keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Tommy Gilligan - USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Hay muchos candidatos a ser la gran sorpresa para los dueños de equipos de fantasía. Podría ser Shane Bieber, quien tuvo un despunte total. Podría ser Lucas Giolito, quien arañó su escape del cementerio de los prospectos muertos para aterrorizar bateadores durante largos periodos de la temporada. Podrían ser las impresionantes campañas de Mike Minor, Lance Lynn o Sonny Gray.

Sin embargo, nosotros somos parciales a cierto zurdo de Incheon, Corea del Sur, quien desafió todas y cada una de las expectativas que se tenían sobre él en 2019 y tuvo una de las temporadas más sanas y exitosas. Desde los Hanwha Eagles y hasta tu corazón: ¡Hyun-jin Ryu!

Expectativas para 2019

 Pareciese como si la comunidad de equipos de fantasía ignorara, o descontara significativamente, el tramo final que Ryu tuvo después de regresar de un desgarre muscular en la ingle a finales de 2018. Sus nueve aperturas fueron absolutamente estelares, mostrando tanto control inverosímil (53/5 K/BB) como prevención de carreras (1.88 ERA). Sin embargo, era totalmente racional que los observadores de fantasía dieran más peso a las cifras de la carrera de Ryu y, sobre todo, a su fragilidad. Nadie esperaba que Ryu duplicara más o menos este tramo durante la mayor parte de 2019. Además, nadie esperaba que Ryu ofreciera más de 150 innings en 2019 (aparte de su debut en las Ligas Mayores en 2013, el máximo de la temporada de Ryu fue de 152 entradas lanzadas). Con tantas opciones disponibles para la rotación de los Dodgers, parecía poco imperativo que Ryu fuera empujado más allá de las 160 entradas, incluso si se mantenía saludable durante toda la temporada.

Su devalúo a finales de 2018 lo enterró en los drafts de esta temporada. En marzo, su ADP en los drafts NFBC de 15 equipos se encontraba en los 180s, poniéndolo a niveles de lanzadores como Nathan Eovaldi o Kyle Freeland. En la subasta mixta Tout Wars, un grupo tan afilado que te corta nada más al entrar, Ryu fue vendido por tan sólo $4 (felicidades a Scott Swanay).

¿Qué pasó en 2019?

 Básicamente, Ryu siguió su trayecto de as que comenzó en 2018. Remontándonos a 2017, Ryu no utilizó su bola de cuatro costuras con tanta frecuencia (no es muy buena de todas maneras) y prefirió su cambio de velocidad. De acuerdo con los valores de lanzamiento de FanGraphs, el cambio de velocidad de Ryu fue el tercero mejor en las Grandes Ligas en 2019, sólo detrás de Luis Castillo y Mike Minor. El surgimiento de su cambio le impidió a sus rivales batear con fuerza y, sobre todo, conectar la bola al aire, ya que su 0.84 HR/9 fue muy inferior al promedio de la liga. Todo esto funcionó gracias al control nivel elite de Ryu, mostrado en su tasa de bases por bola de 3.3%.

Aunado a todo esto, Ryu se mantuvo sano todo el año. Lanzó 182 2/3 innings en 29 aperturas, perdiendo sólo algunas gracias a las manipulaciones de los Dodgers. Incluso siendo que su tasa de ponches no es notable, fue un magazo en las otras categorías, acabando con el liderato de ERA en las Grandes Ligas (2.32) y la sexta mejor marca de WHIP (1.01). El lanzar para los Dodgers desde luego le ayudó en la categoría de triunfos, acabando con 14. Tuvo un bajón en agosto y septiembre, fallándole a sus dueños con un 4.60/1.21 ERA/WHIP durante sus últimas ocho salidas (el daño se concentró en dos explosiones consecutivas de siete carreras contra los Yankees y los Diamondbacks a finales de agosto).

Para el PFM, la temporada de Ryu valió $18.80 en formatos 5×5 de 15 equipos de ligas mixtas, lo que lo convirtió en el octavo abridor en general. Interesantemente, cada lanzador delante de Ryu tuvo al menos 196 entradas lanzadas, así que podemos darnos una idea de lo efectivo que fue Ryu por entrada, especialmente en las dos categorías de proporción. Un elemento del contexto del picheo en 2019 que fue difícil de predecir (aunque las líneas de tendencia han estado señalando este camino durante unos años) fue la disminución en las entradas por salida (lee el excelente trabajo de Rob Mains para obtener más información) y, en consecuencia, las entradas en general. Incluso si Ryu sólo hubiera lanzado, digamos, 160 entradas, habría sido mucho más valioso que el precio que se pagó por él en primavera. A medida que el extremo superior de la tabla de clasificación de entradas se hace más y más chiquito, la importancia del rendimiento por entrada se hace más alto. Ryu fue un ejemplo de este principio en 2019.

Visión para el 2020

 Incluso con una temporada tan estelar en su espejo retrovisor, el futuro de Ryu está lejos de ser seguro. Actualmente es agente libre, y aunque muchos equipos estarán interesados, es probable que ninguno de ellos ofrezca ofertas de más de dos o tres años, dada su edad (cumplirá 33 años la semana antes de que arranque la temporada) y su historial de lesiones. Pero dados estos factores, es más probable que aterrice con un equipo que necesite ganar en 2020, o en el peor de los casos, en 2021. Equipos como los Angels, Padres, Phillies y Yankees encajan en este proyecto, pero es una tontería predecir su destino tan pronto en la temporada invernal. Básicamente: no es probable que encuentre una situación mejor que la que tuvo en Los Ángeles.

Aparte del posible nuevo equipo, deberíamos tener cuidado con su declive hacia el final de la temporada. Tal vez pasar de 180 innings fue conducir demasiado lejos con la luz de combustible parpadeando. Un equipo inteligente manejará sus entradas cuidadosamente, y debemos planear que Ryu registre algo en el rango de 150-170, si es que está sano por una temporada entera de nuevo. La mayoría de los jugadores de fantasía inteligentes tendrán una proyección similar, así que yo no buscaría que su precio se inflara demasiado.

Sin embargo, considero que su desarrollo es legítimo y real. Ha encontrado una buena mezcla al cambiar las bolas de cuatro costuras por cambios de velocidad, y el consiguiente contacto suave con la bola que ha estado generando le ayudará en la mayoría de los parques. El control siempre ha sido magnífico, y no hay razón para que eso cambie. En caso de que acabara con un equipo con una defensa fuerte en el campo, le daría un ligero aumento de valor.

A final de cuentas, incluso tras el mejor año de su carrera, Ryu podría ser una ganga si los jugadores de fantasía todavía les asusta un lanzador con un techo bajo de entradas. Siempre y cuando no estés pagando los cinco mejores precios, el riesgo de Ryu no debería asustarte, porque los innings que te dará van a ser tan sabrosos y satisfactorios como el bulgogi de carne de res más picante del barrio coreano.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe