keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Kevin Jairaj-USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

Muchos de nosotros, yo incluido, esperábamos que esta fuera una fecha límite de non-tenders catastrófica para los jugadores. Las razones eran obvias. Una temporada acortada y sin público ha supuesto una presión financiera sin precedentes para todas las franquicias. Solo eso bastaría para que su manera de evaluar a los peloteros que llegan a su cuarto, quinto o sexto año de contrato fuera cautelosa. Sin embargo, además de eso, las reglas de la MLB hacen que la posición financiera de los equipos sea inadmisible en las audiencias de arbitraje. A los propietarios les preocupaba que los salarios de los jugadores se comparasen con los percibidos durante las mucho más rentables temporadas de 162 juegos. Entonces, pensamos que podríamos encontrarnos en un escenario en que los equipos se deshiciesen de más de 100 jugadores que eran elegibles para arbitraje.

No fue, ni de lejos, tan pronunciado. Es cierto que se alcanzó un récord y 57 peloteros fueron cortados, pero si lo comparamos con los 56 del 2019 y los 41 del 2018 podemos afirmar que no fue tan malo.

Por supuesto que hubo nombres importantes a los que se les dio el non-tender. Kyle Schwarber, Eddie Rosario, Adam Duvall o Archie Bradley. Pero, ¿cómo ha sido en comparación con años anteriores? ¿Ha sido peor?

Vamos a empezar con 2018. Ese año hubo 21 bateadores y 20 lanzadores a los que se les dió el non-tender. Ocho de ellos (cuatro bateadores y cuatro lanzadores) no jugaron en las Mayores en 2018. Los otros 17 bateadores tuvieron 6.889 apariciones en el cajón en las que acumularon un DRC+ de 96 y un WARP de 18.3. Jonathan Schoop alcanzó un WARP de 4.7 y aun así los Brewers le dieron el non-tender. Avisaíl García tuvo 3.7 y no siguió con los White Sox. Caleb Joseph no continuó en Toronto pese a un 2.5. Otros cinco bateadores se movieron entre el uno y el dos de WARP. Schoop, García, Yangervis Solarte y Billy Hamilton calificaron para el título de bateo.

La temporada siguiente justificó la decisión. 17 de los 21 bateadores que recibieron el non-tender volvieron a jugar, pero sus apariciones en el cajón fueron solo de 3.513, un 49% menos. Su DRC+ fue solo de 88 y su WARP conjunto, 3,3, cayó en un 82%. Solo García y Flores tuvieron un DRC+ por encima de 100 y solo Flores y James McCann tuvieron una victoria por encima del nivel de reemplazo.

A los lanzadores solo les fue un poco mejor. En 2018, los 16 lanzadores que recibieron non-tender y que lanzaron en las Mayores se combinaron para 748 ⅓ entradas, 108 de DRA- y 2.7 victorias. De los 20 lanzadores con non-tender, hubo 14 que lanzaron la campaña siguiente. Lograron un DRA- de 111 y un WARP de 1,4 en 455 ⅓ entradas. Mike Fiers tuvo un WARP de 1,4, así que lo que los otros 13 acumularon cero sobre el valor de reemplazo.

En 2018, por tanto, los non-tender se repartieron equitativamente entre lanzadores y bateadores. En general, todos rindieron peor en 2019. El único de los 41 que generó una victoria fue Fiers. Las decisiones tomadas por los equipos fueron las acertadas.

En 2019 hubo igualdad: 28 bateadores y 28 lanzadores recibieron non-tenders. Todos, menos uno, jugaron en las Mayores en 2019. Los bateadores fueron un grupo mucho menos impresionante que el año anterior: 7.206 apariciones en el cajón, un DRC+ de 83 y un WARP de 9,2. Yolmer Sánchez (2,1 WARP), C.J. Cron (1,3) y Maikel Franco (1,1) fueron los únicos con más de una victoria sobre el nivel de reemplazo.

21 de los 28 jugaron en 2020. Se combinaron para un DRC+ de 93 y un WARP de 3 en 1.640 apariciones. César Hernández se fue hasta el 1,1 de WARP (3 si hubiera jugado 162 juegos). Junto con Franco y Kevin Pillar fueron los únicos tres peloteros con non-tender que calificaron para el título de bateo. Esos mismo tres, junto a Travis Shaw, fueron los únicos que proyectaron al menos uno de WARP si hubiesen disputado 162 partidos. La mayoría de los bates a los que se les dio el non-tender jugaron muy poco (una media de 52 apariciones en el cajón) o no lo hicieron en absoluto.

En 2019 el grupo de lanzadores a los que se le dio el non-tender se combinaron para un DRA- de 102 y un WARP de 1,7 en 818 ⅔ entradas lanzadas. Casi todos fueron relevistas. Kevin Gausman fue el único que lanzó más de 100 episodios. La reducida carga de trabajo hizo que Junior Guerra fuera el único con más de una victoria.

Importante. Solo 16 de los 28 lanzadores con non-tender en 2019 jugaron en 2020. Los que lo hicieron, sin embargo, estuvieron bien. Gausman (1,7 victorias) fue el mejor abridor de los Giants y Taijuan Walker (0,5) se recuperó de dos temporadas plagadas de lesiones. Blake Treinen (0,6) tuvo una temporada sólida después de un mal 2019. Como grupo, los 16 a los que se le dio una oportunidad acumularon un buen 92 de DRA- y un 5,4 de WARP (14,6 en una temporada normal). Pero lanzaron solo 382 entradas. Una media de poco menos de 18 y que de seguir a ese ritmo hubiera sido poco más de 48 para una campaña de 162 juegos.

Gausman, Walker, Treinen, Hernández y Pillar fueron los únicos a los que fue un error ofrecer el non-tender.

Y llegamos a los non-tender del 2020. Ha habido 57. 27 para bateadores (26 jugaron en las Mayores) y 30 a lanzadores (25 jugaron en las Mayores). Los bateadores se combinaron para 2.980 apariciones en las que generaron un DRC+ de 90 (por debajo de la media). Su 4,3 de WARP, sin embargo, se proyectaba para 11,6 de haber habido 162 partidos. Rosario, no obstante, fue el único con un WARP por encima de 1. Otros seis estaban en ritmo de haber alcanzado dicha cifra.

Entre los lanzadores volvió a haber mayoría de relevistas. Tyler Anderson es el único que calificó para el título de efectividad. Él, José Ureña, Carlos Rodón, Ariel Jurado, y Chi Chi González fueron los únicos en abrir algún partido. Sumaron 411 ⅓ episodios con un 2,2 de WARP y un 108,5 de DRA-. Solo hay tres (Chasen Shreve, Ryan Tepera y Matt Andriese) que estuviesen en ritmo de llegar al 1 de WARP, se quedaron a medio camino exacto.

Aquí tenemos un sumario. Primero el 2018:

Acumulado Jugador medio
PA DRC+ WARP PA WARP
Bateadores 2018 6.889 95 18,3 386 0,8
Bateadores 2019 3.513 88 3,3 170 0,0
IP DRA- WARP IP WARP
Lanzadores 2018 784,3 108 2,7 48,7 0,0
Lanzadores 2019 455,3 111 1,4 25,0 0,1

Y aquí el 2019:

Acumulado Jugador medio
PA DRC+ WARP PA WARP
Bateadores 2019 7.206 83 9,2 231 0,2
Bateadores 2020 1.640 93 3,0 52 0,0
  En una temporada de 162 juegos 4.428 93 8,1 140 0,0
IP DRA- WARP IP WARP
Lanzadores 2019 818,7 101 1,6 19,7 0,0
Lanzadores 2020 382,0 92 5,4 17,8 0,3
  En una temporada de 162 juegos 1.031,4 92 14,6 48,1 0,8

No sabemos qué pasará en 2021, pero aquí tenemos el resumen de los jugadores que han recibido el non-tender:

Acumulado Jugador medio
PA DRC+ WARP PA WARP
Bateadores 2020 2.980 90 4,3 99 0,2
  En una temporada de 162 juegos 8.046 90 11,6 266 0,4
IP DRA- WARP IP WARP
Lanzadores 2020 411,3 108 2,2 48,7 0,0
  En una temporada de 162 juegos 1.110,6 108 0,0 47,3 0,0

Este año se parece más a 2019 que a 2018. En 2019, al igual que en 2020, los principales non-tenders se dieron a los bateadores: Cron, Pillar, Addison Russell y Domingo Santana. Esto tiene sentido, los bateadores con non-tenders obtuvieron mejores números, al menos en términos de victorias, que los pitchers, entre los que los relevistas fueron la norma.

Sin embargo, los lanzadores se desempeñaron mejor la temporada siguiente. Sí, ha sido una muestra de 60 juegos, pero 14 de los 16 lanzadores aportaron victorias fraccionales a sus equipos. De los 21 bateadores que jugaron en 2020, solo ocho tuvieron un WARP por encima de cero.

Igualmente, en 2020, los non-tenders más sorprendentes han sido para los bateadores, pero los más numerosos han sido para relevistas. Por supuesto que los equipos van a equivocarse con algunos bateadores, como los Phillies hicieron con Hernández el año pasado. Pero no te sorprendas si, como grupo, son los relevistas los que terminan generando más valor total. Los brazos del bullpen pueden ser sustituibles, pero eso no les quita valor.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe