keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez 

La Gran Pregunta: ¿Qué pinta tiene un primera base de fantasia de nivel de reemplazo en 2018?

Por primera vez, 117 bateadores eclipsaron la marca de 20 cuadrangulares en 2017. Más surrealista todavía fue que 31 de esos bateadores aparecieron al menos 20 veces en primera base. Ese número aumenta a 38 si incluimos a los bateadores designados a tiempo completo que registraron al menos la mitad de sus apariciones al plato en esa posición, pero no lograron participar en suficientes partidos para calificar en la esquina caliente. El auge sin precedentes y a nivel general de toda la liga, que comenzó con una ligera subida muy bien documentada durante la segunda mitad de la temporada 2015, ha evolucionado en el tema más polarizante y caliente del béisbol. A pesar de las constantes declaraciones negativas de la MLB, algo sucede con la pelota en la era de StatCast. La verdad está ahí fuera. Desde una perspectiva de fantasía, ha tenido un impacto profundo, reformando el paisaje por completo. La reciente subida en poder es visible, especialmente en primera base, donde los jugadores de fantasía consideran factores como la construcción de la plantilla y marcas estadísticas para la próxima temporada 2018.

Aquí va una sobre simplificación: fue casi imposible para los jugadores de fantasía evitar adquirir un productor de poder del montón en la primera base en 2017. Incluso si fracasaron para lograrlo el día del draft, una plétora de bates de impacto, desde jóvenes promesas hasta veteranos en una segunda juventud, que brotaron de la lista de agentes libres durante la temporada regular. Dicho rápidamente, la primera base es todavía el principal hogar de la producción en la fantasía, incluso aunque cambien ciertas cosas. Aunque estas cosas explican bastante, empecemos este Estado de la Posición con una representación visual de las tendencias de producción de poder en la esquina fría durante las últimas cinco temporadas.

Bateadores con más de 20 cuadrangulares en una temporada, 2013-2017
 (Mínimo de 20 partidos jugados en 1B)

Aquí va algo de contexto adicional: hace cinco años, los primeras bases de grandes ligas batearon colectivamente .261/.337/.436 con 1,719 hits de extra base (714 cuadrangulares) en 20,583 apariciones al plato. Batearon colectivamente .265/.347/.487 con 2,058 extra bases (y 962 home runs) en 20,803 apariciones al plato en 2017. Los primeras bases de grandes ligas han ganado más de 50 puntos en slugging, mientras que el promedio de bateo y el porcentaje de alcanzar base han permanecido básicamente iguales durante el mismo periodo. Obviamente, estas comparaciones históricas no son perfectas. Están afectados por la poca producción de bateadores mediocres o por debajo del nivel de reemplazo con cero relevancia en la fantasía. Sin embargo, estos datos otorgan algunas perspectivas sobre el crecimiento significativo del poder en esa posición. Confía en mí, estoy al tanto de que gastar este tiempo estudiando comparaciones estadísticas en una columna de fantasía es suficiente para darle a un profesor de economía un dolor de cabeza. Sí, es importante para los jugadores de fantasía comprender cómo los mínimos y las marcas del nivel de reemplazo han evolucionado durante las últimas temporadas. Si 30 cuadrangulares son los nuevos 20 cuadrangulares en primera base, entonces estoy usando a Lucas Duda (adorado por mí, y por el Editor General de BP Bret Sayre, que conste) como el jugador por antonomasia del bajo promedio de bateo, poder y estadísticas de nivel de reemplazo. Con el permiso de Matthew Berry, de ESPN, voy a llamar a esto la “Línea Duda” de aquí en adelante. ¿Está mi némesis y kriptonita de fantasía, Greg Bird, por encima o por debajo de la Línea Duda? Escuche el podcast Flags Fly Forever esta semana para descubrirlo.

Estrategia para ligas mixtas

Gracias, Emperador Palpatine. Actualmente, hay una sobreabundancia de perfiles de tres categorías (producción de poder más estadísticas de contabilidad, unidos al promedio de bateo de alta variación) en la primera base. Salvo que los propietarios de fantasía estén preparados para invertir en el puñado de opciones de élite en la posición (todos requieren un coste adquisitivo alto, ya sea en la forma de subasta o rondas tempraneras del draft), deberían estar preparados para tomar el riesgo del promedio de bateo que presentan menos opciones, y aspirar a una gran porción de la producción de poder de su plantilla con su primera base y los puestos de esquineros. Quitando el cambio inesperado del proceso de fabricación de la pelota actual de la MLB, que podría resultar en un cambio dramático en la producción de jonrones, los jugadores de fantasía en ligas de ‘redraft’ deberían ser capaces de esperar hasta la mitad de los drafts de serpiente (ronda 10 o posterior en la mayoría de los casos) y aun así atrapar un bate de 30 cuadrangulares potenciales).

De acuerdo a las valoraciones 2017 del gurú de BP Mike Gianella, 22 jugadores de primera base o multiusos (excluyendo el versátil infielder multiusos Marwin Gonzalez), los bateadores registraron valor de dobles dígitos ($10 o más) para sus propietarios de fantasía en ligas mixtas  estándar de 15 equipos  la última temporada. Eso es asombroso. También confirma la validez de un enfoque estratégico que acentúa esperar por un primera base en un draft de serpiente, o evitar las opciones verdaderamente élite en la posición en favor de alternativas más baratas (y de un valor potencial más alto) en una puja. Déjame incidir en esto: las subastas son raras. Por lo general, me disgusta entrar en una habitación con la estrategia de atrincherarse o sentar cátedra, aparte de establecer un conjunto de límites específicos según qué liga. Pienso que hay más valor en buscar una opción de bajo nivel, pero la puja cambia cuando aparece Joey Votto; no dudaré en tomar ese valor y ajustar mi enfoque sobre la marcha. Siempre ten alternativas, y no te ciñas a una estrategia específica o conjunto de jugadores en un draft. Ese es mi principal consejo para las subastas.

Ahora que hemos establecido el nivel de reemplazo en la Línea Duda y debatido algunos elementos estratégicos, analicemos ahora cómo los niveles más bajo de la posición han cambiado como resultado de la llegada de jóvenes promesas y proyectos de reclamo de veteranos. Quizás ningún bateador sufrió una metamorfosis tan dramática que Justin Smoak esta temporada. De acuerdo con las indispensables valoraciones de Mike Gianella, la otrora promesa evolucionó de una línea de .217/.314/.391 con 14 cuadrangulares y consiguiendo solo $1 en las ligas mixtas estándar de 15 equipos en 2016, en una fuerza legítima de mitad del orden, con una línea de .270/.355/.529 con 38 vuelacercas y regresando $17 la temporada pasada. La ascensión meteórica del jugador de 31 años de despechado a monstruo en la fantasía es una de las historias más rocambolescas de la campaña 2017. Sin embargo, no estuvo solo. Los jugadores de fantasía también fueron testigos de campañas de renacimiento de baluartes como Ryan Zimmerman y Mark Reynolds, además de resurgimientos de veteranos asentados como Logan Morrison, Justin Bour, Yonder Alonso, Eric Thames y Lucas Duda.

Incrementos de valor más grandes en una temporada en Primera Base, 2016-2017

Fuente: Baseball Prospectus Retrospective Player Valuations (Mike Gianella)

Player 2016 $ 2017 $ Differential
Ryan Zimmerman $2 $24 $22
Justin Smoak $1 $17 $16
Yuli Gurriel $0 $16 $16
Josh Bell $0 $12 $12
Logan Morrison $3 $14 $11
Justin Bour $4 $14 $10
Yonder Alonso $4 $12 $8
Joe Mauer $6 $14 $8
Mark Reynolds $9 $16 $7

La pregunta incómoda para los jugadores de fantasía se refiere a la “legitimidad” (a falta de otra palabra mejor) de cada uno. El resto del equipo de fantasía de BP examinará cada uno de estos bateadores en detalle durante el resto de la semana, pero si ha estado siguiendo el trabajo excelente de nuestros amigos al norte de la frontera en BP Toronto, sabrá cómo nos sentimos la mayoría de nosotros sobre el mencionado Smoak. Otro apunte sobre este grupo: no elimine tan pronto a Joe Mauer; él es como un jugo cualquiera en la primera base en el sentido de que no hay apenas jugo en su bate, ni tampoco sus compañeros verán la elección con entusiasmo. Sin embargo, registró un promedio de .305 en 597 apariciones al plato la última temporada. Si está buscando evitar algunos de los agujeros respecto al promedio de bateo y el tiempo de juego de los candidatos en los estratos más bajos, Mauer es ideal.

Predicción a largo plazo

Cody Bellinger, Rhys Hoskins, Joey Gallo, Matt Olson, Josh Bell, Trey Mancini y Greg Bird proporcionan una necesaria inyección de talento joven y cambian la apariencia de la posición a largo plazo. Por supuesto, Bellinger, Hoskins y Gallo aparecerán en el outfield (y la tercera base) en nuestras previas posicionales, pero se espera que la troika aparezca en la primera base a tiempo completo en el futuro cercano. Una amplia mayoría de bateadores de poder de élite en la posición (Paul Goldschmidt, Freddie Freeman, Anthony Rizzo y Wil Myers) tienen 30 años o menos y están relativamente en su mejor momento. En pocas palabras, el futuro sigue brillante en primera base.

En cuanto a las Viejas glorias de la posición (técnicamente DH también en muchos casos), Nelson Cruz parece el máximo exponente. El jugador de 37 años ha registrado 39 o más cuadrangulares en cada una de las cuatro últimas temporadas, sin signos de decadencia. ¿Realmente quieres apostar contra él llegados a este punto? Edwin Encarnacion, de 35 años, ha superado los 30 HR en seis temporadas consecutivas desde 2012. Nada mal. A sus 34 años, Votto partirá de su mejor temporada de sus 11 años de carrera, y ha cimentado su estatus como un talento de cinco estrellas en su posición. A pesar de tener 33 años, Jose Abreu, es uno de las apuestas más seguras de todo la fantasía. Por último, el factor X más grande en la esquina fría es el futuro jugador del Salón de la Fama Miguel Cabrera. El venezolano tendrá 35 en abril y viene de una temporada marcada por una lesión en la que bateó .249 con 16 vuelacercas en 130 partidos. Si vuelve sano, podría convertirse en una ganga tremenda en ligas de re-draft.

La Estadística Final

Durante las últimas dos temporadas, el único primera base elegible en registrar 15 o más bases robadas en una sola temporada además de Paul Goldschmidt y Wil Myers es… Ian Desmond.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe