keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!
Image credit: Cary Edmondson-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

Si bien la producción de Clayton Kershaw (cuando está sano) se ha mantenido estable en los últimos años, él, como todos los lanzadores, ha sufrido los estragos de la edad. La velocidad de la bola rápida de Kershaw se redujo constantemente entre 2015 y 2019, perdiendo casi cuatro millas por hora (6.4 kph). Pero entonces llegó 2020 y su envío rápido resucitó: en una modificación sin precedentes, ha vuelto a casi 92 mph (148 kph).

Kershaw no es el único que registra lecturas extrañas de recta esta temporada. Una mirada al as de los Dodgers y a sus contemporáneos muestra que muchos lanzadores, esta temporada, muestran lecturas de velocidad inusuales; los lanzadores de mediana edad, en particular, parecen mantener su velocidad.

Varios veteranos comparables viven un renacimiento de sus lanzamientos rápidos. Uno de los otros lanzadores que el público ha notado es Jacob deGrom, quien, a la edad de 32 años (sí, realmente tiene 32, la misma edad que Kershaw), ha agregado casi dos mph (3.2 kph) a su rápida. El as de los Mets cruza regularmente la celebrada cifra centenaria, un registro que rara vez alcanzó antes.

Es atípico que los lanzadores agreguen o resten mucha velocidad a su bola rápida, y este año está ocurriendo más que nunca. (La siguiente tabla está limitada a lanzadores que han usado más de 100 rectas en 2020 y 200 por año entre 2017-2019).

Cambio de velocidad
Porcentaje de lanzadores de 2017 a 2019 Porcentaje de lanzadores en 2020
+2.0 mph/3.2 kph
2.9 3.2
-2.0 mph/3.2 kph
1.8 4.0

Un par de marcas en el registro de la pistola de velocidad en un tipo de lanzamiento pueden no parecer mucho, pero ten en cuenta que es un cambio asociado con un movimiento significativo en las tasas de ponches y bases por bolas, sin mencionar una efectividad de ~ 0.6 menos en los casos de los aumentos de velocidad. El viejo adagio es correcto: todo depende de la bola rápida, por lo que cuando mejora la velocidad de un lanzador, esto tiende a llevar el resto de su arsenal a un nivel superior.

No es extraño que un lanzador sume o reste dos millas por hora (3.2 kph) de una temporada a otra, pero una cantidad de ellos mayor que nunca lo está haciendo este año. La diferencia es especialmente pronunciada para aquellos que pierden velocidad: tantos lanzadores han perdido dos millas por hora (3.2 kph) este año como lo hicieron en las dos temporadas anteriores sumadas. Esto va en contra de las historias de Kershaw y deGrom esta temporada, que parece ser un patrón asociado con la edad.

Hay un factor de confusión importante en este análisis y ese es el cambio de MLB a Hawkeye esta temporada. En teoría, un ajuste del sistema de seguimiento podría producir velocidades aberrantes. Pero las lecturas que estoy usando ya están ajustadas al parque de la mejor manera posible, lo que debería eliminar los errores sistemáticos importantes de las mediciones. Y no hay una buena razón que explique por qué algunos lanzadores están viendo grandes baches y caídas en la velocidad de la bola rápida, mientras que la mayoría de los otros están dentro de sus rangos normales.

Como sugieren los estudios de los casos de Kershaw y deGrom, el cambio en la velocidad de la bola rápida entre los lanzadores abridores no se distribuye de manera uniforme entre los rangos de edad. Parece haber tres grupos de lanzadores que están lidiando con la temporada corta de diferentes maneras. Los lanzadores jóvenes (que defino como menores de 29 años) tienden a tener normalmente velocidades bastante constantes, cambiando en menos de .1 mph (0.16 kph) en las tres temporadas anteriores y lo mismo este año. Los lanzadores de mediana edad, según mi definición entre 30-34 años, tienen una disminución mucho menor esta temporada de la que normalmente tienen (pérdida de velocidad promedio de -.17 mph (-0.27 kph) en 2020, frente a aproximadamente -.3 mph (- 0.48 kph) de 2017-2019). Y los lanzadores viejos (35 y más) están sufriendo mucho este año, perdiendo más de 1 una marca completa cuando normalmente pierden sólo alrededor de -.3 mph (- 0.48 kph) en su recta. (Cambiar los límites de estos tres grupos en uno o dos años en cada dirección no alteró el patrón general).

Esos son los datos de toda la liga. Pero revisar detalladamente a cada lanzador individual proporcionará una posible historia diferente para cada uno. Kershaw fue a Driveline Baseball este verano para prepararse para la temporada; ¿Es eso lo que aumentó su velocidad en la bola rápida? (También lo hizo   Yusei Kikuchi, otro lanzador mayor con una sólida ganancia de +2 mph (+3.2 kph) en su bola rápida). Tal vez los lanzadores estén prosperando en mantener la fuerza a través de mejorados métodos para el desarrollo de jugadores. Por otro lado, todo el arsenal de deGrom ha estado en una ruta similar a la de Benjamin Button hacia cada vez más altas velocidades durante los últimos cuatro años, y no tiene ninguna asociación con un instituto de rendimiento como Driveline, ni con ningún régimen de entrenamiento particularmente innovador, que sepamos.

Y luego está el hecho de que esta tendencia se está mostrando específicamente en la temporada recortada. Quizás haya algo especial en el calendario de sesenta (o menos) juegos que permite a los lanzadores de mediana edad maximizar su nivel de esfuerzo mientras sus viejos y jóvenes colegas no pueden mantener el ritmo. Por el contrario, tal vez son lo suficientemente flexibles como para sobrevivir a los viajes y a las dobles jornadas mientras sus más frágiles hermanos mayores se desmoronan.

Pero hay tantas variables esta temporada, desde el cambio de zona de strike pasando por las reglas sobre el uso de sustancias pegajosas hasta otra nueva pelota, que tratar de relacionar algunas velocidades de lanzador con cualquier fuente parece una tontería. Tal vez sea la vanguardia de una nueva ola de desarrollo de jugadores, o tal vez sea la mutación única de un año extraño. De cualquier manera, es impresionante ver a jugadores como Kershaw y deGrom agregar velocidad a una edad en la que la mayoría de los lanzadores comienzan a perder sus atributos.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe