keyboard_arrow_uptop
The Annual is coming! Click here to pre-order the 2020 Baseball Prospectus Book
Image credit: Rick Osentoski-USA TODAY Sports

Traducido por Carlos Pérez

En 2017, introduje el Coeficiente de Gini. Bueno, lo presenté a algunos de ustedes; otros ya lo conocían. El Coeficiente de Gini, inventado por el estadístico italiano Corrado Gini, que mide la desigualdad en una distribución. Gini creó la medida para medir la desigualdad de ingresos o riqueza. El Coeficiente de Gini va desde 0 (igualdad perfecta) a 1 (desigualdad perfecta). Aquí hay una aplicación estándar, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, un club de los 36 países más ricos. Muestra el Coeficiente de Gini de ingresos disponibles, por ejemplo, la desigualdad de los ingresos:

OECD Chart: Income inequality, Gini coefficient, 0 = complete equality; 1 = complete inequality, Annual, 2014 – 2018

Como puede ver en el cuadro, la República Eslovaca, Eslovenia, y la República Checa fueron los países más igualitarios de la OECD en 2018. Sudáfrica, Costa Rica y Chile fueron los últimos. EEUU fue el sexto país más desigual.

En el artículo que he enlazado más arriba, usé el Coeficiente de Gini para medir la desigualdad entre jugadores de grandes ligas que pegaban jonrones y robaban bases. Me atrevo a decir que eso no es lo que Gini tenía en mente cuando ideó esta métrica en 1912. Pero eh, funcionó, incluso si la aplicación es un poco extraña.

Aquí va una aplicación menos extraña: registros de victorias y derrotas. Sí, no es lo mismo que la riqueza o el ingreso. Pero podemos comparar los porcentajes de victoria de los equipos en una temporada cualquiera de igual manera, ya que todos ellos juegan más o menos el mismo número de partidos, más fácil que comparar totales de jonrones para un jugador de 700 apariciones al plato respecto a uno de 70.

Hace dos años, calculé los Coeficientes de Gini para cada temporada -separados por liga- desde 1901 (el año que se creó la Liga Americana) a 2017. Añadí 2018 el año pasado. Este año, incluí 2019.

Antes de mostrarle los resultados, vayamos a nuestra referencia. En una liga de 12 equipos, si cada equipo finaliza 81-81, el Coeficiente de Gini es 0.00: igualdad perfecta. Si un equipo gana 92, un equipo gana 90, otro 88, y así hasta uno que gana 70, Gini sigue pensando que está bastante igualado: 0.05. Si la mitad de los equipos están 162-0 y la otra mitad están en 0-162 (ya sé que es imposible, pero sígame aquí), eso es un Gini de 0.50: desigual, pero no al nivel de total desigualdad.

Durante los pasados 119 años, el Coeficiente de Gini para las ligas varía desde un mínimo de 0.047 a un máximo de .168. (Nota: calculé los Coeficientes de Gini basados en porcentajes de victoria en vez de victorias; las diferencias son mínimas).

Aquí está la temporada más desigual de la historia de la MLB, la Liga Americana de 1909.

Equipo Victorias Derrotas    %G-P    Juegos por detrás
Detroit 98 54 .645
Philadelphia 95 58 .621 3.5
Boston 88 63 .583 9.5
Chicago 78 74 .513 20.0
New York 74 77 .490 23.5
Cleveland 71 82 .464 27.5
St. Louis 61 89 .407 36.0
Washington 42 110 .276 56.0

Los Tigers, Athletics y Red Sox se llevaron casi la mitad de todas las victorias de la liga. Nadie más fue bueno, y los Senators fueron estrepitosamente malos.

Este tipo de cosas han pasado mucho en los primeros años del béisbol. De las 12 ligas más desiguales desde 1901 -eso es entre 238 temporadas- la única después de la II Guerra Mundial es la LA 1954 (cuarta más desigual; Cleveland ganó 111, New York 103, Chicago 94, y ningún otro equipo ganó siquiera 70).

En contraste, el único año antes de la guerra entre las temporadas más iguales, según Gini, fue la Liga Nacional 1915, que fue agotada por la Liga Federal (que capituló después de esa temporada).

La liga más igual en la historia fue hace solo cuatro años:

Equipo Victorias Derrotas   %G-P    Juegos por detrás
Kansas City 95 67 .586
Toronto 93 69 .574 2.0
Texas 88 74 .543 7.0
New York 87 75 .537 8.0
Houston 86 76 .531 9.0
Los Angeles 85 77 .525 10.0
Minnesota 83 79 .512 12.0
Cleveland 81 80 .500 13.5
Baltimore 81 81 .503 14.0
Tampa Bay 80 82 .494 15.0
Boston 78 84 .481 17.0
Chicago 76 86 .469 19.0
Seattle 76 86 .469 19.0
Detroit 74 87 .460 20.5
Oakland 68 94 .420 27.0

Por supuesto, así no es cómo funcionó la Liga Americana en 2015. Hubo tres divisiones, y los Royals ganaron la suya por 12 juegos y los Jays ganaron la suya por 6. Pero la liga en conjunto… sí, estuvo bastante igualada. La diferencia entre los equipos en los puestos primero y 15º en 2015 fue menor que la distancia entre el primero y el sexto equipo en la liga más desigual de todos los tiempos, la de 1909. El Coeficiente de Gine para la Liga Americana 2015 fue de 0.048. Las temporadas 1968, 1974 y 2015 de la Liga Americana, junto con la Liga Nacional 1915 y 1983, son las únicas temporadas de liga con un Coeficiente de Gini menor de 0.05.

¿Dónde se ubica la temporada recién concluida de 2019? Mi colega Rob Arthur ha hablado de esto, y apuntó que al principio de la temporada los peores equipos eran verdaderamente malos y, después, ese balance competitivo cayó por la borda. Usando el Coeficiente de Gini para ver la desigualdad podemos ver otras cosas.

Ya sabe que hubo cuatro equipos con más de 100 victorias y cuatro con más de 100 derrotas, y eso nunca ha pasado antes. Uno de cada tres equipos tuvo 90 o más victorias, y uno de cada tres tuvo 90 o más derrotas. Ese tipo de cosas.

El Coeficiente de Gini corrobora parcialmente eso. El Coeficiente de Gini de la Liga Nacional en 2019 fue 0.083. Eso es un poco menos que el promedio. En las 238 temporadas de liga desde la formación de la Liga Americana en 1901, un Gini de 0.083 se ubica como el 141º menos igual, o el 98º más igual. Los Marlins perdieron 105 y los Dodgers ganaron 106 pero casi la mitad de la liga tuvo menos de 90 victorias y 90 derrotas. La carrera por la Wild Card tuvo a media docena de equipos luchando bien entrado septiembre. No estaba tan mal.

¿Y la Liga Americana? La Liga Americana tuvo un Coeficiente de Gini de 0.131. Eso es el 13er más alto desde 1901, el tercero más alto desde la II Guerra Mundial, y el más alto desde que el juego interdivisional comenzó hace cincuenta años.

Miremos la Era de las Divisiones. Esta fue la 51ª temporada de dos divisiones con playoffs antes de la Serie Mundial. Es más familiar para nosotros que, digamos, la Liga Americana 1909. Aquí están las diez temporadas más desiguales de la Era Divisional.

Temporada Liga     Gini
2019 American 0.131
2018 American 0.125
2002 American 0.116
1977 American 0.108
2001 American 0.105
2003 American 0.104
1993 National 0.1031
1970 American 0.1029
1969 American 0.100
1969 National 0.099

La Liga Americana este año fue la más desigual, tanto y tan poco, ricos y pobres, estrellas y estrellados entre las 102 temporadas de liga desde que los Expos, Padres, Pilots y Royals empezaron a jugar. Tres equipos ganaron más de 100 partidos, y tres más ganaron 93 o más. Tres perdieron más de 100, y otros tres perdieron al menos 90. No hubo clase media. Y la desigualdad de este año rompió la marca que se fijó el año pasado.

Y, como Arthur ha apuntado, no hay mucho que nos haga pensar que esto cambiará pronto. Casi todos los equipos hacen dinero, a pesar del descenso de la asistencia. Los salarios de los jugadore se han estancado, los contratos de los medios siguen llegando, y los equipos malos en mercados pequeños están cobrando los cheques del convenio. La igualdad que reinaba en la liga hace solo cuatro temporadas es una memoria lejana. La Liga Americana no se convertirá en la República Eslovaca pronto.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe