keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Orlando Ramirez - USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez

ANTECEDENTES
Pocos jugadores en la memoria reciente han jugado como Wil Myers. Apareció como un gran prospecto. Empezó como receptor, y fue desplazado rápidamente a los jardines en las ligas menores, para después ocupar algo de tiempo en la tercera y primera base en las mayores y las menores. Ha actuado principalmente de jardinero desde 2019.

Los informes de los ojeadores indicaban que Myers podría contribuir mucho en robos de base. Si lo comparamos con otros primeras bases, parecía ser similar a Paul Goldschmidt (o, si eres mayor como yo, Derrek Lee o Ryan Klesko). Si uno lo comparaba con otro tercera base, podría parecerse a alguien como Hanley Ramírez o David Wright. Como jardinero, su perfil de poder y velocidad era menos único, como tenemos muchos ejemplos de jardineros de poder/velocidad.

A pesar de todo su talento, el camino de Myers no ha sido perfecto. Es justo culpar a las lesiones, porque en tres temporadas ha pasado al menos 80 días en la lista de lesionados (2014, 2015, y 2018). Sus dos primeras temporadas completas sanas lo vieron contribuir mucho en las ligas de fantasía, ya que Myers terminó 28/28 en 2016 y 30/20 en 2017. Después, sufrió una lesión en 2018, y siguió con un completo (pero decepcionante) 2019 en el que terminó 18/16 y pegó .239 en 55 juegos, el peor dato de su carrera.

¿Se estaba recuperando de un 2018 plagado de lesiones? En este punto, los jugadores de fantasía no sabían que esperar. Afortunadamente, pudieron conseguirlo a un descuento.

LO QUE FUE BIEN EN 2020

Para empezar, Myers estuvo sano, un logro no menor en su carrera. También cambió su tendencia en los ponches: después de ubicarse en el rango del 27% durante 2017-18, su ratio de ponches creció, el peor dato de su carrera, al 34.3% en 2019. Eso lo ubicó quinto entre los peores bateadores con al menos 300 apariciones al plato. Su ratio de swings y strikes también subió al 10.6% las dos temporadas previas al 13.6% en 2019. En 2020 corrigió esos números y registró una ratio de ponches del 25.7% con una ratio de swings y strikes del 10.8%.

La ratio de contacto de Myers rebotó, particularmente en lanzamientos a la zona de strike. También mejoró la calidad de su contacto, y registró un 14.8% de golpes con la porra del bate. Eso le dejó entre el 7% mejor de la liga y le ayudó a conseguir la mejor ratio de su carrera de contacto fuerte. Más inclinación en su perfil de bola bateada (38% elevados, el segundo mejor porcentaje de su carrera) más los golpes más duros resultaron en el mejor porcentaje de HR/FB de su carrera, 27.8%. Su porcentaje de slugging de .606 lo ubica como el octavo mejor entre los bateadores calificados en 2020, con buenos resultados conseguidos con justicia.

LO QUE FUE MAL EN 2020

Quizá no sea una sorpresa en la temporada corta, pero su total de bases robadas bajó de 16 en 2019 a solo dos en 2020. Sí, tuvo la mitad de las apariciones al plato, pero incluso doblando su total de esta temporada lo podría dejar con solo un cuarto de robos que los que tuvo el año pasado. Le dieron luz verde con menos asiduidad, aunque los Padres lideraron las mayores en bases robadas con 55. Aunque muchas de sus lesiones estos años no tenían nada que ver con sus piernas, quizá la bajada de bases robadas simplemente se deba a su lugar en el orden de bateo. Solía batear en medio de la alineación estas últimas temporadas, pero en 2020 ha pasado más tiempo bateando sexto y séptimo. Sus números de velocidad no parecen mucho peores que los años anteriores, y a su equipo le gusta correr. Espero que esta temporada sea una anomalía y Myers rebote positivamente la temporada que viene.

Honestamente, la velocidad es mi única gran queja sobre su temporada. Ninguna de las otras grandes métricas indica algún problema con el juego de Myers. Su ratio de pasaportes bajó de su usual 10% al 8%, pero abanicó menos a los lanzamientos fuera de la zona y mejoró su contacto en la zona. Por eso, no estoy preocupado por su visión. Myers no ha tenido grandes diferencias en cuanto a lanzadores diestros y zurdos, como sí pasaba en 2019. Cuando está sano, suele ser un jugador productive.

EL MÁS ALLÁ

Mejor contacto y más pelotas sobre la verja significaron que su promedio de bateo fue merecidamente ganado, pero dadas sus tendencias históricas, es seguro asumir que caerá de .270 en una temporada completa. Incluso si eso fuera cierto, ¿podrías quejarte sobre un promedio de .250 si pegara 30 cuadrangulares otra vez y volviera a correr? Y hay una oportunidad de que, si su contacto se mantiene así de alto en 162 juegos, podría batear .280 una vez más.

Myers empató en el 15º lugar por el mejor DRC+, junto con nombres como Corey Seager (tiene sentido), Ronald Acuña, Jr. (parece un poco bajo) y Anthony Santander (espera, ¿qué?). Estuvo en el 7% o mejor en las categorías de xSLG, WOBA, y xWOBA. Así que una vez más, estos resultados tienen su apoyo.

Estoy listo para invertir en él en 2021 y más allá. Sin embargo, el ingrediente decisivo de su valor serán esas bases robadas ¿Es este año una aberración? Si vuelve a robar al menos 15 bases por temporada, no sería una sorpresa si consigue hacer un año de 30/15 con muchas carreras y RBIs, dadas las estrellas emergentes de la alineación de los Padres.

Y, por supuesto, te tendrás que preocupar por la salud de Myers cada año. No hay problemas recurrentes en la misma parte del cuerpo, pero a veces las lesiones constantes son casi más preocupantes, porque muestra que el cuerpo del jugador no aguanta. Tienes que añadir algo de tiempo perdido en tus proyecciones, así que es más probable un año 25/10 en la evaluación segura de Myers. Además, cuanto más bajen las bases robadas, más necesitarás que repita su promedio de 2020 para mantener su valor de fantasía alto. Si camina en el alambre y cae a algún lado del percentil 50º, todavía lo compraré la temporada siguiente. Lo que significa que empeorará, solo para fastidiarme.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now

Kevin Jebens

Editor and writer obsessed with the Cubs, fantasy baseball, and nerd culture.

@KevinJebens
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe