80
1965 37.82
1964 37.82
2014 37.85

La década de los 1960s, culminando con el Año del Lanzador en 1968, fueron los años de la Bola Muerta, parte II. El bateador designado fue implementado después de la temporada de 1972, hambrienta de ofensivas. El béisbol recién comenzaba a emerger de la Era de la Bola Muerta en 1920. Y el 2014-15 precedió a la bola adulterada que ha producido récord de cuadrangulares. Esta temporada ha visto menos apariciones al plato que cualquiera de aquellas.

Aquí están los equipos con menos apariciones al plato por juego, incluyendo los clubes de la Era de la Bola Muerta.

Temporada Equipo AP por partido
2020 Cardinals 34.88
1908 Superbas 35.16
2020 Reds 35.20
1908 Cardinals 35.39
2020 Pirates 35.45
1909 Senators 35.52
1908 Reds 35.55
1907 Cardinals 35.57
2020 Rangers 35.60
1913 White Sox 35.61

La disminución de los ponches por partido es un artefacto de menos oportunidades para los bateadores de poncharse. Los bateadores están abanicando en el 23.4% de sus apariciones al plato. Dales las 1.34 apariciones al plato extra por partido que se han desvanecido desde el año pasado, y habría otros 0.32 ponches por equipo por partido. Eso significa que veríamos un aumento del 8.81 del año pasado al 8.99 este año.

La reducción de ponches por partido a 8.67 en 2020 es una ilusión. Es una ilusión causada por la definición cambiante de “juego”.

Como se ha señalado, hay aproximadamente 27 outs por partido. Casi siempre hay menos (sólo ha habido 11 temporadas con un promedio de más de 27 outs por juego) porque el equipo local no batea si está liderando en la novena. En esos juegos, un equipo hace 27 outs y el otro hace 24, un promedio de 25.5. Sin embargo, no todos los partidos tienen 54 outs (los visitantes ganan) o 51 outs (el equipo de casa lidera en la novena).

  • Si el equipo local deja tendido en el terreno al visitante en la novena entrada, puede haber uno o dos outs más.
  • Si el partido se va a extra innings, habrá al menos tres outs más.
  • Si el juego se acorta, habrá menos outs.

La temporada 2020 ha afectado de manera significativa dos de esas excepciones

  • Los partidos con extra innings arrancan con un corredor en segunda. Esto ha resultado en que el partido promedio de extra innings tenga 1.45 entradas más este año, cuando hubieron 2.30 el año pasado.
  • Los partidos dobles están limitados a siete entradas

Estas dos excepciones han reducido la cantidad de outs y de apariciones al plato por partido. Son estadísticas comprimidas, echando a perder su compatibilidad con temporadas anteriores.

***

O ve los los partidos a cero. Los juegos completos y los a cero eran especies en peligro de extinción para entrando al 2020. En 2019, hubo 45 juegos completos y 26 cerrojazos. Sólo el 0.9% de las aperturas de los lanzadores resultaron en juegos completos, y sólo el 0.5% en juegos completos a cero. Estos han rebotado este año, con 29 juegos completos y 12 partidos a cero. Eso es un 1.8% y un 0.7% respectivamente.

Pero esto también es falso. En 2019, siete lanzadores recibieron crédito por juegos completos en los cuales lanzaron menos de nueve innings.

  • El 20 de abril, los Piratas vencieron a los Gigantes por 3-1 en un juego de cinco entradas. Tanto Jameson Taillon como Derek Holland lanzaron las cinco entradas.
  • El 9 de mayo, Carlos Carrasco lanzó un bloqueo de cinco entradas, ganando 5-0.
  • El 18 de mayo, Lucas Giolito lanzó las cinco entradas de una victoria de 4-1.
  • El 1 de agosto, Max Fried lanzó las seis entradas de una victoria de 4-1.
  • El 22 de agosto, Ariel Jurado lanzó ocho entradas y se llevó la derrota; los White Sox, con una ventaja de 6-1, no batearon en la parte baja de la
  • El 27 de septiembre, José Berríos lanzó las seis entradas de una victoria de 6-2.

Así que si hablamos de partidos de nueve episodios, hubo 38 partidos completos y 25 a cero el año pasado. Eso es el 0.8% y el 0.5% de los partidos, respectivamente. Este año, ha habido 15 juegos completos de menos de nueve entradas.

  • La Noche de Apertura, el 23 de julio, el juego fue acabado en la sexta entrada. Max Scherzer se llevó la derrota, lanzando 5 y 1/3 entradas. Gerrit Cole lanzó cinco entradas y ganó, 4-1.
  • El 2 de agosto, Trevor Bauer ganó el segundo juego de un partido doble, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 19 de agosto, Bauer ganó el segundo juego de un doble partido, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 4 de septiembre, Matthew Boyd perdió el primero de un doble juego, lanzando seis entradas, ya que los Twins, liderando 2-0, no batearon en la parte baja de la séptima.
  • El 11 de septiembre, Cole ganó el primero de un doble juego, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El mismo día, Aaron Nola ganó el primero de un doble juego, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 13 de septiembre, Sixto Sánchez ganó el primero de un doble partido, lanzando siete entradas en una victoria de 2-1 para los Marlins.
  • El mismo día, Mike Clevinger ganó el primero de un doble juego, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 14 de septiembre, Mike Minor ganó el segundo de un doble juego, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 16 de septiembre, Adam Wainwright y Brandon Woodruff lanzaron las siete entradas del primer juego de uno doble, una victoria de 4-2 para los Cardinals.
  • El 20 de septiembre, Zach Eflin ganó el primero de un doble juego, lanzando una blanqueada de siete entradas.
  • El 22 de septiembre, los Nationals vencieron a los Phillies 5-1 en el primer juego de una doble sesión, con Austin Voth lanzando siete entradas para la victoria y Nola tirando seis en la

De los 15 juegos abreviados, dos fueron por lluvia y los otros fueron partidos dobles. Si quitamos los juegos abreviados, ha habido 14 juegos completos y cinco partidos a cero. Ha habido un ligero aumento en juegos completos de nueve entradas, de uno por cada 128 aperturas el año pasado a uno por cada 118, pero los partidos a cero de nueve innings están más escasos que nunca, ya que comprenden el 0.2% de todos los juegos, uno por cada 323 comparado con uno por cada 193 el año pasado.

***

En una semana estaremos en medio de la postemporada más extraña de la historia. (Sí, 1981, lo sé. Te escuchamos. Siéntate.) La gente se quejará de los equipos con récord de menos de .500 que juegan en los playoffs, de las series a tres juegos de Comodines, de los sitios neutrales, de los días sin descanso entre las series Divisionales y de Campeonato. ¡Todo un juego limpio! Ten en cuenta que los números de la temporada regular, incluso las estadísticas como los ponches por juego y la frecuencia de los juegos a cero, también están estropeadas. Eso es porque la temporada 2020 no sólo tiene el menor número de partidos de la historia. Los juegos—medidos por outs y bateadores, como siempre lo ha hecho el béisbol, no por el reloj—también son los más cortos.

Todos los datos están actualizados hasta los partidos del 22 de septiembre. Los datos de equipo son de FanGraphs, todo lo demás proviene de Baseball-Reference y Stathead Baseball.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe