keyboard_arrow_uptop
Submit chat questions for Craig Goldstein (Wed Jul 15 at 1:00 pm EDT)
Image credit: Kim Klement-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Puede que te lo hayas perdido entre la gran baraja de escándalos que consumen al béisbol últimamente—el robo de señales, adicción a los opiáceos, “resistencia al aire” inconsistente de la pelota, etc.—pero la MLB tiene un nuevo y radical plan para transformar a las ligas menores. La oficina de la Liga filtró su plan para aumentar los salarios y reducir los tiempos de viaje, pero su propuesta reduciría el número de equipos en las ligas menores en una cuarta parte. El efecto sobre la asistencia sería igualmente dramático: 4 millones de aficionados de esos equipos desaparecidos podrían quedarse sin partidos de ligas menores.

La MLB anunció el plan como una forma de mejorar las condiciones de juego, estandarizar el número de afiliados por equipo y pagar mejor a los jugadores de dicha categoría. La última razón tiene claramente la intención de distraer de las críticas al plan como propiciar la desaparición de puestos de trabajo. (Bernie Sanders, por su parte, no se lo cree.)

Está claro que la MLB podría permitirse pagar a los jugadores de ligas menores un salario digno y al mismo tiempo mantener el número actual de equipos. En una época de ingresos récord (y probablemente, de ganancias crecientes), la liga ciertamente tiene los recursos para hacer ambas cosas. Sin embargo, la reducción en el tamaño de las ligas menores parece destinada a compensar cualquier pérdida menor de dinero que los propietarios absorban de tener que parar un sueldo digno a sus los jugadores.

Pero independientemente del razonamiento de la Liga, la disminución en el número de equipos amenaza una fuente importante de béisbol (y comercio) en pequeñas ciudades en todos los Estados Unidos sin muchas opciones de acceso a diamantes cercanos. Cerca de 4 millones de aficionados asistieron a los partidos de los 42 equipos desaparecidos en 2019, o sea, cerca del 11% de la audiencia total de las Ligas Menores de Béisbol.

Está claro que la MLB tomó en cuenta la popularidad de los equipos desaparecidos (o alguna variable estrechamente relacionada con ello, como la calidad de sus instalaciones). Si hubieran cerrado un muestreo aleatorio de equipos de ligas menores, la reducción en asistencia habría sido aproximadamente doblemente peor. Por el contrario, si simplemente hubieran eliminado a los 62 equipos con menos entradas vendidas, la reducción sería de unos 2.6 millones. Esta selección de equipos no es el mejor escenario para matar a un cuarto de las ligas menores de béisbol, pero es mucho mejor de lo que podría ser.

A pesar de que los equipos están en la parte baja en términos de asistencia actual, sus ventas de entradas en realidad estaban aumentando alrededor de un 15% más rápido que el promedio de las Ligas menores (de 2018 a 2019). Contrariamente a la narrativa de los dueños, no se trataba de equipos moribundos, aunque su asistencia actual fuera modesta. Así que la MLB no sólo está reduciendo la asistencia actual por un gran margen, sino que están perdiendo un número significativo de clubes que estaban aumentando su base de aficionados a un ritmo elevado.

Cuatro millones son muchas personas a las que les gustaría consumir béisbol de las ligas menores pero que no podrían hacerlo si la MLB sigue adelante con el plan. Es posible que algunos puedan sobrevivir como equipos de la Liga Independiente, pero muchos no podrían obtener ganancias y tendrían que cerrar el negocio. Muchos aficionados en lugares como West Virginia (se perdieron tres equipos) y Montana (otros tres) sin acceso fácil a un producto de béisbol de calidad podrían simplemente dejar de ir.

Los cierres no podían llegar en un momento más alarmante para la asistencia del béisbol. La venta de entradas ha disminuido sustancialmente en las Grandes Ligas en los últimos cinco años, aunque las ventas totales en las ligas menores se han mantenido prácticamente constantes o han aumentado. Cerca de cinco millones menos de personas asistieron a los partidos de la MLB en 2019 que en 2015. Los principales factores de la caída en Grandes Ligas parecen ser juegos menos competitivos y, lo que es más importante, un aumento significativo en el costo de la asistencia que puede ser una fijación de precios inalcanzables para los consumidores menos pudientes.

Aquí es exactamente donde las ligas menores pueden haber sido útiles. Las ligas menores ofrecen a las personas con menos dinero la oportunidad de asistir a un producto adyacente a las Grandes Ligas, pero con un menor impacto en su bolsillo. Los aficionados en las zonas del país donde el béisbol es lejano y sin los recursos para soltar los varios cientos de dólares que se necesitan para asistir a un partido de las Grandes Ligas se encontrarán con una opción menos para consumir el juego en persona.

Hay una línea divisoria entre este plan y otras decisiones estratégicas recientes tomadas por la MLB. El mejor ejemplo de ello es el dilema de los precios de las entradas, en el que los propietarios parecen cambiar la asistencia reducida por un mayor (y más rentable) ingreso, aunque provenga de un número menor de clientes más ricos. Los propietarios han priorizado constantemente ganar más dinero con menos personas, mayores y más ricas.

Esa parece ser una estrategia que podría volver a morderlos a largo plazo. La MLB puede estar apostando por reponer su base de clientes a medida que sus clientes mayores mueren, pero con cada vez menos maneras accesibles de asistir a los partidos en persona, es razonable preguntarse si los nuevos aficionados del béisbol reemplazarán a los mayores a la misma velocidad. Los cierres en las ligas menores podrían exacerbar ese problema, y otra vía para el consumo asequible de partidos de alto nivel podría alienar a otros 4 millones de personas, es decir, casi todas las que han dejado de asistir a los partidos de Ligas Mayores en los últimos cuatro años.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe