keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!
Image credit: Ken Blaze-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Más de esta serie: semana 1, semana 2, semana 3, semana 4, semana 5, semana 6, semana 7

En esta serie, examinamos cómo las gerencias y la dirección técnica en el campo están desplegando estrategias en el curso de esta extraña temporada de 60 juegos. No estamos viendo las tendencias macro, como corredores en segunda base en extra innings o lesiones de lanzadores. Más bien, nos centramos en las diferentes maneras que cada equipo está buscando maximizar sus posibilidades de llegar al torneo ampliado de postemporada de este año.

Aquí hay algunas tendencias para los juegos hasta el 19 de septiembre.

Carga de trabajo de los relevistas

 Ya revisé la carga de trabajo de los relevistas en la semana 4 de esta serie. Comparé el número de veces que los relevistas lanzaron más de una entrada en comparación con la duración promedio de las salidas de los lanzadores abridores. Si el equipo tiene un promedio de alrededor de seis entradas por salida (como lo era Cleveland en ese momento), habrá menos salidas largas de relevo que para un equipo cuyos lanzadores tienen un promedio de menos de cuatro entradas por salida (como lo era Tampa Bay en ese momento). Encontré que los Orioles se destacaban, ya que tenían lanzadores de relevo lanzando una entrada casi tres veces en cada dos juegos, por mucho el líder en las Grandes Ligas, a pesar de que el cuerpo de abridores sólo promediaba para ser los décimos peores en Grandes Ligas. Aquí hay un gráfico actualizado. Los innings lanzados por cada abridor están en el eje X, número de apariciones de relevo de más de un inning en el eje Y.

Nada ha cambiado mucho. Los Rays siguen teniendo las salidas más cortas, los Indians las más largas. Los Orioles y los Astros todavía tienen las salidas más largas en relación con los innings por salida, los Royals y los Giants las más cortas.

En este artículo, quiero ver cómo los equipos tratan a cada relevista en vez de a su personal en conjunto. El año pasado, por ejemplo, Álex Claudio de Milwaukee lideró las Ligas Mayores con 83 juegos lanzados en relevo, mientras que su compañero Junior Guerra lideró las entradas de relevo, con 83 y 2/3. Adam Kolarek, que dividió su tiempo entre los Rays y los Dodgers, apareció en 27 juegos sin días de descanso entre ellos. En 2018, Brad Ziegler lanzó en 82 juegos para los Marlins y los Diamondbacks, Josh Hader de Milwaukee lanzó 81 y 1/3 entradas de relevo, y Sergio Romo de Tampa Bay apareció en 28 juegos sin descanso.

Hagamos que el 40% sea nuestro límite para juegos y entradas. Definiremos una carga de trabajo pesada como el 40% de los juegos de equipo y 0.4 entradas por juego. En una temporada de 162 juegos, significa 65 juegos y 65 entradas. Y Baseball-Reference proporciona un recuento de relevos que no aparecen en ningún descanso. Aquí están los datos, gráficamente, en la era de los 30 equipos que entran en esta temporada.

Las barras grises, etiquetadas como “ZDR/G”, son el número de relevistas que aparecen con cero días de descanso (o dos veces en partidos dobles) por partido de equipo. Se ha mantenido en el rango de 0.6-0.7 cada año desde 2004. La línea negra sólida, “40% of G“, es el número de relevos que aparecen en al menos el 40% de los partidos de su equipo, es decir, 65 apariciones. La mayoría de ellos andan entre 60 y 80. La línea punteada, “0.4 IP/G”, es el número de relevistas que promedian 0.4 entradas por juego de equipo, es decir, 65 IP. Ha estado entre mediados de los 40 y mediados de los 50 en los últimos años.

Antes de que te muestre cómo van las cosas este año, déjame hacerte una confesión. Cuando me meto en muchos proyectos de investigación, tengo una idea de lo que encontraré. Esto no quiere decir que tenga “un pulgar en la balanza”, sólo que tengo una corazonada. Probablemente tú también la tengas. Hemos visto mucho béisbol, pensamos mucho en el juego, así que tenemos ideas.

En este caso, pensé que por un lado, podría haber menos relevistas con cargas de trabajo pesadas. Ya está el mínimo de tres bateadores, los bullpens ampliados, un montón de partidos dobles, y la falta de acondicionamiento al entrar en la temporada. Todo eso podría hacer que los mánagers se relajen a la hora de llamar a sus relevistas favorecidos.

Por otro lado, ¡sólo hay 60 partidos! Ningún relevista va a lanzar ni siquiera 40 entradas este año. Además, con sólo una semana para terminar la temporada, sólo los Pirates y los Red Sox han sido matemáticamente eliminados de la postemporada, y 12 de los 15 equipos de la Liga Nacional están a tres juegos de jugar pelota de octubre. Eso sugeriría una mayor carga de trabajo de relevo mientras los equipos corren hacia la línea de meta. Pensé que eso ganaría el día. Y me equivoqué.

El año pasado hubo 60 relevistas quienes aparecieron en el 40% de los partidos de su equipo. En 2018, hubo 68. Este año, vamos por el camino de los 59. El año pasado, hubo 53 relevistas que lanzaron 0.4 innings por juego de equipo. En 2018, hubo 58. En lo que va de año, hay 58.

No hay grandes cambios allí. Pero en 1,560 partidos, han aparecido 833 relevistas sin días de descanso. Eso es un 53%, una caída del nueve por ciento desde el año pasado. En ninguna temporada desde 1999 los mánagers han sido tan reacios a usar a relevistas en días consecutivos.

Estás pensando, “Sí, pero todos esos partidos dobles”. ¿Pero eso no debería hacer que los equipos se inclinen más a usar relevistas en días consecutivos? Si juegas un partido doble el domingo y un partido sencillo el lunes, ¿no necesitarías usar a uno de los que aparecieron el domingo? Al menos eso es lo que pensé. Pero como ya dije, me equivoqué.

Pero ha habido variaciones entre los equipos.

  • Los Dodgers, Rockies y Tigers han utilizado a cuatro relevistas en 40% de sus partidos. Los Cardinals, Cubs, Mariners, Reds, Twins y Yankees no tienen a ninguno.
  • Los Angels, Braves, Rockies y Tigers cuentan con cuatro relevistas quienes promedian 0.4 innings por partido. Los Astros, Mariners, Padres, Reds y Twins no tienen a ninguno.
  • Los Royals han utilizado a un relevista sin días de descanso en 47 ocasiones, un promedio de 0.90 por partido. Los Nationals en 41 ocasiones, un promedio de 0.82. Los Angels a 43, promediando 0.81. Ningún otro equipo usó a 40. Por otro lado, los Mariners han utilizado a un relevista sin días de descanso sólo nueve veces, 0.17 veces por juego. Los Brewers lo han hecho 14 veces, o un promedio de 0. Todos los demás equipos lo han hecho al menos 21 veces. La mayoría fueron similares el año pasado, pero los Royals fueron los quintos más bajos en 2019. Mike Matheny está mucho más dispuesto a usar relevistas sin descanso que Ned Yost.

En resumen, siete equipos han superado el promedio en las tres medidas de carga de trabajo de lanzadores de relevo.

Equipo >40% de partidos >0.4 IP/Juego ZDR/Juego
Rockies 4 4 0.53
Tigers 4 4 0.51
Royals 3 3 0.90
Angels 3 4 0.81
Dodgers 4 3 0.60
Mets 3 3 0.54
Rays 3 3 0.70

Y siete equipos se han mantenido por debajo del promedio en las tres:

Equipo >40% de partidos >0.4 IP/Juego ZDR/Juego
Cubs 0 1 0.48
Reds 0 0 0.49
Astros 1 0 0.44
Twins 0 0 0.48
Yankees 0 1 0.44
Mariners 0 0 0.17
Cardinals 0 0 0.43

Todo puede, obviamente, cambiar en esta última semana de juego. Pero hasta la fecha, los equipos en general no están forzando a sus relevistas, y son particularmente reticentes a utilizarlos en días consecutivos.

Actualización sobre el Bateador Designado Universal

 En la semana que terminó el 19 de septiembre, entre los equipos de la Liga Nacional, sólo los Braves (Marcell Ozuna), Brewers (Daniel Vogelbach), Cardinals (Brad Miller), Dodgers (Justin Turner), Nationals (Marcus Thames), Pirates (Colin Moran), y Rockies (Matt Kemp) utilizaron al mismo bateador designado en la mayoría de sus juegos. Todos los clubes de la Liga Americana, excepto cinco, confiaron en un bateador designado en más de la mitad de sus partidos. No le fue bien a la Liga Nacional.

  • Hasta el 1 de agosto: Liga Nacional .190/.290/.350, Liga Americana .205/.282/.390
  • Semana que termina el 8 de agosto: Liga Nacional .225/.292/.389, Liga Americana .233/.315/.430
  • Semana que termina el 15 de agosto: Liga Nacional .239/.308/.422. Liga Americana .240/.326/.411
  • Semana que termina el 22 de agosto: Liga Nacional .275/.357/.464, Liga Americana .210/.296/.371
  • Semana que termina el 29 de agosto: Liga Nacional .244/.321/.420, Liga Americana .234/.321/.425
  • Semana que termina el 5 de septiembre: Liga Nacional .233/.323/.459, Liga Americana .279/.370/.440
  • Semana que termina el 12 de septiembre: Liga Nacional .280/.354/.459, Liga Americana .195/.277/.363
  • Semana que termina el 19 de septiembre: Liga Nacional .206/.303/.338, Liga Americana .254/.329/.448

Al entrar en la última semana de la temporada, los BB.DD. de la Liga Americana están apenitas adelante sobre los del Viejo Circuito, bateando .230/.316/.410 vs. .231/.315/.403. Mientras todos observamos el tumulto de los playoffs en la Liga Nacional—ocho equipos, separados por cuatro y medio partidos, a la caza de cuatro puestos de postemporada—la batalla por la supremacía de los BB.DD. entre las Ligas será otra fuente de excitación (para nerds). Estaré publicando actualizaciones cada mañana en Twitter si no puedes soportar la espera hasta el final de la temporada. Hablando de eso, el próximo reporte de esta serie será un día después para incorporar los juegos del próximo domingo. Nos vemos entonces.

Todos los datos están actualizados hasta los juegos del domingo 19 de septiembre y se obtienen en Baseball Reference, Stathead Baseball y FanGraphs.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe