keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!

Traducido por Marco Gamez

Las entradas extras son divertidas. Vemos escenarios locos, como relevistas trabajando en salidas mucho más largas, jugadores de posición lanzando para resguardar los brazos cansados, y jugadores que pagan tan caro su esfuerzo que raramente son alineados al día siguiente.

Durante el fin de semana de apertura del béisbol, hubo siete partidos de entradas extras de 49 encuentros programados (14.3 por ciento). Combinado entre 2000 y 2016, el 8.5 por ciento de todos los partidos fueron a entradas adicionales, lo que realmente no es mucho.

Pero la cuestión de los partidos de extra-innings es que son largos. Los partidos de entradas extra en promedio duran ahora tres horas y 55 minutos. Eso es mucho béisbol para que el aficionado promedio lo digiera, y mucho menos disfrute plenamente cuando surgen otros problemas más apremiantes de la vida.

El comisionado de MLB, Rob Manfred, ha declarado en repetidas ocasiones su compromiso con los problemas de ritmo de juego. Limitar las visitas al montículo, implementar relojes de lanzamiento e incluso colocar a un corredor en segunda base en entradas extras son algunas de las ideas que han flotado y/o implementado. El problema es que estas soluciones afeitan segundos, no horas, a la longitud del juego.

Si Manfred realmente quisiera acelerar el juego, ¿por qué no eliminar las entradas adicionales y permitir los empates al final de las nueve entradas? El último empate oficial de la MLB llegó no hace mucho tiempo, fue en un partidos entre los Pirates y los Cubs el 29 de septiembre del 2016. Como el resultado no tendría efecto en la lucha por la postemporada, y los equipos no volverían a encontrarse, el juego concluyó así por causa de la lluvia. Todos se maravillaron con esa rara experiencia.

Ahora, claro, probablemente haya muchos argumentos en contra de cambiar el entorno actual. Siempre existe el argumento de que los juegos empatados son aburridos y que alguien debe ganar. Pero dos equipos pueden terminar empatados. Dos equipos pueden igualar en un día determinado e irse a casa dividiendo ese partido: sentir que ganaron o perdieron dependerá de cada persona involucrada y de cómo luzca la tabla de posiciones.

De hecho, FiveThirtyEight demostró que los empates eran la norma cuando el béisbol se limitaba a la luz del día. Así que, en realidad, no sería antitradicional estar a favor de los juegos igualados, y sería una manera mucho más efectiva de reducir el tiempo de juego que cualquiera de las soluciones propuestas.

Al aceptar los empates, los jugadores podrían estar mucho más descansados ​​en los playoffs. Y sí, la clasificación se vería afectada, pero tal vez no tanto como crees.

La temporada pasada, las carreras de los playoffs habían terminado básicamente en septiembre. Los Dodgers, Astros, Cubs, Nationals e Indians ya habían ganado sus divisiones. El Comodín de la Liga Nacional era básicamente un candado a mediados de septiembre. La única competencia por los playoffs que llegó al límite fue entre los Yankees y los Red Sox, y eso fue para ver quién sería el anfitrión de la Serie Divisional de la Liga Americana y quién enfrentaría a los Twins en el juego por el Comodín.

Estas fueron las posiciones finales de 2017:

AL East W L AL Central W L AL West W L
BOS 93 69 CLE 102 60 HOU 101 61
NYA 91 71 MIN 85 77 LAA 80 82
TBA 80 82 KCA 80 82 TEX 78 84
TOR 76 86 CHA 67 95 SEA 78 84
BAL 75 87 DET 64 98 OAK 75 87
NL East W L NL Central W L NL West W L
WAS 97 65 CHN 92 70 LAN 104 58
MIA 77 85 MIL 86 76 ARI 93 69
ATL 72 90 STL 83 79 COL 87 75
NYN 70 92 PIT 75 87 SDN 71 91
PHI 66 96 CIN 68 94 SFN 64 98

Si, en cambio, MLB hubiera permitido empates, la clasificación de 2017 se habría visto así:

AL East W L T AL Central W L T AL West W L T
NYA 84 65 13 CLE 94 57 11 HOU 97 56 9
BOS 77 66 19 MIN 82 74 6 LAA 69 73 20
TBA 75 74 13 KCA 74 79 9 OAK 71 78 13
TOR 66 74 22 CHA 61 87 14 SEA 70 79 13
BAL 62 83 17 DET 63 93 6 TEX 69 78 15
NL East W L T NL Central W L T NL West W L T
WAS 88 60 14 CHN 81 64 17 LAN 95 53 14
ATL 68 76 18 MIL 77 67 18 ARI 88 61 13
MIA 69 79 14 SLN 78 68 16 COL 83 68 11
NYN 66 83 13 PIT 64 80 18 SDN 66 81 15
PHI 58 83 21 CIN 65 84 13 SFN 51 89 22

Nota: Para este ejercicio, tomé cada partido que llegó a entradas extras, “terminé” el partido en la parte inferior de la novena entrada y lo declaré como empate.  Mira de cerca. Casi nada cambia. Claro, hay competencias más cerradas. Boston parecía más propenso a perder el comodín ante Tampa Bay o Kansas City. La Central de la Liga Nacional fue más disputada. Diablos, si no fuera porque los Angels empataron 20 partidos, habrían terminado en el sótano de la División Oeste de la Liga Americana. Los únicos equipos que cambiaron posiciones en la clasificación serían Atlanta y Miami por el segundo lugar en la División Este de la Liga Nacional y Texas y Oakland por el tercer y el último lugar en el Oeste de la Liga Americana.

Los playoffs reales, sin embargo, sí habrían cambiado. Houston habría obtenido ventaja de local en los playoffs. Minnesota habría sido sede del juego por el Comodín contra Boston. Los Yankees todavía habrían jugado contra los Indians, pero como segundo y tercer sembrado. Y en la Liga Nacional…habría sido lo mismo.

Sí, los empates se consideran aburridos. Raramente se ven en la NFL y prácticamente no existen en el béisbol o el baloncesto. Pero pueden ocurrir, y existen regularmente en otros deportes destacados. Y no hay ninguna razón por la que no deberían ocurrir. Si Manfred se toma en serio la disminución de la duración del juego, debe considerar seriamente los empates. Las posiciones al final de la temporada pueden no cambiar mucho de lo que eran, pero todos las podríamos seguir más cerca.

(Exención del escritor: De hecho, me encantan los juegos de entrada extra).

Gracias a Devan Fink por su colaboración.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe