keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!
Image credit: Dan Hamilton - USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Tuve el gusto de escribir el “Reporte de los cerradores” para esta publicación el año pasado, así que pensé arrancar este 2020 con un resumen de la posición de cerrador. El punto es que te pongas al tanto de los cambios que han ocurrido desde que terminó la pasada temporada. Comenzamos con la Liga Americana esta semana y veremos a la Liga Nacional la que viene.

Toronto Blue Jays

Ken Giles debería tener el trabajo después de lograr un 1.87 ERA y 14.09 K/9 en 53 entradas durante 2019. El equipo ha estado muy activo hasta ahora este invierno, haciendo parecer que creen que tienen una oportunidad de competir por al menos un puesto de Comodín cuando los Red Sox recortan su nómina. Si Giles es vendido (los Yankees están interesados) o se lesiona a principios de la temporada, no te sorprendas si Toronto se vuelve hacia el reciente fichaje japonés Shun Yamaguchi. Yamaguchi ha sido abridor en Japón en los últimos años, pero comenzó su carrera como cerrador y por ahora está previsto que sea relevista. Entre 2009 y 2012 trabajó exclusivamente como cerrador y acabó con 104 salvamentos sobre 247 entradas con un ERA de 2.51.

Baltimore Orioles

Parece que el bullpen de los Orioles será uno a evitar, como lo fue en 2019. Mychal Givens es el probable candidato a cerrar, y no quieres nada con su ERA de 4.57, incluso con su tentadora tasa de ponches del 33.1%. Richard Bleier y Hunter Harvey también figuran en la lista, pero ninguno de ellos inspira nada.

Tampa Bay Rays

Emilio Pagán y Diego Castillo regresan del elenco del año pasado en Tampa. Pagán tuvo una fuerte segunda mitad con 15 salvamentos y un ERA de 2.91, mientras que Castillo hizo ocho salvamentos y 17 retenciones con un ERA de 2.91. Pagán tiene el mejor potencial de ponches con un 36%. Sin embargo, no descarten a Nick Anderson, ya que podría pasar fácilmente por encima de ambos con su fuerte tasa de ponches del 41.7%, respaldada por una tasa de strikes abanicados del 19.3%. Anderson cerró en las ligas menores pero sólo tiene un salvamento en las Mayores.

Boston Red Sox

Brandon Workman fue un hallazgo para los Red Sox en un bullpen que mató cualquier oportunidad de competir la temporada pasada. El bullpen de Boston tuvo 31 salvamentos fallidos con sólo el 52% de sus oportunidades de salvamento convertidas. Workman alcanzó los mejores resultados de su carrera en ERA (1.88), WHIP (1.03), y la tasa de ponches (36.4%). Sin embargo, también caminó al 15.7% de los bateadores que enfrentó, y su tasa de strikes abanicados del 12.9% indica que probablemente excedió su techo. Los Sox comenzarán con Workman pero podrían pivotear hacia Matt Barnes o Ryan Brasier, a menos que agreguen un brazo o dos antes de los entrenamientos de primavera.

New York Yankees

::Bostezo:: Aroldis Chapman obviamente será el cerrador otra vez. Sin embargo, dado que en los últimos años ha sido algo propenso a lesionarse, no hay que olvidar que Adam Ottavino y Zack Britton volverán a ser los remplazos si Chapman cae. Los Yankees todavía podrían añadir otro brazo a través de algún intercambio, con nada menos que Ken Giles supuestamente en su radar.

Cleveland Indians

Cleveland lo tuvo bastante bien con Brad Hand, aparte de una lesión en la mano que lo mantuvo al margen durante la mayor parte de septiembre de 2019. Incluso con el tiempo perdido, Hand terminó con 34 salvamentos. Su ERA de 3.30 fue un poco decepcionante, pero hay que tener en cuenta que añadió casi una carrera completa a su ERA durante el mes de agosto y tres apariciones en septiembre cuando estaba cuidando la lesión. Los recientes objetivos mediante intercambios, Emmanuel Clase y James Karinchak, siguen siendo alternativas interesantes por su impresionante potencial de ponches.

Kansas City Royals

Los Royals comenzarán sin duda la temporada con Ian Kennedy como su cerrador. Aunque tuvo un abril y mayo difíciles, desde principios de junio hasta el final de la temporada Kennedy compiló un ERA de 2.99 con 27 salvamentos y sólo dos salvadas fallidas. Aparte de Kennedy, no hay nadie más en ese bullpen que me entusiasme.

Detroit Tigers

Joe Jiménez se hizo cargo de los cierres de los Tigres después de que Shane Greene fuera enviado a Atlanta, y Jiménez hizo un ERA de 2.87 con nueve salvamentos en los dos últimos meses de 2019. Tuvo una impresionante tasa de ponches de 31.9%, que fue respaldada por una tasa de strikes abanicados de 13.9%, por lo que podría ser una fuente barata de salvamentos en 2020. La única preocupación es el 1.96 HR/9 que sufrió la temporada pasada. Es probable que Buck Farmer o José Cisnero tengan una oportunidad si Jiménez tiene el mismo problema.

Minnesota Twins

El mánager Rocco Baldelli demostró el año pasado no tener miedo de mezclar y emparejar en la novena entrada, cuando fuera necesario, pero se decidió por Taylor Rogers una vez que terminó de experimentar. Rogers le dio a los Twins 30 salvamentos con un ERA de 2.61, y no desperdició ninguna oportunidad de salvamento después del 1 de agosto. No hay que olvidar que Sergio Romo, con 129 salvamentos en su carrera, acecha detrás de Taylor en la lista de profundidad, y siempre está Trevor May y su tasa de ponches del 29.7% también.

Chicago White Sox

Los White Sox han hecho algunos movimientos interesantes para construir para el futuro, pero no han hecho mucho para cambiar el bullpen. Alex Colomé regresa como el cerrador de los patipálidos en 2020 después de acumular 30 salvamentos con un ERA de 2.80. Debido a su promedio de 22.1% de ponchados, no soy un gran fanático de añadirle a equipos de fantasía. Aún así, Colomé debería ser muy barato el día del draft.

Los Angeles Angels

Los Angels parecen estar listos para entregar la novena entrada a Hansel Robles después de una actuación en 2019 que contó con 23 salvamentos y un ERA de 2.48. Robles viene con una tasa de strikes abanicados bastante baja del 12.2%, lo que sugiere que su potencial de ponches será limitado en el futuro. Ty Buttrey será su escolta, pero tampoco es una gran fuente de ponches. Robles será una fuente barata de salvamentos mientras mantenga el trabajo.

Houston Astros

Muchos analistas parecían muy preocupados de que la pérdida de Gerrit Cole y la distracción de la controversia sobre el robo de señales distraigan a los Astros de competir en 2020. Independientemente del efecto potencial en el porcentaje de victorias del equipo, Roberto Osuna es el cerrador en 2020. Ryan Pressly y su 34.1% de ponchados serían sus sustitutos en caso de que Osuna flaqueara o se lesionara en cualquier momento de la temporada. Josh James también podría ser forzado para entrar en servicio después de su impresionante tasa de ponches del 37.6% saliendo del bullpen en 2019.

Oakland Athletics

Liam Hendriks asumió el cargo en Oakland a finales de junio de 2019 y salvó 25 partidos con un ERA de 2.11 hasta el final de la temporada. También tuvo siete salvamentos fallidos, a pesar de permitir solo cuatro cuadrangulares y ponchar a 74 bateadores en 42 y 2/3. Detrás de Hendriks están Joakim Soria y Yusmeiro Petit. Soria tuvo su mejor tasa de ponchados desde el 2009, pero acumuló un ERA de 4.30 y luchó cuando se le pidió que cerrara con cinco salvamentos fallidos. Petit no tiene la composición de un cerrador, y el bullpen de los A’s no está precisamente lleno de brazos detrás de estos tres.

Seattle Mariners

El bullpen de los Mariners parece ser uno de los que hay que evitar de nuevo en 2020, ya que Matt Magill encabeza un grupo poco impresionante. Magill consiguió el trabajo por default después de una serie de desastres que ocurrieron antes que tomara el cargo. Se las arregló para salvar cinco partidos con un ERA de 3.46 durante las últimas seis semanas de la temporada. No, gracias.

Texas Rangers

Los Rangers esperan que José Leclerc pueda recuperar las sensaciones que le llevaron a ponchar bateadores a una tasa de 38.1% en 2018. Parecía encontrarlas a veces durante la temporada pasada, pero la consistencia resultó ser esquiva. Después de un brutal abril en el que su ERA subió a 8.44, lanzó bien en mayo y luego se desmoronó de nuevo hasta el descanso del Juego de Estrellas. Su segunda mitad se desarrolló de la misma manera. Leclerc y el bullpen de Texas deben ser evitados, excepto tal vez como una elección para tirarse a matar.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe