keyboard_arrow_uptop
The Annual is coming! Click here to pre-order the 2020 Baseball Prospectus Book
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez

Esta semana, Noah Syndergaard copó los titulares cuando el New York Post informó de que estaba “lívido” al lanzar con el receptor primario de los Mets, Wilson Ramos. Según el informe, Syndergaard prefería emparejarse con el suplente Tomás Nido o René Rivera, con quién Syndergaard jugó el 2 de septiembre y fue el receptor de las siete entradas a cero del lanzador ese día contra los Nationals. Los Mets quieren alejarse de receptores personales y, de todas formas, la línea de Ramos este año de .301/.363/.438 ciertamente parece merecedora de tiempo de acción (ni Nido, con un DRC+ de 60 en su carrera, ni Rivera, 75, ofrecen mucho con el bate).

La preferencia de los lanzadores es algo complicado, ya que hay muchas cosas que no son cuantificables en la relación receptor/lanzador (como por ejemplo, Jeff Mathis). Pero algunos aspectos de esta situación PUEDEN respaldarse con números, y creo que merece la pena echar un vistazo a esto. Esta frase del Post me resultó peculiar:

“…Syndergaard siente que Nido/Rivera cantan mejores lanzamientos que Ramos, le ayudan a negar más carreras y le ayudan más a conseguir strikes bajos cantados”.

Antes de ver si podemos encontrar algo en los números, pongamos de acuerdo ciertas reglas. Syndergaard ha tenido 28 aperturas este año; 15 de ellas han sido con Ramos, 10 con Nido, dos con Travis D’Arnaud antes de que fuera intercambiado, y solo una (la blanqueada) fue con Rivera; por tanto, esto se centrará en las diferencias entre Nido y Ramos ya que han constituido el grueso de las aperturas de Syndergaard.

La métrica de BP de Carreras Fildeadas Por Encima del Promedio (FRAA, por sus siglas en inglés) cuenta con los tres aspectos principales cuantificables de la defensa de un receptor (llegaremos a la parte de “cantar lanzamientos” en un rato). En 2019, el FRAA de Nido ha sido de 4.8 carreras, mientras que Ramos tiene -0.6: una diferencia notable, ya que Nido está entre los mejores defensores de la liga mientras Ramos está bastante por debajo del promedio. Aunque hay que notar que Ramos era mejor defensor al inicio de su carrera y ha tenido un FRAA total de +47.2, no ha estado por encima del promedio desde 2016.

La mayor diferencia entre los dos receptores este año es en su habilidad de framing. Nido ha sido un enmarcador fantástico durante toda su carrera en ligas menores, lo que ha seguido haciendo este año, y sus Carreras Enmarcadas, llegan a 4.5. Ramos, sin embargo, está en -4.0 (el peor número de su carrera). Los números parecen darle la razón a Syndergaard sobre que Nido es mejor a la hora de vender strikes que Ramos.

¿Y qué hay del juego de carrera? BP mide dos aspectos: Swipe Rate Above Average (el éxito de robar bases, controlado por varios factores) y Takeoff Rate Above Average (los intentos de robo de base, controlado por varios factores). Estos se combinan en Carreras Lanzadas, que generalmente tienen un impacto menor que las Carreras Enmarcadas de manera anual, pero también merecen la pena. Aunque las -0.4 Carreras Lanzadas de Nido están en -0.4, hay que apuntar que su registro en ligas menores es mucho más impresionante. Y cuando llegamos a Ramos… Bueno, está en -3.2 Carreras Lanzadas este año. Ventaja para Nido.

Finalmente, llegamos a la cuestión de Nido sobre cantar mejores lanzamientos que Ramos. Esto es un tema que requiere un enfoque dedicado en una plataforma diferente a esta, pero sí que hizo pensar que hay diferencias ligeras en la mezcla de lanzamientos que Syndergaard ha realizado entre los dos receptores. Debajo están las ratios para su arsenal de cinco lanzamientos, dividido por la mano del bateador y receptor.

Bateador        Receptor         Aperturas       Total   % Bola rápida           % Sinker        % Slider         % Curva % Cambio

Bateador Receptor Aperturas Total % Bola rápida % Sinker % Slider % Curva % Cambio
BD Ramos 15 814 28% 31% 21% 10% 10%
BI Ramos 15 623 28% 27% 4% 11% 30%
BD Nido 10 566 22% 40% 17% 12% 8%
BI Nido 10 405 38% 19% 16% 4% 24%

No hay diferencias extremas visibles, aunque Nido parece favorecer cambios drásticos en tipos de lanzamientos entre bateadores diestros y zurdos más que Ramos, particularmente con su bola rápida y curva; esto es algo que merecería la pena examinar con secuencias y localización, pero en términos de mezclas puras, no hay diferencias drásticas.

Aunque Ramos está haciendo lo que puede para estar en la alineación cada día, parece que hay razones por las que los lanzadores prefieren lanzar a otros receptores. —Lucas Apostoleris

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe