keyboard_arrow_uptop
Happy 4th of July Weekend!
Image credit: Quinn Harris-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

El mercado de relevistas agentes libres no está exactamente repleto de brazos de gran valor que seguramente encajarán en el bullpen de tu equipo favorito. Aroldis Chapman firmó una extensión con los Yankees, sacándolo del mercado. Will Smith recibió una oferta calificada de los Giants, y aunque no la acepte, hay un argumento de que probablemente debería hacerlo. Si acepta la oferta, eso dejaría a tipos como Dellin Betances (con lesiones en el hombro y el tendón de Aquiles), Will Harris, Daniel Hudson, Joe Smith y Chris Martin como algunas de las opciones “principales” disponibles. Si esa lista no suena demasiado tentadora, es porque no lo es.

Sin embargo, un nombre que debería llamar mucho la atención es el de Drew Pomeranz, abridor convertido en relevista. Después de obtener éxito limitado como abridor con los Rockies y Athletics, los Padres lo adquirieron “barato” en 2016. Tuvo un despunte auténtico en la rotación de San Diego, realizando 17 aperturas con un DRA de 3.08. Los Padres lo enviaron a Boston a mitad de temporada por el entonces-aclamado prospecto Anderson Espinoza y Pomeranz dio un notable paso atrás para los Red Sox. Su campaña de 2017 fue buena antes de que una lesión en primavera hiciera descarrilar su temporada 2018 y esta le tuvo batallando todo el año. Los Giants lo acogieron antes de la temporada 2019 y fue verdaderamente malo (5.91 DRA), con 17 aperturas y cuatro apariciones de relevo.

Esas cuatro apariciones en el relevo llegaron al final de su estancia en San Francisco y vaticinaron mejores augurios. En 5 y 1/3 entradas, ponchó a ocho, sin bases por bola y sólo permitió un hit. Eso fue todo lo que los Brewers necesitaban ver antes de jalar el gatillo en un cambio de fecha límite por el veterano zurdo. Su trabajo en Milwaukee fue difícil de ignorar: 25 juegos, 26 1/3 entradas lanzadas, 45 ponchados, ocho caminatas y sólo siete carreras limpias admitidas (2.39 ERA). El traslado de Pomeranz al bullpen ha rendido frutos para los Brewers y está a punto de dar sus frutos para el propio Pomeranz, quien está a punto de firmar el contrato más importante de su carrera este invierno.

Los cambios que impulsaron su despunte en el bullpen son lógicos. Dejó de tirar el sinker, el cambio y la bola rápida cortante, optando en su lugar exclusivamente por una combinación de bola rápida de cuatro costuras y curvas que favorecen el tuneleo. Al no intentar enfrentar a la alineación varias veces, los dos lanzamientos que una vez lo propulsaron a las Ligas Mayores hicieron todo el trabajo pesado. Su velocidad de bola rápida se disparó a máximos en su carrera y la velocidad de su curva también se incrementó. Los dos lanzamientos indujeron más abanicadas que nunca antes, ya que Pomeranz ponchó a más de 15 bateadores por cada nueve episodios. Las pelotas que fueron puestas en juego también se convirtieron de nuevo en roletazos con relativa frecuencia, una tendencia que le eludió en 2018 y la mayor parte de 2019 antes de que se le mandara a Wisconsin. El paquete general, aunque simplificado, era francamente mortal.

El paso de Pomeranz de ser un abridor marginal a ser un excelente relevista es una jugada que ya se ha invocado antes durante la marcha. Wade Davis es un ejemplo clásico, pero ha habido otros. Seth Lugo, Kenta Maeda, Archie Bradley y Liam Hendriks son todos ellos ejemplos bastante recientes de que los abridores han encontrado nuevos (o mejores) éxitos en el bullpen. Algunos logran una buena racha como abridores antes de iniciar la transición, mientras que otros hacen el cambio rápidamente. Todo depende del lanzador en cuestión, su equipo, su contrato y su arsenal.

Con tantos lanzadores abridores en el béisbol, Drew Pomeranz no puede ser el único candidato para este tipo de cambio. Pero él, como los otros antes, tienden a tener algunos rasgos en común. Entre esos rasgos están las bolas rápidas que podrían ganar un poco de velocidad y un lanzamiento secundario que obliga ajustes a los bateadores. Es difícil ser un abridor de dos lanzamientos (aunque existen ejemplos), pero dos buenos es todo lo que se requiere en un papel de relevo. Entonces, ¿quién podría ser el siguiente en la línea para hacer una transición similar a la de Pomeranz? Consideremos dos categorías:

  • Lanzadores quienes han recorrido el camino de un abridor eficaz durante mucho tiempo pero que han sufrido los efectos asociados, y
  • Lanzadores quienes han sido probados como abridores pero que quizás estén limitados por la efectividad de su repertorio y podrían beneficiarse del cambio antes de que sea demasiado tarde.

Tomar el camino de los veteranos primero nos recuerda dos nombres muy familiares. Jeff Samardzija hizo 32 aperturas la temporada pasada y (de alguna manera) registró un ERA de 3.52. También ponchó a menos de siete bateadores por cada nueve innings mientras que su bola rápida ha caído casi cuatro millas por hora (6.44 kph) desde su velocidad máxima. Pero el slider sigue siendo un lanzamiento efectivo, al igual que su bola rápida de dedos separados. Cuando llegue el momento de la verdad y se acabe su contrato de cinco años y $90 millones de dólares, un renacimiento puede ser posible como relevista. Una bola rápida más dura y una o ambas de dos ofrendas de abanicada podrían ser una pareja de relevo efectiva.

Nadie quiere oírlo, pero Clayton Kershaw también parece una opción lógica. ¿Necesita o quiere prolongar su carrera como relevista? Eso depende de él, y es a la vez una certeza que será miembro del Salón de la Fama y ha ganado el suficiente dinero para comprar una isla, pero lo que le ha perjudicado recientemente es la velocidad que ha perdido en su bola rápida. Kershaw ha perdido casi 4 mph desde 2015 (gracias en gran parte a su lesión en la espalda y la carga de trabajo), reduciendo la brecha de velocidad entre su bola rápida y las ofertas secundarias. Sin embargo, esas ofertas secundarias todavía producen resultados relativamente buenos, y podría ser cuestión de conseguir que la bola rápida jugara para recuperar su buena fortuna. Un movimiento hacia el relevo puede ser improbable, pero podría restaurar algo de la vida de su bola rápida, permitiéndole hacer un mayor uso de su repertorio y poner a trabajar su slider y/o curva con resultados aún mayores. Kershaw sigue siendo altamente efectivo en suficientes entradas que no tiene sentido al momento, pero si el tiempo sigue minando su velocidad o su salud, podría ser un cambio efectivo más adelante.

En la segunda categoría residen un par de brazos que todavía tienen la oportunidad de doblar la esquina. Pero en los casos de Tyler Beede y Caleb Smith, un cambio más pronto que tarde podría rendir frutos. Ambos tienen bolas rápidas de cuatro costuras funcionales, aunque han sido de valor medio. Ambos también tienen una bola rompiente que ha registrado buenos resultados en el pasado: una curva para Beede y un slider para Smith. Aunque ambas son opciones baratas para los Giants y los Marlins, respectivamente, Beede ha tenido dificultades para encontrar algún tipo de posición real en las Ligas Mayores, mientras que Smith ha sido un abridor de medio pelo, pero podría sobresalir en un papel de relevo. Es probable que ninguno de los dos clubes esté en condiciones de hacerlo en estos momentos, pero un cambio de papeles podría ser fructífero. En caso de que la bola rápida gane un poco de vida extra y la bola rompiente muerda un poco más, tanto Beede como Smith podrían realmente despegar en modo de relevo.

Pero Drew Pomeranz es nuestro centro de atención hoy, y este invierno le van a pagar. Considerando lo que hizo en un corto tiempo saliendo del bullpen de los Brewers, eso puede o no sorprenderte. El tipo de dominio que mostró fue a la vez inesperado y abrumador. Pero este truco ya se ha hecho antes y se hará de nuevo. Otros brazos, jóvenes y viejos, podrían beneficiarse de una trayectoria similar. Si ese movimiento se ejecuta o no depende de una serie de factores, pero Pomeranz no fue el primero, y no será el último, en encontrar un día de pago y una nueva oportunidad de vida saliendo del bullpen.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe