keyboard_arrow_uptop
The Annual is coming! Click here to pre-order the 2020 Baseball Prospectus Book
Image credit: Geoff Burke-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Carreras anotadas con hits

 La continua dependencia de los cuadrangulares y el cambio del Béisbol de las Grandes Ligas hacia un juego centrado en el bateo de poder ha sido bien documentado y discutido con frecuencia, especialmente durante la temporada pasada. Un juego de 25 carreras por un solo equipo en la temporada 2019 de la MLB en el que, digamos, 20 de las 25 carreras fueron anotadas con nueve jonrones sería, si no probable, al menos creíble. Sin embargo, en la Liga Australiana de Béisbol durante el fin de semana, los Giants de Adelaide anotaron 25 carreras contra el Geelong-Korea de una manera decididamente anti-2019-MLB.

Analizar los partidos de 25 carreras en cualquier liga es un ejercicio para sacar conclusiones desde muestras microscópicas. Diecisiete de estos partidos, según el Índice de Juego de Baseball-Reference, han tenido lugar en la MLB; las 25 carreras del Adelaide fueron un récord de franquicia. El equipo hizo esto con sólo (“sólo”) ocho hits de base extra, un número que se alcanzó o se eclipsó en 14 de los 17 juegos de 25 carreras en las Ligas Mayores.

De estos ocho hits de base extra, cinco fueron cuadrangulares, dos de los cuales fueron grand slams, lo que ayudó a aumentar la proporción de carreras anotadas a través del cuadrangular/total de carreras anotadas a un poco más de la mitad, más en línea con el escenario hipotético de las Grandes Ligas antes mencionado. Un indicio de lo bien que los Giants estaban viendo la pelota, y posiblemente más impresionante que anotar 25, fue el hecho de que se poncharan sólo tres veces en todo el partido. En la temporada, el Adelaide tiene el segundo mayor número de bateadores ponchados en la Liga Australiana.

Que esto se haya hecho en una naturaleza verdaderamente centrada en el equipo es todo menos tautológico: 25 cuadrangulares en solitario, ya que las únicas jugadas que se anotan son, si no imposibles por las mismas reglas del béisbol, ciertamente extremadamente cercanas a una situación de cero probabilidad. De los 11 jugadores que tuvieron una aparición oficial en el juego para Adelaide, todos menos uno tuvieron un hit y anotaron una carrera—el único jugador que no obtuvo ninguna de las dos, el primera base Mitchell Edwards, bateó para doble play para terminar la octava entrada. Mientras que Adelaide tiene marca de 7-5 y Geelong-Korea 5-7 al momento de escribir este artículo, este tipo de resultado extremo distorsiona los diferenciales de carreras para indicar cómo han jugado ambos equipos realmente hasta ahora en la temporada: al eliminar este juego de los diferenciales de carreras  de los Giants pasan a -6 y Geelong-Korea a +2.—Brian Duricy

***

Unos flechazos más

Fernando Rodney, agente libre de la MLB de 42 años de edad, y quien acaba de ganar la Serie Mundial, anunció recientemente su decisión de jugar en el equipo de su ciudad natal, Leones de Escogido, en Santo Domingo, República Dominicana. La mayoría hubiera esperado que se retirara mientras se encontraba en la cima la temporada pasada con los Nationals, sin embargo Rodney se enorgullece de su equipo original y, con el equipo compitiendo para alcanzar la postemporada, tomó la oportunidad de poder ayudarles.

Durante sus 17 años de carrera, Rodney ha jugado cuatro veces en la Liga Dominicana, totalizando 16 juegos y 15 entradas. Obviamente trae mucha experiencia a la caseta. Rodney fue el lanzador más veterano en aparecer en la MLB la temporada pasada y terminó la temporada con un 0.4 WARP y 4.26 FIP. Continuó batallando con su control, ya que tiene un porcentaje de bases por bola de 13.3, el más alto desde 2011. Las velocidades de su bola rápida de cuatro costuras y de su sinker fueron casi las más bajas de su carrera.

Rodney se acerca claramente al final de su impresionante y larga carrera. Por supuesto, parece que hemos estado diciendo eso de él durante bastante tiempo. Esencialmente fue una opción de bajo costo para los Nationals en la recta final y en la postemporada este año, pero dice que quiere seguir jugando mientras se sienta bien, por lo que no sería sorprendente que consiga otra oportunidad en el fondo de un bullpen o un contrato de liga menor con la oportunidad de alcanzar al primer equipo saliendo de los entrenamientos de primavera. Su experiencia en  postemporada y su veteranía son valiosas, aunque no sean cuantificables.

Muy pronto, nuestra capacidad de disfrutar y apreciar a Rodney desaparecerá, pero aún no. Sus próximas apariciones en LIDOM—por muy pocas que sean—nos dan al menos unas cuantas oportunidades más, y esperamos que también lo veamos en las Ligas Mayores en 2020.—Alexis Collins

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe