keyboard_arrow_uptop
Image credit: Isaiah J. Downing-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

Llamar “extraordinariamente aburridos” a los fichajes de agentes libres de los dos últimos “diciembres” sería un eufemismo. Como quiera que se le mida, fueron dos de los períodos más tranquilos en la historia reciente del béisbol. La falta de actividad provocó expresiones de preocupación de los periodistas, el sindicato y los jugadores sobre si la agencia libre estaba prácticamente desahuciada.

Este año se desarrolla una historia diferente. Después de la congelación de dos años, el mercado parece estar finalmente descongelándose. Y si bien los contratos y los dólares que fluyen de los equipos hacia los jugadores aún no están a la par con los “diciembres” de otrora, al menos (y al fin) presenciamos un resurgimiento de un nivel saludable de actividad.

Había buenas razones para esperar que esta temporada de descanso fuera lenta. Los mercados que siguieron a las temporadas de 2017 y 2018 fueron francamente glaciales y, en ausencia de un nuevo Acuerdo de Contratación Colectiva (CBA, por sus siglas en inglés), parecía que los factores que impulsaban la desaceleración (salarios deprimidos para jugadores cada vez más valiosos) probablemente continuarían. El primer mes o el segundo de ambos años fueron especialmente brutales: un “gran total” de 26 jugadores firmaron antes del 5 de diciembre en esos dos años combinados, la mayoría de ellos adiciones sin mayor importancia.

Pero a pesar de que la temporada de descanso es joven, ya estamos en camino para un nivel de actividad muy diferente. Hasta ahora, ya hemos visto fichar a unos 25 jugadores, incluido uno de valor significativo como Yasmani Grandal y un contrato de más de $100 millones para Zack Wheeler.

Al examinar el valor total de los contratos firmados antes del 5 de diciembre (en millones de dólares) de cada temporada de descanso se observa que este año es de una recuperación real en relación con las últimas dos temporadas. También muestra cuán aberrantes fueron esas dos últimas temporadas.

El valor total se ha disparado más allá de la marca de $400 millones, liderado por el pacto de cinco años y $118 millones de Wheeler. La cantidad en dólares entregada en esta temporada de descanso es la más alta hasta esta fecha desde 2016, aunque está muy por debajo de los 37 jugadores y $700 millones en aquella temporada de descanso.

Lo que hace que el ritmo de actividad relativamente frenético de este año sea más sorprendente es que no ha habido cambios notables, ya sea relacionado con el CBA o de otro tipo, que explicarían por qué los equipos decidieron fichar jugadores de nuevo. Las razones principales que muchas personas asumieron que estaban deprimiendo los salarios en 2018 y 2019 todavía están presentes, incluidos los equipos no competitivos, los jugadores más jóvenes y hábiles y el impuesto al lujo. Por ejemplo, los Orioles todavía practican “el hundimiento”, e incluso hay algunos equipos que tradicionalmente gastan mucho, lo que indica que pueden no ser jugadores importantes los que están en la agencia libre, tal como los Boston Red Sox. Incluso se podría haber asumido que la disponibilidad de talentos de máximo nivel como Kris Bryant, Mookie Betts, y Willson Contreras en el mercado de intercambios deprimiría la agencia libre, pero eso no ha sucedido.

Grandal es un buen ejemplo de este rompecabezas en desarrollo. El año pasado, Grandal luchó por encontrar un comprador para sus servicios, rechazó una oferta de cuatro años y $60 millones de los Mets para obtener un contrato de un año con los Brewers, tras esperar hasta mediados de enero. Registró una temporada característicamente al estilo Grandal: él posee uno de los mejores encuadres de la liga junto con una ofensiva superior a la media, una mezcla rara de encontrar entre los receptores.

Había pocas razones para creer que le iría mejor en el mercado en 2019, pero recibió un contrato sustancialmente más grande de cuatro años y $73 millones con los White Sox antes de finales de noviembre. Es como si todas las grandes ligas de repente se dieran cuenta de la importancia del encuadre que hace el receptor (eso sucedió hace unos años), entonces, ¿por qué tuvo una situación mucho más fácil este año? (Parte del aumento de valor es la falta de una oferta calificada, pero ese factor se habría compensado, al menos en parte, por ser un año más viejo y un año más cercano a su inevitable desaparición como receptor a tiempo completo).

Aunque el frenesí de agentes libres de este noviembre es emocionante, todavía no es como si el mercado estuviera completamente curado. La cantidad de 25 jugadores firmados hasta el 5 de diciembre sigue siendo más baja que en cualquier temporada de descanso entre 2014-2016. El valor promedio del contrato, que debería haberse incrementado enormemente desde entonces con los ingresos del béisbol en aumento exponencial, en realidad está muy por debajo de lo que fue en 2014, 2016 e incluso 2017. Los principales agentes libres en esta temporada de descanso:  —Anthony Rendon, Stephen Strasburg, y Gerrit Cole—representarán una gran cantidad de dólares, pero aún puede no ser suficiente para que esta temporada de descanso sea más rentable para los jugadores que el año pasado, ya que solo Cole tiene la oportunidad de desafiar la marca de $300 millones que alcanzaron tanto Harper como Machado.

A la luz de la relativa escasez de efectivo, es demasiado pronto para declarar a la agencia libre “curada”. Pero al menos hay un respiro temporal del aburrimiento de las anteriores temporadas. Desde la perspectiva del jugador, no es suficiente cancelar la creciente sensación de que no están obteniendo lo que valen. Desde la perspectiva del fanático, los principales contratos otorgados hasta ahora son un aumento importante con respecto a las últimas dos temporadas.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe