keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Brad Mills-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

El viernes, el mánager de Washington Dave Martínez anunció que los Nationals contarán con Max Scherzer para abrir el Juego de Comodín de la Liga Nacional esta noche, y que tanto Stephen Strasburg como Patrick Corbin estarán disponibles en el bullpen. Con esto, respondió a la pregunta que mucha gente se hacía, al tiempo que los Nationals intentan superar la barrera mental de nunca haber ganado una serie de playoffs: ¿el Juego de Comodín cuenta cómo una de estas series? Martínez está tan convencido de que lo es que está dispuesto a utilizar a todo el personal disponible en una serie de postemporada para lograr la victoria.

Cada parte de su plan es buenísimo. No hay razón para que Washington no juegue así de agresivamente, sobre todo porque no hay ningún escenario en el que entren en una Serie Divisional de la Liga Nacional contra los Dodgers como algo que no sean los más débiles. Sin embargo, hay tres modificaciones importantes que podrían mejorar su plan:

  1. Abrir con Strasburg en lugar de Scherzer. No sólo ha tenido una mejor y más saludable temporada el diestro de los Nationals, sino que va a abrir con su descanso normal el martes, mientras que Scherzer tuvo que ser guardado de una posible asignación para el domingo para poder estar disponible para é El uso del sinker resucitado de Strasburg y un mejor dominio de su bola curva lo ha convertido en un lanzador más multidimensional que Scherzer, incluso cuando la materia prima de Scherzer excede la de Strasburg más que nunca. Contra una ofensiva de los Brewers que es propensa a batear roletazos, el perfil de Strasburg de bolas bateadas y mezcla de lanzamientos encaja mejor.
  2. Saca a Corbin de los plane Hizo 94 lanzamientos el sábado por la noche contra Cleveland, así que el martes por la noche descansaría poco, y el mejor escenario para Washington debería ser que un Corbin descansado y preparado para tomar la lomita el jueves por la noche en Los Ángeles.
  3. Cambiar a Strasburg (o, si ejecutaran el Punto 1., Scherzer) de meramente “disponible” para trabajar desde el bullpen a “programado” para ese trabajo. De hecho, planear no usar a nadie má En cualquier orden, los únicos lanzadores que deberían tomar la pelota para los Nationals el martes por la noche son Strasburg y Scherzer.

El bullpen de Washington ha sido una pesadilla esta temporada. El DRA de su cuerpo de relevistas es de 4.93 y ocupa el puesto 17 en la Liga, y eso subestima el problema. La gerencia optó por adoptar un enfoque de cantidad sobre calidad para solucionar ese problema, incluso en la fecha límite de intercambios, y realmente no ha funcionado. El brillante ERA de Daniel Hudson no está respaldado por sus estadísticas periféricas. Incluso Sean Doolittle ha sido pedestre, sobre todo en el tramo final. El cuerpo de socorro sigue siendo un último recurso, y no hay razón para que Martínez se vea reducido a esto el martes por la noche. Los Brewers jugarán el partido con su bullpen, porque es la mejor oportunidad que tienen de sacar 27 outs sin regalar a un montón de carreras, pero para los Nationals, la estrategia óptima equivalente es mucho más simple: Strasburg, luego Scherzer, o Scherzer, y luego Strasburg.

El calendario lo tiene en cuenta: si los Nationals ganan, tendrán el miércoles libre, y pueden agendar a Corbin para el Juego 1 de la Serie Divisional el jueves por la noche. (Con Cody Bellinger, Max Muncy y Corey Seager liderando de la alineación de Los Ángeles, darle al zurdo la oportunidad de dos salidas en una serie de cinco juegos tiene sentido.) En algún momento de cualquier serie que vaya más allá de tres partidos, el equipo le entregará la pelota a Aníbal Sánchez, así que deberían hacerlo en el segundo partido, y luego hacer que Strasburg y Scherzer se alineen para ir (en descanso completo o extra) en los partidos 3 y 4 en Washington.

Joe Sheehan, ex compañero de esta publicación, llama a este tipo de táctica “la decisión de maximizar el campeonato”. Al equilibrar la necesidad de ganar para poder avanzar con la necesidad de estar cerca de la plenitud en caso de que alcancen una serie a ganar tres de cinco contra los Dodgers, los Nationals se dan a sí mismos la mejor esperanza para conseguir el título. Strasburg y Scherzer han hecho un excelente trabajo en sus terceras veces viendo el orden al bat, y los Brewers lo hacen mejor contra los relevistas (.755 OPS como equipo, su primera vez contra ellos) que contra los abridores que están viendo por tercera vez (.741 OPS como equipo). Si uno de los dos abridores puede darle a Washington seis entradas, el otro sólo necesitaría lanzar tres, y entonces podría estar en posición de lanzar tras Sánchez en el Juego 2 contra los Dodgers—particularmente valioso, porque Sánchez ha sido brillante sólo dos veces viendo a los bateadores a lo largo de toda la temporada, pero se ha quemado la tercera vez que se enfrenta a alineaciones opuestas.

Lanzador 1era 2da 3ra
Stephen Strasburg .579 .676 .590
Max Scherzer .601 .700 .619
Patrick Corbin .688 .693 .620
Aníbal Sánchez .587 .702 .923

La última vez que los Nationals estuvieron en este escenario fue en el Juego 5 de la Serie Divisional en 2017. Martínez estaba en el otro banquillo entonces, con los Cubs visitantes. Vio cómo Washington trató de abrirse camino a través de su bullpen en ese juego, incluyendo llamar a Scherzer en la quinta entrada para lo que se convirtió en una secuencia sin precedentes, tocada por los dioses y una ventaja perdida. Por necesidad, al final de una larga serie afectada por el clima, los Nats usaron siete lanzadores esa noche. Esta noche, deberían usar sólo dos.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe