keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: Kevin Jairaj-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Ya hablé de esto hace un par de semanas: las promesas del béisbol son arriesgadas. No todos ellos alcanzarán sus roles futuros de acuerdo a sus calificaciones. Afortunadamente, los resultados para los prospectos no son opciones binarias de “fracaso” o “éxito”. La realidad es que muchos prospectos están por debajo de sus expectativas, pero si las expectativas fueran lo suficientemente altas, quedarse corto podría significar convertirse en un jugador productivo de Grandes Ligas, y esos son difíciles de conseguir.

Al hablar de riesgo de estas promesas, una parte importante de la discusión se refiere a cómo los diferentes perfiles en el draft se enfrentan a otros. Hay muchos estereotipos que rodean a ciertos perfiles, y a veces estos estereotipos influyen en cuán alto o bajo será seleccionado un jugador en el draft. Por ejemplo, los lanzadores de nivel preparatoria son ampliamente considerados como súper riesgosos en el sentido de que, en comparación con brazos universitarios, menos de ellos llegan a las Ligas Mayores. Los diestros de preparatoria pueden bajar mucho en el draft simplemente por sus perfiles. Como sabemos, ningún diestro de preparatoria ha sido primera selección.

Entonces, ¿cuáles son los perfiles de draft relativamente seguros? Echemos un vistazo a los resultados del desempeño de los cuatro perfiles de draft diferentes: bateadores de universidad, bateadores de preparatoria, lanzadores de universidad y lanzadores de preparatoria—y veamos cuáles de los estereotipos encajan en el molde. En aras de la relevancia, consideraré sólo las primeras 100 selecciones generales para todos los drafts entre 1965-2008. He omitido drafts después de 2008, ya que muchos de esos jugadores todavía están a la mitad de sus carreras.

Empezaré por ver el porcentaje de cada perfil que ha alcanzado un WARP negativo o nulo. Esto es lo que yo definiría como un “fracaso”, ya que estos jugadores no hicieron ninguna contribución positiva a nivel de Grandes Ligas:

Perfil               % fracaso       Bateador universitario         Bateador prepa         Lanzador universitario                        Lanzador prepa

Perfil % fracaso
Bateador universitario 64.1%
Bateador prepa 74.5%
Lanzador universitario 64.3%
Lanzador prepa 75.7%

El estereotipo prevaleciente se confirma: los jugadores universitarios históricamente tienen mayores oportunidades de contribuir positivamente, siendo los bateadores un poco superiores a los lanzadores. Los lanzadores de preparatoria son, como era esperado, los que mayor riesgo presentan, con el mayor porcentaje de fracaso.

Sin embargo, el rendimiento de cada perfil es importante, ya que algunos perfiles podrían valer la pena si, en promedio, se desempeñan mejor que los otros. La siguiente tabla muestra el valor esperado de cada perfil, que es simplemente uno menos el porcentaje de busto, multiplicado por el WARP promedio.

% no-fracaso                         WARP promedio                   Valor esperado (WARP)

Profile % no-fracaso WARP promedio Valor esperado (WARP)
Bateador universitario (1-.6411) 4.98 1.79
Bateador prepa (1-.7447) 4.11 1.05
Lanzador universitario (1-.6429) 3.80 1.36
Lanzador prepa (1-.7571) 3.17 0.77

Así que aunque los lanzadores y los bateadores universitarios alcanzan las Grandes Ligas a casi el mismo ritmo, los bateadores universitarios producen mucho más valor en promedio, y por lo tanto tienen un valor esperado más alto. Sin embargo, algunos argumentan que comparar WARP entre lanzadores y bateadores es injusto, ya que las escalas no son las mismas. El gráfico de abajo muestra cuánto mejor es su WARP promedio en comparación con todos en su posición.

Perfil WARP promedio en su posición WARP promedio WARP promedio normalizado (Columna 3/ Columna 2)
Bateador universitario 4.46 4.98 1.12
Bateador prepa 4.46 4.11 0.92
Lanzador universitario 3.48 3.80 1.09
Lanzador prepa 3.48 3.17 0.91

Normalizados por posición, los bateadores universitarios lideran el camino en cuanto a cuánto más WARP esperamos que tengan, dado que hacen una contribución positiva. Podemos usar esto para crear lo que yo llamo una Puntuación de Riesgo, que será la suma de su % Normalizado de no-fracaso y su Promedio Normalizado de WARP por posición.

Perfil % promedio no-fracaso % no-fracaso % promedio normalizado no-fracaso WARP promedio normalizado  en su posición Puntuación de Riesgoe
Bateador universitario (1-70.23) (1-.6411) 1.21 1.12 2.33
Bateador prepa (1-70.23) (1-.7447) .86 0.92 1.78
Lanzador universitario (1-70.23) (1-.6492) 1.20 1.09 2.29
Lanzador prepa (1-70.23) (1-.7571) .81 0.91 1.72

Estas cifras se normalizaron por posición. La razón por la cual el promedio de no-fracaso no se normalizó por posición es porque hay muy poco individualmente para hacer una contribución positiva, así que todos los perfiles están sobre el mismo terreno de juego en cuanto a alcanzar las Grandes Ligas se refiere. Sin embargo, como ya se mencionó, algunos opinan que la escala de WARP no es la misma para lanzadores y bateadores, así que la columna se normalizó por posición. La Puntuación de Riesgo básicamente calcula qué tanta producción sale de cada perfil, con su porcentaje de no-fracaso trabajando para o en contra de cada uno. Considera 2.00 el promedio de producción de un perfil de riesgo. Arriba de 2.00 sugiere que el jugador puede ya sea ofrecer producción por encima del promedio dado su riesgo, o riesgo por encima del promedio dada su producción (algo más seguro).

Ahora ya no tenemos que adivinar al tratar de determinar qué perfiles son los más seguros o los que ofrecen mejores resultados. Los bateadores y los lanzadores universitarios son definitivamente “seguros” en comparación con todos los demás, pero los bateadores universitarios históricamente superan los otros tres perfiles. Los lanzadores de preparatoria se desempeñaron mal tanto en términos de su rendimiento como de sus posibilidades de alcanzar las Ligas Mayores.

Este gráfico muestra la suma acumulada de cada perfil. El verde es bateador de cuatro años, el azul es bateador de preparatoria, el negro es lanzador universitario y el naranja es lanzador de preparatoria.

La conclusión clave aquí es que los bates universitarios no se seleccionan lo suficiente entre los 100 primeros. Los bates de preparatoria son los más reclutados, por lo que su curva pasa por encima de los otros tres perfiles. Sin embargo, el perfil de bate de la universidad y las curvas del perfil de bate de preparatoria se cruzaron hace mucho tiempo, y los bates universitarios han sido la curva más alta desde hace bastante tiempo. Así que mientras que los bates de la preparatoria son reclutados en cantidades saludables, su falta de habilidad para desempeñarse les impide superar a los bates universitarios. Los lanzadores de preparatoria tuvieron la peor puntuación de riesgo de los cuatro perfiles, sin embargo, son los segundos en ser reclutados.

¿Son ciertos los estereotipos? Basándonos en este sencillo análisis, podemos dar una respuesta mucho mejor a algunas de estas preguntas.

¿Los brazos de preparatoria son los perfiles más arriesgados?

Sí: Definitivamente tienen un rendimiento inferior al de los otros perfiles, y se rompen con más frecuencia que cualquier otro.

¿Los jugadores universitarios en general son más seguros que los jugadores de preparatoria?

Sí, llegan a las Grandes Ligas a un porcentaje mucho mayor.

¿Qué perfil tiene el techo más alto?

Depende de lo que quieras decir con techo, pero los bates universitarios tienen el promedio más alto de WARP y el más bajo de los fracasos, lo que les hace claramente el mejor perfil.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe