keyboard_arrow_uptop
BP360 now on sale! A yearly subscription, '23 Annual & Futures Guide and t-shirt for one low price
Image credit: ©Gary A. Vasquez-USA Today Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Oyes cosas sobre lesiones. Los Twins se han quedado fuera de la competición por la División  Central, en gran parte porque tienen 18 (¡!) jugadores en la lista de lesionados. Los Rays se han mantenido en la contienda a pesar de que sus jugadores se han perdido 1,969 partidos. En el otro lado de la lista, los Guardians sólo han perdido 602 partidos, el menor número de las Mayores, y actualmente sólo tienen un jugador, Anthony Gose, en la congeladora. Ya sea por la juventud del equipo (los lanzadores más jóvenes y los bateadores más jóvenes de las Mayores, fácilmente) o por su entrenamiento (probablemente ambas cosas), es una de las razones por las que se han colado como tercer cabeza de serie en la postemporada de la Liga Americana. (Todos los datos aquí son hasta los juegos del sábado).

Comparar las lesiones de un año a otro nunca es sencillo. En 2020, por supuesto, tuvo una temporada acortada, un entrenamiento de primavera abreviado y la pandemia. El tamaño máximo de la plantilla, que fue de 25 hasta 2019, subió a 30 al inicio de la temporada y fue de 28 a partir de mediados de agosto. En 2021, volvimos a ver estragos de la pandemia y una plantilla de 26 jugadores. (A más jugadores, más posibles lesiones, pero también más carga de trabajo compartida). Este año, la temporada empezó tarde tras una pretemporada acortada por el paro laboral, lo que en teoría aumenta el riesgo de lesiones. También tuvimos la sustitución de la lista de lesionados de 10 días para los lanzadoras por la de 15 días, lo que tal vez desalentó las colocaciones en la lista por lesiones menores.

Por otra parte, en las dos últimas temporadas se ha reducido el tamaño tradicional de la lista de convocados de septiembre de hasta 40 jugadores a sólo 28. Esto ha dado lugar a que muchos más jugadores lleguen a la lista de lesionados en septiembre, ya que en años anteriores no había ninguna razón para despejar una plaza en la plantilla (como sabe cualquier jugador de fantasía que haya tenido que apelar al comisionado para sustituir a alguien que se lesionó en septiembre). Así que tomen las comparaciones de año en año con un grano de sal.

Dicho esto, ha habido una tendencia notable este año, con los Twins y los Rays y un puñado de otros equipos siendo excepciones a la regla. Estos gráficos se han elaborado a partir de la sección de Puntos de Dolor del Índice de la Lista de Lesionados, que muestra los períodos en la lista de lesionados hasta la fecha en una temporada:

En 2022 se han producido menos lesiones de brazo (brazo, mano, antebrazo, codo y hombro) que en 2021. En 2022 se han producido menos lesiones de pierna (pie, cadera, pantorrilla, rodilla y muslo) que en 2021. En 2022 se han producido menos lesiones de otro tipo (cabeza, cuello, torso y espalda) que en 2021. Si nos centramos en los detalles, en 2022 se han producido menos lesiones en las manos, el antebrazo, el codo, la cabeza/cuello, el torso, el pie, la rodilla y la parte superior de la pierna que en 2021. Esto ha dado lugar a un número considerablemente menor de lesiones en 2022 (792) que en 2021 (919), lo que supone un descenso del 14%. Además, ha habido menos días perdidos por lesiones de mano, codo, cabeza/cuello, torso, cadera, pantorrilla, rodilla y muslo en 2022 que en 2021, lo que supone un descenso del 4% en días pasados en la lista de lesionados. No son cifras pequeñas. Las lesiones han disminuido notablemente.

Sí, la temporada aún no ha terminado, pero casi lo está. Y sí, tal vez la plaza de 15 días para los lanzadores ha tenido un impacto, pero ¿un impacto del 14%? Una gran parte de la disminución son los isquiotibiales—53 periodos de  en lo que va de 2022, frente a los sorprendentes 111 del año pasado—pero eso representa menos de dos quintos de la mejora. Como se ha señalado anteriormente, las lesiones en otras siete partes del cuerpo están por debajo de los niveles de 2021. Es un repunte de base amplia.

¿Por qué los jugadores están más sanos? He aquí algunas conjeturas.

2020 en el retrovisor. El año de la pandemia tuvo importantes repercusiones. Los jugadores entraron en la temporada con menos entrenamiento del habitual. No sólo se iniciaron los entrenamientos de primavera, se interrumpieron y se volvieron a poner en marcha, sino que en el interregno se cerraron los gimnasios. Esto provocó lesiones, algunas de las cuales se prolongaron hasta 2021. Y una temporada de 60 partidos dio a los jugadores muchas menos repeticiones con las que construir una base para 2021. Ningún lanzador lanzó más de 84 entradas, ningún bateador tuvo más de 267 apariciones al plato. Eso preparó el escenario para las lesiones no sólo en 2020, sino también en 2021. La pérdida de tiempo de entrenamiento de los jugadores por los protocolos COVID-19 también influyó.

Menor carga de trabajo de los lanzadores. En 2019, 61 lanzadores calificaron para el título de carreras limpias admitidas (una entrada lanzada por juego de equipo jugado). En 2021, lo hicieron 39. Este año, 43 lanzadores lo han logrado y cuatro más están en camino. En 2019, 39 relevistas lanzaron al menos 70 entradas, cayendo a 25 el año pasado y solo 11 hasta la fecha este año, con cuatro más en camino. Si una de las lecciones de 2020 es que los jugadores necesitan una línea de base de trabajo para la máxima durabilidad, tal vez 2022 está ilustrando los límites superiores de esa línea de base.

Menos riesgos en las bases. Es casi seguro que estableceremos un mínimo histórico de triples en una temporada completa en la MLB. Estamos en camino a un nadir de la Era Divisional de sólo cinco jugadores con al menos 30 bases robadas. En total, 2,903 corredores en segunda anotaron con un sencillo en 2019, en comparación con 2,885 en 2021 y 2,810 hasta la fecha este año. Menos sprints y barridas a todo lo que da pueden evitar lesiones en las piernas y en las manos.

Mejor acondicionamiento. A menudo se dice que la próxima frontera de la analítica es la prevención de lesiones. Desde el punto de vista del público, no tenemos muchos datos al respecto, pero podríamos estar viendo el resultado de las inversiones que los equipos han hecho en su infraestructura de entrenamiento.

El volumen de bajas en la lista de lesionados se mantiene por encima del nivel anterior a la pandemia y es probable que siga así. Dicho esto, puede que hayamos pasado lo peor. Las cifras de 2022, aunque sólo son de una temporada, son alentadoras.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe