keyboard_arrow_uptop
BP360 now on sale! A yearly subscription, '23 Annual & Futures Guide and t-shirt for one low price
Image credit: Brad Penner-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Supongo que las votaciones siempre han sido un tema polémico a cierto nivel en Estados Unidos. Y se siente—un poco—apropiado que, la semana después de una agotadora y a menudo fea elección de mitad de período, finalmente obtendremos los resultados de una temporada de premios de la MLB particularmente acalorada.

Tal vez sea la naturaleza polarizada de todo estos días, pero las discusiones en torno a los premios de este año—especialmente el MVP de la Liga Americana—han parecido innecesariamente y especialmente cargadas de pasión fuera de lugar y argumentos engañosos. Tal vez las tasas de inflación de la economía de opiniones calientes se han disparado tanto que los columnistas sienten que necesitan gritar opiniones más estúpidas para ser escuchados. Tal vez las competencias por los premios deportivos son simplemente un escenario menos destructivo en el que enojarse en línea; por lo menos nadie está cuestionando la integridad de la votación de la BBWAA, incluso si pueden disputar el resultado.

La belleza del modelo de predicción de premios en el que se basan los resultados que se muestran a continuación es que, a fin de cuentas, sólo son matemáticas. No puedes gritarle al modelo por sus opiniones, porque no tiene ninguna. Los resultados son simplemente una proyección de la votación esperada para las carreras del Cy Young y del MVP de este año, basada en toda una serie de factores cuantificables.

El modelo viene de un año difícil, en el que sólo acertó de 4-2. Aun así, ha bateado .679 históricamente (19 de 28) y nunca ha conseguido menos de dos de las cuatro carreras en un año determinado. Pero tampoco ha acertado los cuatro ganadores desde 2018, lo que ha provocado algunos pequeños ajustes en la ponderación. Te cuento todo esto para ser lo más transparente posible. Como verás a continuación, este año ya no es perfecto para predecir los tres primeros finalistas de cada carrera. En cuanto a los ganadores, al menos se anunciarán a tiempo. O eso creemos.

Cy Young Liga Americana

Justin Verlander 100
Shohei Ohtani 87.64
Dylan Cease 83.34
Alek Manoah 82.91
Shane Bieber 80.69

Como ya sabemos, el modelo no acierta con los tres finalistas del Cy Young de la Liga Americana, ya que Alek Manoah pasó el corte por encima de Shohei Ohtani. Si bien esto es un poco sorprendente, también refuerza lo que el modelo ha predicho de otra manera—que esto proyecta ser una carrera para Justin Verlander. Si es, de hecho, un voto unánime, eso abre todo tipo de posibilidades en los cinco primeros puestos.

Sin embargo, no hay necesidad de pensar demasiado en esto. Verlander lideró la Liga en victorias, ERA y WHIP, y lo hizo todo mientras regresaba de una temporada perdida por una lesión. Tiene todos los componentes de una temporada premiada. Y aunque estos premios se votan antes de la postemporada, Verlander también consiguió por fin su ansiada victoria en la Serie Mundial en el quinto partido, de visitante en Filadelfia, llevando a los Phillies al borde del abismo en camino a su segundo título. Ahora, tiene casi asegurado el tercer Cy Young de su carrera como cereza del pastel.

MVP Liga Americana

Aaron Judge 100
Shohei Ohtani 80.32
José Ramírez 74.68
Yordan Álvarez 74.16
José Altuve 69.55

El debate sobre el MVP más disputado de los últimos tiempos puede acabar siendo bastante anticlimático al final. Aaron Judge se quedó a cinco milésimas de punto en promedio de bateo de una Triple Corona para acompañar su récord de la Liga Americana de 62 cuadrangulares. Lideró la Liga en carreras, carreras impulsadas, hits extra-base y ambas medidas de WAR. Aun así, se puede argumentar que lo que logró Shohei Ohtani fue más impresionante. Pero el modelo no espera que muchos—si es que alguno—votantes lo vean así.

Había buenas razones para pensar que el modelo infravaloró a Ohtani el año pasado, a pesar de predecir su victoria. Sin embargo, incluso si está infravalorado este año, la diferencia es demasiado grande para que la supere.

Que el finalista Yordan Álvarez quede tercero en la votación real no sería ninguna sorpresa, ya que el modelo lo situaba a una fracción de punto de los tres primeros. Si, de alguna manera, acaba también por encima de Ohtani, será una señal de que el modelo ha fallado más.

Cy Young Liga Nacional

Sandy Alcántara 100
Aaron Nola 95.98
Carlos Rodón 95.56
Max Fried 94.14
Julio Urías 91.99

Esta es la carrera más abierta de todas las de este año sobre el papel, debido a la dispersión casi cómica de los líderes estadísticos. Un lanzador diferente de la Nacional lideró la Liga en cada una de las siguientes categorías: victorias, ponches, ERA, WHIP, K/9, FIP, bWAR y fWAR. El modelo encuentra el punto de inflexión en el volumen, dando a Sandy Alcántara y sus 228 y  ⅔ entradas lanzadas, liderando la Liga, y obteniendo el cetro.

Es notable que, en años anteriores, no parece haber mucho (si es que hay alguno) impacto de lanzar para un equipo ganador en este premio. Hay muchos ases en los contendientes en la lista, pero ninguno de ellos se ha distinguido en la tabla. De hecho, esta lista se parece mucho más a lo que podría ser la Liga Americana si se quitara a Verlander del campo. Pero la consistencia de Alcántara en la mezcla a través de las diversas tablas de clasificación le da la ventaja.

MVP Liga Nacional

Paul Goldschmidt 100
Freddie Freeman 93.15
Manny Machado 93.03
Mookie Betts 92.61
Nolan Arenado 89.93

Hay dos factores muy difíciles de medir que pueden influir en esta carrera de una manera que el modelo no puede ver: el sesgo hacia los recuerdos recientes y la división de los votos. Aun así, la diferencia entre el primero y el resto del campo significa que el modelo se siente bastante bien de que los terribles septiembre y octubre de Paul Goldschmidt no le hayan costado su primer galardón como MVP.

Aunque Goldschmidt tenga que competir por los votos con Nolan Arenado, lo mismo ocurre con todos los Dodgers, desde Freddie Freeman hasta Mookie Betts y Trea Turner. Lo mismo ocurre con los Braves que están en la lista de candidatos, sobre todo Dansby Swanson y Austin Riley. Todo ello puede conspirar para que tanto Manny Machado como J.T. Realmuto (8º—88.76) reciban un impulso imprevisto, aquí como estrellas más destacadas de los equipos de postemporada.

El año pasado, los logros de Sal Pérez como receptor no recibieron mucha más credibilidad que si hubiera jugado en otra posición (o como los de Buster Posey, en años pasados). ¿Los de Realmuto? ¿El hecho de que su equipo haya llegado a la postemporada le da un impulso mayor que el ya incorporado en el modelo?

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe