keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: © Erik Williams-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

A estas alturas de la temporada, probablemente no tenga que decirte que Shohei Ohtani es asombroso. Aunque se ha calmado un poco después de su increíblemente caliente comienzo, el híbrido lanzador abridor/bateador designado/jardinero sigue siendo el mejor jugador del béisbol por Victorias Sobre el Reemplazo (WAR, por sus siglas en inglés) sumando sus contribuciones en ambos roles.

Baseball Prospectus dedicó una semana completa a analizar la grandeza de Ohtani en julio. Pero no importa cuánta cobertura haya recibido, seguimos descubriendo nuevas formas en que Ohtani sobresale. En este caso, no solo está superando al resto de la liga en valor total, sino que también está proporcionando una producción notable en momentos decisivos, lo que lo lleva a una de las mejores temporadas por probabilidad de victoria agregada en la historia reciente.

WAR (P) puede ser la estadística que buscamos con más frecuencia para cuantificar la ventaja que un jugador proporciona a su equipo, y sirve bien a ese propósito. En igualdad de condiciones, WAR nos dice cuántas victorias adicionales en el campo proporciona un jugador, en una escala que es comprensible para cualquier fanático del juego. Resta los efectos del contexto, que los jugadores no pueden controlar, y nos dice más sobre sus propias habilidades.

Pero todo lo demás rara vez es igual. Para las aspiraciones a los playoffs y a los títulos de división, es muy importante en qué momento produce un jugador. Los hits al final del juego, con hombres en la base, en juegos apretados, influyen más en la clasificación que los jonrones al final de esos juegos que terminan con amplias diferencias en el marcador. Por lo tanto, existe otra estadística para calcular en qué medida las contribuciones de un jugador influyeron en las posibilidades de ganar, llamada Probabilidad de Victoria Agregada (WPA, por sus siglas en inglés).

Como era de esperarse, Ohtani también lidera la liga en este rubro. Pero, además, está en camino de tener una de las mejores temporadas de WPA en, más o menos, la última media década. Desde 2015, la cifra tope en WPA de una temporada (según Baseball-Reference) es el 7.4 de Anthony Rizzo. Ohtani ya posee el 30º mejor WPA en ese lapso basándose únicamente en sus méritos como bateador; agrega sus contribuciones como lanzador, y registrará alrededor de 6.5 WPA, solo un poco menos que la cifra de Rizzo.

Jugador Temporada   WPA
Anthony Rizzo 2015 7.4
Christian Yelich 2019 7.1
Shohei Ohtani 2021 6.5

Incluso si no influye en la probabilidad de ganar en un juego durante el resto de la temporada, Ohtani ya está en el tercer lugar en este lapso.

Aunque la comparación con los últimos seis años del béisbol puede parecer un lapso corto, hay un inconveniente en ir más atrás en el tiempo: las cifras de WPA por temporada individual han ido disminuyendo a lo largo de las décadas. En la página de récords de B-Ref, la mejor temporada de la década de 2010 ocupa el puesto número 39 de todos los tiempos. Esto tiene que ver con algunos factores: menos anotaciones y mejores lanzadores relevistas en los últimos años significan menos eventos que alteran la probabilidad de ganar y menos remontadas. Menos juegos con ajustado marcador, provocados ​​en parte por los equipos que practican “hundimiento”, también conducen a cambios más pequeños. Y un aumento en el número total de jugadores en el juego también tiende a diluir el tiempo de juego para los líderes de la liga, permitiendo menos oportunidades de acumular WPA.

Por estas razones, es apropiado comparar Ohtani solo con el pasado más reciente. Él tiene la oportunidad, dependiendo de los eventos de las dos últimas semanas de la temporada, de superar a Rizzo y Yelich, y llevarse la corona. Debido a que WPA es extremadamente volátil (un juego puede sumar o restar más de 0.5 victorias), existe una remota posibilidad de que Ohtani incluso suba al nivel de algunas de las grandes temporadas verdaderamente históricas, a pesar de que la era empujó su WPA hacia abajo. (Ya ha tenido dos juegos de este tipo este año, uno en mayo y otro en junio).

El tiempo de juego es parte de la razón por la que Ohtani se destaca en esta métrica. Ya he escrito acerca de lo impresionantes que son sus logros por simplemente conseguir tantas apariciones en el plato y entradas como él ha logrado que, según algunas mediciones, es la mayor cantidad combinada de la historia. Al acumular oportunidades en ambos roles, Ohtani maximiza su impacto. Pero incluso examinando solo sus apariciones como bateador, Ohtani es mejor que casi cualquier otro jugador en MLB en la edificación de WPA. (Josh Hader acaba de superar el WPA de Ohtani, pero solo por 0,1).

Aunque no está entre los líderes de la liga en ninguno de los dos roles que desempeña en el beisbol, está por encima del promedio en su puntaje de producción en momentos de apremio (Clutch, en inglés), lo que cuantifica lo oportuno de su producción. Al batear esos enormes jonrones en los momentos adecuados, logra aprovecharlos al máximo y contribuye a las escasas aspiraciones de playoffs de una plantilla que sin él sería deplorable.

Hay una razón por la que los sabermétricos tienden a preferir WAR a WPA, y es que esa producción oportuna tiende a no ser repetible. Los líderes en producción en momentos decisivos de un año rara vez lideran el siguiente. Dudo que esta sea una habilidad que Ohtani lleve consigo en futuras temporadas y, de hecho, tan recientemente como 2018 su producción era promedio.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe