keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Heliot Ramos, J, San Francisco Giants

Ubicado en el sitio 33 de nuestra actualización de media temporada de los Mejores 50 Prospectos, Ramos ha desplegado avances positivos en su ofensiva en Arizona, los cuales ya fueron notados por nuestro equipo en la Liga Californiana. Físicamente fuerte, parece más grande que las 190 libras (86 kg) que aparece en la lista, más cerca de las 200 (90 kg), y podría perder un poco de atletisismo a medida en que madura. Al plato, la velocidad del bate es plus, su potencia se despliega a todos los jardines, y ha sido constantemente puntual. Defensivamente, me ha impresionado menos, ya que no ha hecho buenas lecturas ni ha tomado las mejores rutas en su jardín. Nunca iba a ser un jardinero central, especialmente en el parque de San Francisco, lo que pone aún más presión sobre su bate para tener éxito.

David Peterson, LZ, New York Mets

Este fue mi primera mirada a Peterson, a quien no vi cuando pasó por la Liga Estatal de Florida. Físicamente fuerte, Peterson parece que puede ser un comedor de innings, uno que le recuerda los días de antaño, pero su actuación no fue acorde con las apariencias. Su material en general es apenas mediocre. La bola rápida es 91-92 (146-148 kph) con hundimiento, el cual puede conseguir contacto débil y roletazos, el slider alcanza 82 (131 kph) tiene profundidad promedio, y aunque no es un lanzador que evite bates con consistencia, puede conseguir algunos ponches. El cambio de velocidad redondea su arsenal y podría ser su mejor lanzamiento. Asentándose en los 80-82 (128-131 kph) muestra un buen desvanecimiento y velocidad de brazos y logró un montón de abanicadas feas durante el juego que vi. Se trata de un perfil de parte trasera de la rotación, en el que puedes confiar a lo largo de la temporada, pero no de un jugador de primera categoría.

Roberto Ramos, 1B, Colorado Rockies

Ramos me recuerda a muchos otros jugadores de Cuádruple-A… Brandon Allen, Jabari Blash, Carlos Peguero. Es una mole: mide 1.95 m y pesa 100 kg, y además es zurdo, lo que le permite sacar las pelotas de cualquier parque de béisbol. La velocidad del bate no es muy buena, ya que se trata más bien de un swing rígido y basado en la fuerza para obtener potencia. Su enfoque ha sido agresivo, con mucho swing y fallo. Él es básicamente un jugador de tipo Tres Resultados Verdaderos, con no muchos de los resultados positivos aquí abajo. Defensivamente está bien en primera base. No es móvil, por lo que los jardines no son opción, pero en primera hará las jugadas de rutina sólidas. Todavía no es mayor para los niveles superiores, pero tampoco es exactamente joven, así que el próximo año determinará si Colorado puede o no contar con él en el futuro.

Jarrén Durán, J, Boston Red Sox

Durán se abrió camino hacia Doble-A en su primera temporada completa, y en mis primeras observaciones este año me han impresionado hasta ahora sus habilidades ofensivas. Al plato tiene un swing simple, con velocidad del bate promedio que batea a todas direcciones dependiendo de lo que el lanzador esté lanzándole. Puede conectar lanzamientos afuera hacia el otro lado, toletear una pelota en la mitad interior e incluso alcanzar base en algunos roletazos al cuadro. Esta es la tela de un potencial bateador por encima de la media, aunque carece mucho de potencia. Su swing no está diseñado para ello, y tampoco tiene mucha fuerza en las manos/muñecas, dándole una puntuación por debajo de la media. Defensivamente el brazo es marginal, por lo que en realidad sólo perfila al jardín izquierdo, aunque con su velocidad por encima de la media también puede jugar en el central.

Jason Delay, R, Pittsburgh Pirates

Nunca se le conoció por su poder ofensivo, pero su guante detrás del plato hizo a Delay titular durante cuatro años en Vanderbilt, y eventualmente, una selección de cuarta ronda. Es un defensor arriba del promedio, alguien quien hace todo lo que se le pide: bloquea, recibe, y tiene un muy buen brazo. Tiene la capacidad de pedir los lanzamientos adecuados, y debe alcanzar las Grandes Ligas sólo basado en su defensiva. Pero jamás será una amenaza ofensiva, ya que la velocidad de su bate es lenta y carece de poder. Aunque será mejor que, digamos… Jeff Mathis al plato, siempre será un receptor defensivo en la plantilla.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe