keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Jayne Kamin-Oncea - USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez

TRASFONDO DEL JUGADOR
En este punto, el currículum de Altuve habla por sí solo. Es un seis veces All Star, triple campeón de bateo, cinco veces Silver Slugger, y fue el JMV de la LA en 2017. Su DRC+ no ha bajado de 116 desde 2013, y ha sido un fijo en las primeras rondas de cada draft de fantasía durante los últimos cinco años. Las alegaciones recientes han pinchado un poco la burbuja de reputación de Altuve, pero salvo que el Escándalo de Trampas de los Astros haya sido solo la punta del iceberg, podemos decir que Altuve ha sido un bateador muy bueno. Probablemente.

Aunque ha sido conocido por unir una velocidad de élite con una herramienta de golpeo de élite, Altuve pegó 31 jonrones en 2019, y necesitó solo 124 juegos para hacerlo. Su porcentaje de slugging de .550 fue la mejor marca de su Carrera. En vez de batear como solía hacerlo, Altuve bateó al lado natural un sorprendente 50% de pelotas bateadas (el máximo de su carrera), lo que es 10 puntos porcentuales más que cualquier temporada desde 2016. Casi un cuarto de sus pelotas bateadas abandonaron el parque, algo que terminó no siendo sostenible para su conjunto de habilidades, pero sus niveles de contacto siguieron a un nivel alto con un promedio de bateo sobre bolas en juego ligeramente por encima del promedio de la liga.

Para el propósito de las ligas de fantasía, el mayor (y único) inconveniente de la gran campaña 2019 de Altuve fue que dejó de correr. Solo intentó 11 robos en la temporada, seis de ellos con éxito. Si tienes 30 jonrones y un promedio de .300 en una alineación fuerte, las bases robadas no son nada más que un sabroso extra, pero fue decepcionante si estabas esperando al tipo que robó 30 o más bases en cada temporada de 2012 a 2017. La falta de velocidad bajó su valor un poco, pero Altuve todavía terminó con un valor aproximado de $19, según las valoraciones de Mike Gianella de 2019, el 48º mejor jugador en ligas de 15 equipos mixtas. En retrospectiva, el tiempo perdido probablemente dolió más que los robos fallados.

QUÉ FUE BIEN EN 2020
Eh, no demasiado.

Supongo que no estaba en peligro de que le rompieran el jersey después de un dramático jonrón ganador. Eso es algo.

En caso contrario…

QUÉ FUE MAL EN 2020
Veamos algunos puntos bajos del 2020 para Altuve:

  • Promedio de bateo de .219 (el peor número de su carrera)
  • Porcentaje de alcanzar base de .286 (el peor de su carrera)
  • Porcentaje de slugging de .344 (el peor de su carrera)
  • Ratio de porcentaje de strikeout del 18.6% (el peor de su carrera)
  • Ratio de abanicar y fallar del 9.8% (el peor de su carrera)
  • DRC+ de 79 (empatado con el peor de su carrera)

Claramente, la mayoría del poder que mostró Altuve en 2019 lo abandonó en 2020, ya que mandó la pelota al lado natural de manera menos frecuente, y su ratio HR/FB bajó hacia el promedio de su carrera. Todavía consiguió un montón de contacto en lanzamientos a la zona, pero persiguió muchos más fuera, ofreciéndose a lanzamientos altos mucho más esta temporada que en cualquier otra desde sus tiempos de novato en 2011.

Quizás el mayor indicador del rendimiento pobre de Altuve fue su inhabilidad para perseguir bolas rápidas. En 2020, Altuve bateó .248 contra las rápidas. Fue la primera vez en su Carrera que bajó de .280 contra las rectas, y la primera vez desde 2013 que bateó por debajo de .300 en bolas rápidas. Sin ese dominio, Altuve tuvo problemas tanto para dirigir la pelota como para hacer buen contacto, como evidencian estos ránkings de Statcast:

Nada de esto es para decir que Altuve ha sido materialmente alterado por el Escándalo de Trampas de los Astros. Dicho esto, es un momento inoportuno para tener la peor temporada estadística de su carrera, fallando gravemente a lanzamientos por primera vez.

EL MÁS ALLÁ
Llega un punto en la carrera de los jugadores en el que la estrella se apaga y la producción ya no está presente. A veces es un descenso gradual, y a veces simplemente se acaba. Escribí sobre este fenómeno antes de la temporada (como hace 37 años) en el caso de Buster Posey. Me pregunté: “¿Cómo entendemos la mortalidad de las superestrellas y el descenso gradual hacia la mediocridad, o peor?”.

Entonces… ¿Es José Altuve malo ahora?

A juzgar por su postemporada de 2020 hasta ahora, la respuesta ha sido un sonado “No”. La postemporada es obviamente una muestra más pequeña en una temporada llena de muestras pequeñas, pero Altuve está bateando .296/.424/.630 hasta el Juego Uno de la SCLA. Ha caminado más que se ha ponchado, y ya ha conectado tres jonrones en 33 apariciones al plato, después de batear solo cinco durante la temporada regular.

Más que nada, parece ser el viejo José Altuve. Eso no es ni científico ni analista, pero, aunque muchos números de Altuve fueron sus peores marcas esta temporada, muchos datos de pelotas bateadas fueron sorprendentemente similares a sus años de All-Star.

Cuando Altuve ganó el JMV de la LA en 2017, sus métricas de pelotas bateadas se veían algo así:

Líneas Rodados Elevados Lado natural Medio Lado contrario
Altuve 21% 49% 30% 42% 35% 23%

Oh, espera, lo siento. Eso es de su pútrida temporada 2020.

Aquí están los datos de 2017:

Líneas Rodados Elevados Lado natural Medio Lado contrario
Altuve 24% 46% 33% 41% 39% 20%

En realidad, me he vuelto a equivocar. Disculpa. Eso es de 2018, cuando terminó con una línea de bateo de: .316/.386/.451.

De acuerdo, aquí está la campaña de MVP:

Líneas Rodados Elevados Lado natural Medio Lado contrario
Altuve 20% 47% 33% 41% 39% 20%

Finalmente, he alineado los tres años para tu placer estético:

Líneas Rodados Elevados Lado natural Medio Lado contrario
Altuve ‘17 20% 47% 33% 41% 39% 20%
Altuve ‘18 24% 46% 30% 41% 39% 20%
Altuve ‘20 21% 49% 30% 42% 35% 23%

Ya hemos establecido que la temporada 2019 de Altuve parecía la extraña, ya que vendió todo su poder al lado natural. Funcionó, por supuesto, pero funcionó de tal manera que lo cambió como bateador. Claro, pegó muchos más rodados durante la temporada regular 2020, pero realísticamente, iba extendiendo las bolas bateadas de manera similar a su éxito anterior. Y aunque los resultados eran malos, Altuve sufrió durante períodos de 200 apariciones al plato en su carrera, en los cuales su OPS apenas llega al .700. Siempre ha rebotado.

Para propósitos de fantasía, todavía estoy preocupado sobre la falta de velocidad, pero la velocidad de sprint de Altuve que marca Statcast es todavía muy buena. Puede ser solo la temporada de la Ley de Murphy, donde todo sale mal y solo estaba en base para intentar robar algo. Incluso si Altuve roba 10-15 bases, en vez de 30 y tantas, su promedio de bateo debería llevar un buen número y ser fundamental en la categoría.

En general, estoy todavía en el carro de Altuve, especialmente en un lugar bajo del draft, algo que probablemente veamos después de una campaña 2020 bastante dura.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe