keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports - Patrick Breen, Patrick Breen/The Republic

Traducido por Carlos Pérez 

Lo que dicen las armas

La primera elección del draft de este año también fue el primero en nuestro ránking de los 30 Mejores Prospectos del Draft. Spencer Torkelson estaba destinado a eso después de su explosión como novato de la universidad de Arizona State cuando superó el récord de jonrones de jugadores de primer año por 14 (fijado anteriormente por Barry Bonds). Los números son ridículos, y no hablo solo de las pelotas que mandó fuera del estadio en su periplo como jugador de los Sun Devils.

En 129 juegos a nivel colegial registró una línea de bateo de .337/.463/.729 con más bases por bolas que ponches. Este año fue incluso más, le trataron como a Barry Bonds, y casi la mitad de sus 31 pasaportes fueron bases por bolas intencionales. La cautela de los lanzadores contrarios tiene sentido, porque Tork no solo batea con poder, también tiene un buen promedio, y suele llegar a base. Todo esto es resultado de un enfoque y mecánica muy simple.

En el instituto, su postura fue abierta y demasiado extendida. Un cambio en la universidad le llevó a cerrar su postura y acercarse más a la base, lo que permitía que su rodilla caiga, dándole a las caderas una transición de poder instantáneo. Su swing se parece al de Sammy Sosa salvo en el golpe con la punta de los dedos, cubriendo bien el plato y conectando poder hacia todos los campos, con un buen timing, y siempre con balance.

Lo que dicen los escépticos

¡Tiempo de curiosidades! La última vez que un primera base de instituto fue elegido en primer lugar del draft fue: nunca. Adrián González fue el último jugador de instituto en esa posición en ser elegido primero en 2000, así que no es algo común. Es probable que Tork juegue en la primera base mucho tiempo, aunque ha jugado de exterior en años recientes. Un ojeador de la Liga Americana me dijo: “Intenta ubicarlo en el jardín izquierdo tanto como sea posible, y si termina en primera o como bateador designado simplemente significa que su bate es demasiado bueno para dejarlo fuera de la alineación”.

No es el monstruo hercúleo que uno espera dada su reputación. Mide 1.87m y tiene una buena complexión, y sacrifica el movimiento lateral rápido por fuerza, dadas sus marcas por debajo de la media para atletismo y velocidad. No es sorprendente dado su perfil, ya que se espera que pegue tan fuerte a la pelota que no necesite correr más que al trote.

Está lejos de ser el paquete completo, pero de nuevo, no se espera eso de él.

Lo que dice la predicción

“Quizá lo mejor sería ubicarlo en el quinto lugar en el Día Inaugural”, dijo un ojeador sobre una probable selección de Torkelson por los Tigers. Aunque el apunte puede ser un cumplido sobre sus herramientas ofensivas, podría ser un indicativo del estado actual de la plantilla de Detroit. La organización necesita un jugador de impacto en el que puedan creer que será una pieza fundamental del sistema.

Lo que le falta al historial de desarrollo de Tork es ser retado constantemente. Cualquier bache en el camino puede ser una buena oportunidad para ver cómo se ajusta a la competición. Es probable que se mueva por las menores sin muchos problemas, y debería llegar a las mayores junto otros preciados prospectos como Casey Mize y Matt Manning. A ningún equipo le gusta usar la palabra “reconstrucción”, pero este jugador es un gran paso en la dirección correcta.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe