keyboard_arrow_uptop
2023 SABR Analytics Conference Research Awards: Voting Open Now!
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez 

La Situación: Cal Quantrill llegó al campamento primaveral compitiendo por ser el quinto abridor con Logan Allen. Ninguno consiguió el trabajo, lo que hizo que Quantrill volviera a la filial de Triple-A, El Paso. Después de cinco aperturas ahi, los Padres anunciaron que Quantrill arrancaría el miércoles contra los Braves.

El Trasfondo: Hijo del antiguo grandeliga Paul, Quantrill ha sido drafteado dos veces: por los Yankees en la 23ª ronda del draft de 2013, y en la 8º posición por los Padres. Tres años en Stanford fueron un acierto para el lanzador diestro, ya que su bonus por firmar fue de $3.9 millones, a pesar de la cirugía de Tommy John en marzo 2015 y haber perdido su tercer año con el Cardinal. Hizo su debut en junio 2016, lanzando para los Padres de la Arizona League antes de ver acción en la temporada corta con Tri City y Fort Wayne de Low-A ese año.

El 2017 vio cómo Quantrill se movía rápidamente, debutando para Lake Elsinore de High-A en la California League. Realizó 14 aperturas ahí, con una ERA de 3.67, avanzando a San Antonio, en Doble-A. Ahí es donde Quantrill acabó el año, con 8 aperturas para los Missions con una ERA de 4.07.

2018 comenzó con Quantrill de regreso en San Antonio: 22 aperturas después, le trasladaron a El Paso a pesar de acumular números irregulares para los Missions. El jugador de 23 años llevó bien jugar para los Chihuahuas, con 8 aperturas en las que mostró algo del potencial que le permitió ser escogido tan alto en el draft dos años atrás. En sus cinco salidas esta temporada en Triple-A, Quantrill lanzó 25 entradas con una ratio de 24/8 K/BB.

Informe de Ojeo: El arsenal de Quantrill está formado por una bola rápida, un cambio y un slider. La rápida es tanto de cuatro como de dos costuras, aunque lanza la primera de manera más frecuente. Los informes sobre su velocidad varían, desde 90-96, aunque más frecuentemente de 92-93.

El cambio de Quantrill es lo mejor de sus armas, aunque hay que poner un asterisco. A veces, Quantrill ha tenido problemas para mantener el control de su lanzamiento. Cuando está bien, es un envío fuerte que despista a los bateadores. Otras veces, se pierde y se convierte en algo que los bateadores batean con alegría. Mejorar la consistencia de su mejor lanzamiento marcará la diferencia en el rol futuro de este diestro en grandes ligas.

Después de usar una bola curva y un slider antes en su carrera, Quantrill se ha asentado en el slider como su principal lanzamiento con efecto. Lo lanza a 81-84, y Quantrill ha mostrado destellos de ser un lanzamiento sobresaliente. No tanto como el cambio, el éxito de Quantrill con el slider depende en lo bien que pueda lanzarlo un día cualquiera. Mucho movimiento ascendente, pero también falla en la consistencia. Como el cambio, dominar ese lanzamiento le convertiría en un lanzador mucho más atractivo.

Quantrill está asegurado en la lomita. No es tímido, y está dispuesto a lanzar cualquier envío en cualquier momento. Esa mentalidad de bulldog, forjada a través de éxitos y fracasos en ligas menores, no se puede cuantificar, pero sin duda es algo muy valioso.

Futuro inmediato en grandes ligas: Con Quantrill en las ligas mayores, los Padres tienen una rotación de seis hombres por segunda vez este año. La primera vez que pasó, Pedro Avila fue retirado después de solo una apertura. Por otro lado, Quantrill se une a una rotación donde el abridor más viejo tiene 27 años (Matt Strahm). Si Quantrill muestra aptitudes para eliminar bateadores, podría ser un problema para Eric Lauer o Joey Lucchesi. Ambos lanzadores tienen una ERA por encima de 4.00, con Lauer tocando 5.00. Con los Padres solo dos juegos por detrás del liderato de la LN Oeste esta temporada, una aparición fuerte podría mantener a Quantrill en las mayores. Por otro lado, es razonable esperar que esto es solo una llamada puntual para ayudar a un equipo sin días libres. –Samuel Hale

Impacto en Fantasía: Los Padres están una vez más sacando mucho talento de la cantera, esta vez con su prospecto número 11, para ayudar a una rotación que no tendrá ningún día de descanso en dos semanas. A Quantrill la ha ido bien en cinco aperturas en ligas menores, incluso si su ERA de 4.68 no es exactamente algo sobre lo que escribir. El jugador de 24 años poncha a casi un bateador por entrada, aunque mantiene un promedio de bases por bolas sólido, más del 7%. El control es bueno, y es producto de una combinación de rápidas y cambios de velocidad que ha superado a sus rivales en ligas menores. Su éxito en grandes ligas vendrá definido por la capacidad de su slider, lo que le dará una tercera arma de garantías.

Como se menciona arriba, la adición de Quantrill a la rotación le da a los Frailes seis abridores, lo cual no es tan común en ligas mayores. La decisión es un producto de un staff dominado por brazos jóvenes y el afán del equipo de preservar innings preciados, pero el lanzador extra es poco convencional, y en caso de que los Padres vuelvan a una rotación de cinco abridores, es lógico que Quantrill regrese a El Paso, o peor, al bullpen. Por ahora, no voy a opinar. Al margen de la mezcla de sus lanzamientos, sus primeras dos salidas serán contra los Braves y los Mets, dos equipos que están entre los diez que más carreras anotan. Incluso si evita a los Mets, su segunda entrada podría llegar en Coors Field, de lo cual, eh, tampoco voy a hablar. –Mark Barry

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe