keyboard_arrow_uptop
2023 SABR Analytics Conference Research Awards: Voting Open Now!
Image credit: Brad Mills-USA Today Sports

Traducido por Marco Gámez

Empecemos. En cuanto al título de este artículo, mi opinión es que la anotación de carreras en la MLB fue la más baja desde 1976, hace casi 50 años.

La temporada de 1976 fue hace mucho tiempo. Casi todo el personal aquí en BP no había nacido todavía. Ambos JMV de ese año ya fallecieron al igual que, trágicamente, el Novato del Año de la Liga Americana, Mark Fidrych, quien tuvo más juegos completos ese año (24) que las Ligas Americana (17) o Nacional (19) tuvieron este año. En 1976, hubo rumores persistentes de que, debido a la poca asistencia y el deterioro del estadio, uno de los equipos en el Área de la Bahía, permanentemente el segundo en importancia del mercado, podría mudarse a otro lugar, pero a diferencia de los A’s de hoy, estos eran los Giants. Billy Martin comenzó la temporada como mánager de los Yankees y de hecho duró todo el año. Y fue la última temporada antes de la agencia libre, ya que el árbitro Peter Seitz había anulado la cláusula de reserva del béisbol en diciembre del año anterior.  El propietario de los A’s, Charlie Finley, se dio cuenta de que no podría competir para retener algunos de sus jugadores, por lo que, para recaudar dinero con el fin de pagar a otros, vendió las estrellas Rollie Fingers y Joe Rudi a los Red Sox y Vida Blue a los Yankees en junio. El comisionado Bowie Kuhn anuló las transacciones, Finley perdió los tres jugadores (y otros) de todos modos, además los campeones de la División Oeste de la Liga Americana entre 1971-75 y campeones de la Serie Mundial entre 1972-74 perdieron más de 93 juegos durante tres años consecutivos a partir de 1977.

El punto es que fue hace mucho tiempo. Y si has seguido la historia del béisbol, probablemente estés pensando: “No, estás equivocado con respecto a las carreras anotadas”. Aquí presento un gráfico de carreras por juego desde 1976. A lo largo de este análisis, consideraré solo temporadas completas. No incluí 1981, 1994, 1995 o 2020.

Hubo 3.99 carreras por juego en 1976. Hubo 4.28 este año. En los años intermedios… bueno, aquí tenemos esta tabla.

Menos C/J desde 1976
Año Carreras por Juego
2014 4.07
1978 4.10
1992 4.12
1989 4.13
1988 4.14
2013 4.17
2015 4.25
1990 4.256
1984 4.257
2022 4.28

Las 4.28 carreras por juego en 2022 son las décimas más bajas desde 1976. Obviamente, esa cifra no es la más baja. Me equivoqué, ¿verdad?

Este es el tema que usaré a lo largo de este artículo: manzanas con manzanas. El béisbol ha cambiado con los años. Algunos de los cambios afectan los resultados de manera obvia. Bajaron el montículo, redujeron la zona de strike y agregaron cuatro equipos de expansión en 1969, y el OPS de la MLB aumentó 50 puntos. Pero no podemos ver el promedio de bateo de .273 de Rod Carew en 1968 y su .332, líder en la liga en 1969, y decir cuántos de esos 59 puntos que ganó se debieron a los cambios en el juego en 1969 en comparación con el año anterior. Pero hay algunos cambios que podemos y debemos remover.

Hay tres. Este es el primero.

El Bateador Designado

De 2021 a 2022, la cantidad de carreras anotadas por juego bajó de 4.46 a 4.34 en la Liga Nacional. En la Liga Americana descendió de 4.60 a 4.22. ¿El declive más pronunciado en la Liga Americana se debió a que sus bateadores eran menos habilidosos? No, es porque la Liga Nacional dejó de dar casi el cinco por ciento de sus apariciones en el plato a jugadores que batearon .110/.149/.140 en 2021. Sí, la mayoría de los lanzadores no batearon mucho, pero los bateadores emergentes de la Liga Nacional batearon solo .210/.301/.351 en 2021. En 2022, los BD de la Liga Nacional registraron .238/.316/.402.

Es verdad, en 1976, los lanzadores no eran tan ineptos en el plato como lo fueron en 2021. La regla BD estaba en solo su cuarta temporada, y todos los lanzadores habían bateado en su carrera amateur y profesional. Aún así, los lanzadores de la Liga Nacional batearon apenas .150/.192/.182. Ellos arrastraron las carreras anotadas en toda la MLB esa temporada y cada temporada posterior hasta que se adoptó el BD universal.

Por lo tanto, para comparar las carreras anotadas antes de 2022, debemos eliminar el efecto del bateador designado. Aquí están las carreras de la Liga Americana por juego desde 1976:

Las 10 temporadas con más baja anotación de carreras en los juegos de la Liga Americana son un poco distintas a las de la MLB en general.

Menos C/J desde 1976 – LA
Año Carreras por Juego
2014 4.18
1978 4.20
2022 4.22
1989 4.29
1990 4.30
1992 4.32
2013 4.33
1988 4.36
2015 4.39
1984 4.42

Ahora 2022 es la tercera temporada con la cifra más baja de carreras anotadas desde 1976. Estoy más cerca.

Pero… esto no es exactamente correcto. Desde 1973 hasta 1996, cada juego de la Liga Americana contó con un bateador designado. Sin embargo, a partir de 1997, con los juegos interligas, ese no fue el caso. La regla del BD estuvo vigente solo en los juegos efectuados en la casa de los equipos de la Liga Americana. Estas cifras son las mismas que en la tabla anterior, pero con carreras por juego calculadas solo para juegos en los estadios de béisbol de la Liga Americana. (Se podría argumentar que la distinción no es necesaria en 2022. Es cierto que hubo un bateador designado en todos los juegos de la Liga Americana, pero mantuve la distinción de estadios de béisbol de la Liga Americana para comparar).

Menos C/J desde 1976 – Estadios LA
Año Carreras por Juego
2014 4.18
1978 4.20
2022 4.26
1989 4.29
1990 4.30
1992 4.32
1988 4.358
2013 4.361
2015 4.38
1984 4.42

No hay grandes cambios, solo algunos pequeños. La temporada 2022 sigue siendo la tercera con la más baja anotación de carreras desde 1976. Mi afirmación de que las carreras anotadas por juego en 2022 estuvieron en su nivel más bajo desde 1976 todavía no parece cierta. La tercera cifra más baja, tal vez. Pero, ¿la más baja?

No he concluido aún.

El Corredor Zombi

Sabías que esto vendría, ¿verdad?

Todos los años hasta 2020, el béisbol era un juego en el que cada entrada comenzaba sin outs ni corredores en base. A partir de 2020, según dijeron entonces debido a COVID-19, las entradas extras comenzaron con un corredor en la segunda base.

En 1976, la temporada menos productiva, los equipos de la MLB jugaron 33,937 ⅓ entradas en las primeras nueve entradas de los juegos, anotando 15,133 carreras, un promedio de 4.01 por cada nueve entradas. En entradas extra, jugaron 988 ⅓ entradas adicionales, anotando 359 carreras, un promedio de 3.24. Súmalas, y obtendrás 3.99.

En 2022, los equipos de la MLB jugaron 42,547 ⅓ entradas en las primeras nueve entradas de los juegos, anotando 20,223 carreras, un promedio de 4.28 por cada nueve entradas. En entradas extra, jugaron 528 entradas adicionales, anotando 594 carreras, un promedio de 10.13 por cada nueve entradas. Súmalas, y obtienes 4.35.

Hasta 2020, la cantidad de carreras anotadas estuvo levemente disminuida en las entradas adicionales, lo que redujo los promedios por juego completo en relación con la anotación en las primeras nueve entradas. Con el Corredor Zombi, es un juego diferente, que comienza en la décima entrada uno en el que los equipos anotan más de una carrera por entrada. El cambio de reglas ha tenido un efecto saludable significativo en la anotación de carreras.

Entonces, para hacer una comparación de manzanas con manzanas, debemos revisar las carreras anotadas en las primeras nueve entradas de los juegos de la Liga Americana jugados en casa desde 1976.

Cerca, pero no del todo todavía.

Menos C/9 desde 1976 – Estadios LA, Entradas 1-9
Año Carreras por Nueve Entradas
2014 4.18
2022 4.19
1978 4.25
1989 4.346
1990 4.355
2013 4.31
1992 4.37
2015 4.38
1988 4.40
1982 4.41

 Jugadores de Posición que Lanzan

Si va a Stathead e ingresa una búsqueda de juegos con un jugador de posición lanzando en 1976, no obtiene resultados. Hágalo nuevamente para 2022, y una vez que elimine todas las aperturas de Ohtani, obtendrá 132 líneas. De esas, 57 apariciones fueron en las primeras nueve entradas de los juegos en los estadios de béisbol de la Liga Americana. En esos juegos, los jugadores de posición lanzaron 57 ⅓ entradas y permitieron 57 carreras. Quita esos y esto es lo que obtienes.

Y aquí lo tienes.

Menos C/9 desde 1976 – Estadios LA, Entradas 1-9, Sin Jugadores de Posición Lanzando
Año Carreras por Nueve Entradas
2022 4.17
2014 4.18
1978 4.25
1989 4.345
1990 4.354
2013 4.36
1992 4.37
2015 4.38
1988 4.40
1982 4.41

Antes de bajar a la sección de comentarios, permítanme evitar un par de objeciones. Primero, el BD y el Corredor Zombi son reglas. Albert Pujols lanzando una “bola rápida de cuatro costuras” a 59.6 mph (96 kph) no lo es. Pero la explosión de jugadores de posición lanzando ha reforzado las ofensivas. Es una elección, y una que hace que las diferencias abultadas en el marcador sean quizás más entretenidas, si no más interesantes. Exagera el rendimiento ofensivo.

La segunda objeción es más seria: Si no fuera por los jugadores de posición, un lanzador de los más rezagados en el cuerpo de relevistas estaría en el montículo. Puede que no esté lanzando caramelos a 60 mph (97 kph), pero estaría mucho más cerca del nivel de reemplazo que el promedio de la liga.

Me parece bien. El lanzador promedio de la Liga Americana permitió 4.19 carreras en las primeras nueve entradas de los juegos en casa en 2022. Digamos que en lugar de un jugador de posición, los equipos lo sustituyeron por un lanzador que era dos carreras peor, un CP de 6.19. De manera similar, en 2014, reemplacé las 8 ⅓ entradas lanzadas por jugadores de posición (que permitieron ocho carreras) por un lanzador promedio de la liga más dos carreras por nueve entradas.

El resultado es el mismo, aunque más cercano: 4.178 carreras por nueve entradas en 2022, 4.182 en 2014.

El año 1976 fue hace mucho tiempo. Si eliminas el ruido intermedio (el bateador designado, los corredores zombis y los jugadores de posición lanzando), llegas a una conclusión ineludible. Las carreras anotadas por juego en 2022 estuvieron en su nivel más bajo desde que Gerald Ford estaba en la Casa Blanca.

Gracias al comentarista jssharo por señalar esto: “¿Cuánto afecta a estos números que la Liga Nacional use el bateador designado?” (Respuesta: MUCHO. ¡Excelente pregunta!) Gracias a Tom Gieryn por recuperar los datos sobre los partidos de locales de los equipos en la Liga Americana; aporte muy por encima de mi nivel salarial.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe