keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus Needs Your Help! Check out our call for contributors!
Image credit: Orlando Ramirez - USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Sigo pensando en cómo será el picheo este año. Cada día de preparativos para el draft se acerca más a mi mente, e incluso ha empezado a parecerme imposible de evitar cuando pienso en béisbol. La temporada pasada se lesionaron más lanzadores de lo habitual, en gran parte debido a su naturaleza abrupta y de parada y arranque. Su repercusión en esta temporada parece inevitable. Todavía no estamos en una línea temporal que haya permitido la recuperación normal. Algunos clubes hablan incluso de utilizar rotaciones de seis hombres. Tarde o temprano, los equipos de Grandes Ligas necesitarán más brazos para superar esta temporada, lo que significa que tú también los necesitarás.

Esto podría significar estar pendiente de límites al tiempo de juego de los lanzadores. Si juegas al fútbol americano de fantasía, estás familiarizado con el concepto cuando se trata de corredores. Si no lo haces, bienvenido a un nuevo infierno. Yo seré tu Caronte mientras navegamos por este río Estigia.

La idea es incluir en la plantilla a un jugador en una posición específica que sea un respaldo para un jugador que ya está en tu equipo, porque el jugador que ya está en tu equipo es probable que pierda tiempo de juego o se lesione. Las diferencias entre el fútbol americano y el béisbol significan que no podemos comprometernos del todo con el espacio ocupado en el banquillo. Pero sí podemos, al menos, fijarnos en los equipos con rotaciones potencialmente frágiles e identificar quién podría ser su siguiente lanzador. Después de todo, es probable que necesitemos esos innings en algún momento.

Adrián Morejón, San Diego Padres

Las incorporaciones de Yu Darvish, Blake Snell y Joe Musgrove por parte de San Diego han sido muy comentadas esta temporada invernal. Por un lado, es sorprendente ver que un equipo añada lanzadores como ellos en unas pocas semanas. Ellos tres por sí solos constituyen una mejor rotación que la que muchos equipos tendrán esta temporada. Los Padres también parecen ser uno de los pocos equipos que realmente van a por todas, por lo que es fácil celebrar la forma en que han reforzado a su cuerpo de picheo.

Pero el equipo también necesitaba añadir esos lanzadores para mantener el ritmo de los Dodgers. Los Padres trataron de añadir una pieza de la rotación de primera línea la temporada pasada en Mike Clevinger, sólo para ser marginado con cirugía de Tommy John este año. Darvish, Snell y Musgrove también se han perdido mucho tiempo anteriormente debido a las lesiones. Darvish tiene 34 años. La revelación de la temporada pasada, Dinelson Lamet, ya tiene a todo el mundo aguantando la respiración sobre si se quedará fuera por una lesión de codo a largo plazo.

Adrián Morejón sólo tiene 22 años, pero lleva el tiempo suficiente para perder algo de brillo, sobre todo debido a sus propios problemas para mantenerse sano. En el top-101 de prospectos de dinastía para este año, apareció en el número 88. Ben Carsley, Jesse Roche y Bret Sayre calificaron su techo al 120% de Wade Miley y su piso al 80% de Wade Miley. Eso no suena muy esperanzador, pero recuerda, sólo vamos por un buen “acompañante” aquí. Si necesitas a Morejón, es probable que te ofrezca más de un ponche por inning y un ERA aceptable. meollo

Si te preocupa MacKenzie Gore, considera lo mucho que los Padres están por llevarse el banderín, que Morejón ya tiene experiencia de Grandes Ligas y que, según se informa, Gore pasó el tiempo en el sitio alternativo el año pasado afinando una mecánica consistente. Morejón es una idea tardía en los drafts en este momento, yendo 629º en general en el último mes. Es probable que esté libre hasta que algún vivales lo seleccione.

Luis García, Houston Astros

García acaba de tener un breve momento en el centro de atención como un sabio dardo tardío en los drafts y subastas, habiendo sido empujado a la rotación tentativa de Houston debido a la lesión en el dedo de Framber Valdez. Si parpadeaste, podrías habértelo perdido porque el equipo firmó al veterano Jake Odorizzi para llenar el supuesto vacío.

Odorizzi se coloca detrás de los confiables veteranos Zack Greinke y Lance McCullers Jr. Detrás de ellos están Cristian Javier, que jugará la temporada 2021 con 24 años, y José Urquidy, que tendrá 26. Javier ha lanzado sólo 168 innings en los últimos dos años y es un lanzador de dos lanzamientos al límite que sólo lanza su tercera oferta el 7% de las veces. Urquidy sólo ha lanzado 174 innings, pero tiene más lanzamientos distintos. En general, las cosas que gustan a los drafters lo suficiente como para tomarlos dentro de las selecciones top-230 son esos innings relativamente escasos y la reputación de Houston en el desarrollo de lanzadores.

Sin embargo, García ha pasado por el mismo sistema de desarrollo. Cuenta con luna bola rápida de cuatro costuras con un slider y un cambio de velocidad, y añade un lanzamiento cortante y una curva. El movimiento de sus lanzamientos también parece sólido: zig, zag, caída, movimiento, parece ofrecer algo de todo. En el Anuario de BP de este año, lo señalamos como “[tal vez] el peor clasificado y menos conocido de la actual camada de prospectos con el mismo nombre”, pero también que su mezcla de lanzamientos lo ayudó a lucir, ya que arrancó abanicadas de bateadores de Grandes Ligas.

Debutó después de pasar el 2019 repitiendo clase A y yendo a clase A-alta por primera vez, donde ponchó a más del 35% de los bateadores en cada nivel en una combinación de 108 y ⅔ innings. Si recibe la llamada para aperturas puntuales o para llenar un puesto por lesión, podría valer la pena mirarlo. Ha salido del tablero como el quinto García, en el puesto 677.

Ross Stripling, Toronto Blue Jays

Tal vez recurrir a este veterano es hacer trampa. Aunque quizá no lo sea. La rotación de los Blue Jays cuenta con Hyun-jin Ryu, quien lanzará esta temporada a sus 34 años, y luego, pues, ¿Robbie Ray? ¿Tanner Roark? ¿Steven Matz? Es discutible si alguno de esos tipos tiene más interrogantes o ventajas que Ross Stripling. Nate Pearson está esperando su oportunidad, pero ya está lidiando con una distensión en la ingle.

Mike Gianella acaba de llamar a Stripling como selección de valor de una estrella al detallar sus niveles de abridores, diciendo que es fácil olvidar el ERA de 3.51 del diestro en 2019 antes de ser Dodgerizado aún más que en 2018 y luego ser enviado a Toronto el año pasado sin poder establecerse realmente. No es un lanzador de alto octanaje, promediando alrededor de 91 mph (146.4 kph) en su bola rápida, pero todavía puede esforzarse para alcanzar 95 (152.8 kph). Tiene otros tres lanzamientos legítimos y, en un giro interesante, su característica curva tuvo más caída que nunca el año pasado. Cuando la combina con su bola rápida, el nivel de los ojos de los bateadores puede caer 20 pulgadas (50.8 cm) entre los lanzamientos.

Parte de su atractivo es también que Stripling finalmente tiene un papel definido. Actualmente se le considera el quinto abridor de Toronto. Ese es el tipo de cuestión que es fácil de pasar por alto, pero los peloteros quienes saben lo que se espera de ellos cada día que llegan al estadio puede ser un gran problema. Es como saber que un determinado día de la semana es el día de lavado o el día de la pizza. Cuando no ocurre, se siente raro. Cuando ocurre, es casi un alivio. Saldrá del tablero como el jugador número 574 en general.

Construir una plantilla de lanzadores este año será rarito. Es posible que no puedas prepararte realmente para ello, pero lanzar una red más amplia antes de lo habitual podría ayudarte a conseguir una o dos capturas decentes que te permitan llegar hasta el final de la temporada.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe