keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: Andy Marlin-USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

El 13 de septiembre Bill James twiteó.

La idea de que a los equipos que dependen demasiado de home runs no les va bien en la postemporada es inversamente proporcional a lo que nos dice la historia del béisbol. Por lo general los ataques basados en cuadrangulares han funcionado muy bien en octubre. ¿Cómo creen que ganaron los Yankees todas esas Series Mundiales? ¿Tocando?

La lógica que se esconde tras esta afirmación, recogida por James en sus famosos Baseball Abstracts, es bastante sencilla. Es cierto que es difícil pegar bambinazos contra los grandes lanzadores que hay en octubre, pero es todavía más complicado acumular tres sencillos de manera consecutiva, o un boleto y un doble, o lo que sea que haya que hacer para poner carreras en el marcador.

Lo primero sería definir lo que significa depender de los home runs. James tiene razón cuando recuerda a los Yankees del pasado. Babe Ruth solito pegó más home runs en 1927 (60) que los Pirates (54) a los que los de Nueva York barrieron en aquella Serie Mundial. Pero los equipos no solo anotan vía cuadrangulares. Esta temporada, por ejemplo, los Yankees lideran la Liga Americana en home runs, pero también son los cuartos en sencillos, los séptimos en dobles y los quintos en bases por bolas. El año pasado los Red Sox fueron sextos, terceros, primeros y segundos en esas mismas categorías. No dependes demasiado del home run cuando no hay gente en base.

En Baseball Prospectus, tenemos una estadística para medir todo esto. Joe Sheehan, antiguo miembro de BP, creó el Índice Guillen. Este número nos dice que porcentaje de las carreras anotadas por un equipo se deben a cuadrangulares. Es mejor medir de esta manera que recurriendo al número absoluto. Este año (teniendo el pasado domingo como fecha última) el Índice Guillen oscila entre el 34.5 de los Marlins y el 53.0 de los Blue Jays. Podemos usar este índice para comprobar si depender del bambinazo es positivo, negativo o indiferente en postemporada.

He comparado el Índice Guillen para los distintos equipos en cada serie de postemporada (ignorando los juegos de comodín) desde 1950, primer año para el que tenemos datos. He dividido mi análisis en cuatro tramos:

  • 1950-1968: Los campeones de ambas Ligas pasan directamente a las Series Mundiales. No hay más series.
  • 1969-1983: Una eliminatoria al mejor de cinco partidos entre los campeones de Este y Oeste de cada Liga precede a la Serie Mundial.
  • 1984-1993: Una eliminatoria al mejor de siete partidos entre los campeones de Este y Oeste de cada Liga precede a la Serie Mundial.
  • 1995-2018: Una serie divisional al mejor de cinco partidos. A continuación, una Serie de Campeonato al mejor de siete y finalmente la Serie Mundial.

A continuación, tenemos a los equipos con los mayores Índice Guillén (el que más depende del home run para la producción de carreras) en cada serie y durante cada era.

Series Mundiales   Series de campeonato Series de división
Años    W L % W L % W L %
1950-1968 8 11 .421
1969-1983 5 10 .333 21 9 .700
1984-1993 6 4 .600 10 10 .500
1995-2018 10 14 .417 24 24 .500 49 47 .510
Total 29 39 .426 55 43 .561 49 47 .510
Todas las Series 133 129 .508

Hay varias maneras de interpretar los resultados. Se podría decir que ser dependiente del cuadrangular es un obstáculo en la Serie Mundial. Que es una ventaja durante la Serie de Campeonato. Que es una ligera ventaja en la Serie de División. O una ligera ventaja general en toda la postemporada.

Nada sería del todo correcto. Lo único que se puede decir con seguridad es que los resultados no son concluyentes. La diferencia entre las distintas cifras es muy pequeña y el tamaño de la muestra relativamente reducido. No hay evidencia de que depender del home run ayude en postemporada. Tampoco de que sea perjudicial.

Esto no quiere decir que James esté equivocado. Él dijo: “La idea de que los equipos que dependen demasiado del home run no les va bien en postemporada es inversamente proporcional a lo que nos dice la historia del béisbol”. Yo no he estudiado toda la historia del béisbol, solo entre 1950 y 2018. Y los datos que he encontrado contradicen la idea de que un equipo que sea “demasiado dependiente” de cuadrangulares se vea perjudicado. James también dijo que: “Por lo general los ataques basados en los cuadrangulares han funcionado muy bien en octubre”. Repito, no he mirado toda la historia, pero diría que las ofensivas basadas en bambinazos, aquellas que batean muchos home runs, no son lo mismo que las ofensivas de home runs, las que anotan la mayoría de sus carreras gracias a batazos a las gradas. Los Yankees han bateado más cuadrangulares que cualquier otro equipo, pero solo obtuvieron el sexto Índice Guillen más alto.

Lo que podemos decir, definitivamente y sin miedo a equivocarnos, es que es incorrecto afirmar que un equipo como los Twins (Índice Guillen de 54) que dependen mucho del home run no va a tener éxito en octubre. También es incorrecto afirmar lo contrario. Los datos no lo admiten.

No es fácil decir quiénes son los favoritos en la postemporada. Casi todo lo que todos identifican como clave (una rotación fuerte, un bullpen profundo, un buen récord contra los equipos ganadores o esto de los que hemos hablado aquí: una ofensiva que depende notablemente o no de los jonrones) resulta impredecible. Disfruten la postemporada, pero no apuestes en el béisbol.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe