keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez

Si ordena a los 279 jugadores con 250 apariciones al plato esta temporada por DRC+, el receptor de los Twins Mitch Garver está 13º. Está bateando .264/.343/.591, con un DRC+ de 136. Está en camino de completar una de las mejores temporadas ofensivas de un receptor en la memoria moderna, ya que solo 14 temporadas de receptores desde el 2000 han tenido un DRC+ al menos tan alto.

Garver, admitámoslo, está decayendo, pues ha bateado solo .208/.255/.479 en sus últimas 50 apariciones al plato, pero eso llegó durante una racha en la que (a pesar de estar sano y disponible) solo jugó una vez en cinco partidos. Ha bajado su rendimiento desde su regreso de un esguince de tobillo, lesión que sufrió en una colisión en home en mayo (.234/.308/.520), pero después de un mes realmente duro tras recuperarse, ha bateado .239/.310/.575 desde el 1 de julio.

Lo extraño, y la cosa que lo convierte en algo importante ahora mismo, es que Garver fue suplente tanto en ese período de cinco juegos a comienzo de agosto, y así es como ha sido usado toda la temporada. De los 29 jugadores en la clasificación de DRC+, solo cuatro tienen menos de 440 apariciones al plato, y muchos tienen considerablemente más. Lo normal es que si un jugador ha sido tan bueno como Garver lo ha sido este año, juegue más de lo que lo hace Garver.

Los otros jugadores con bajo volumen de DRC+ son Yordan Álvarez, cuyo tiempo de juego general está reducido por haber debutado el 9 de junio, una semana después del retorno de Garver de su lesión; Nelson Cruz, que ha estado bastante tiempo en la lista de lesionados; y Mark Canha, cuya explosión lo ha convertido en jugador titular que ha jugado prácticamente todos los días para los A’s desde finales de junio. Álvarez tiene 252 apariciones al plato, a pesar de pasar la mitad de la temporada (hasta ahora) en las menores. Cruz tiene 400. Canha más de 350. Garver ha bateado solo 286 veces.

El sábado, tuvimos la tercera noche anual de Baseball Prospectus en Target Field, y el gerente general de los Twins, Thad Levine, respondió a las preguntas de los asistentes. Salió el tema del uso de Garver. Incluso dada su regresión desde que regresó de su lesión, y dado que es principalmente un receptor, parece que lo infrautilizan. Levine mencionó, de pasada, que el equipo ve a Garver como una opción capaz en primera base, y también en la receptoría, y un murmullo inundó la habitación.

A pesar de sus muchos viajes a la lista de lesionados por parte del primera base C.J. Cron, Garver todavía no ha aparecido en la inicial esta temporada (salvo dos entradas en un solo partido). A pesar de los numerosos problemas en los jardines y las ausencias de Cruz, Garver ha sido llamado solo dos veces a ocupar el puesto de bateador designado, y no ha jugado nunca en el jardín, algo que hizo unas 15 veces en el filial de Rochester de Triple-A y con los Twins en 2017.

Levine defendió el uso cuidadoso de Garver, en primer lugar, reconociendo que la gerencia y el staff de entrenadores ha debatido usar al jugador de manera más versátil en varias ocasiones, solo para llegar a la conclusión de que querían darle días completos de descanso entre apariciones de receptor cuando fuera posible. También habló de la manera en la que Garver (y su compañero de pelotón, Jason Castro) sirve casi como un entrenador de lanzadores adicional, dado lo mucho que el equipo les pide participar en la planificación del juego y la preparación de los planes contra las ofensivas rivales.

Esa no es una noción desconocida estos días. Los receptores tienen las tareas de gestionar más información que nunca, y eso probablemente les consume más tiempo o energía mental que nunca para ser un buen receptor o bateador decente. Hacer las dos cosas, como los Twins le piden a Garver si esperan llegar lejos en octubre, es pedir mucho.

Russell A. Carleton ha investigado mucho en el béisbol, pero algunos de sus mejores trabajos han sido en el área de gestionar “La Rutina”. La temporada de béisbol es larga, y la demanda que exige de los jugadores (física, mental y emocional) puede ser enorme. Cuando estudiaba a los mánagers y buscaba el valor extra que pueden proporcionar, Russell descubrió que las mayores brechas entre ellos podían haber sido en su habilidad de minimizar los efectos de La Rutina.

Descubrió, en particular, que la disciplina al plato tendía a deteriorarse durante el transcurso de la segunda mitad de la temporada, pero que los buenos mánagers (o staffs de entrenadores, podríamos decir con más exactitud) podían mitigar eso: que sus jugadores podían gestionar la zona de strike y evitar ponches mejor, durante el curso de la temporada, debido a su mayor comodidad, mayor enfoque, o un mejor ritmo.

Incluya los hallazgos de Russell en la conversación sobre Garver, y no es difícil postular que los Twins están manejando la explosión del toletero de 28 años de manera apropiada. Incluso más que la mayoría de jugadores, Garver depende de finos márgenes, de tener bien amarrado su juicio de la zona de strike y su swing en todo momento.

Abanica en el primer lanzamiento menos del 15% de las veces, una rareza extrema para los bateadores de poder modernos. Ha perseguido solo el 18.6% de los lanzamientos fuera de la zona de strike, la octava cifra más baja entre los bateadores que han visto al menos 1,000 lanzamientos. Este año, bajo la tutela de una estructura de bateo que tiene a los Twins en camino de batir el récord de jonrones de un equipo, Garver está generando toneladas de contacto con el ángulo de lanzamiento más valioso para las pelotas bateadas. Eso es sensacional, pero tiene un precio.

Año     % Contacto en la Zona % Contacto cuando persigue lanzamientos
2017 84.6 61.9
2018 83.0 56.3
2019 88.2 48.2

Cuando no persigue lanzamientos, Garver es letal. Cuando lo hace, es más propenso que nunca a abanicar. Es más, dada su paciencia en general, está en muchas cuentas profundas, así que un error en un lanzamiento o una mala lectura en un slider puede acabar con su suerte. Todo eso hace especialmente importante que esté fresco, enfocado, y protegido de malos enfrentamientos tanto como sea posible, y los Twins han tenido éxito en ese aspecto.

Por otro lado, hay claramente un punto en el que los regresos con descanso extra empiezan a disminuir, y (lo sabemos de las historias de hombres multiusos y suplentes que jugaron mejor cuando finalmente tuvieron una oportunidad más grande) un punto en el que esos retornos se vuelven negativos, directamente. Es posible que los Twins hayan alcanzado el primer estado con Garver, y que hayan estado flirteando con el segundo.

En esta era, cuando batear requiere tanto ritmo, y un swing tan especial, y cuando la industria ha considerado que la mayoría de las prácticas de bateo son una manera insuficiente de mantener esas cosas, el punto en el que descansar perjudica más que beneficia podría ser más bajo que nunca. Incluso si no es el caso, Garver es mucho mejor que la actual versión (disminuida por las lesiones) de Cron y el bate en declive de Castro que podría ser la mejor opción incluso cuando no está en su mejor momento.

Si el mánager novato Rocco Baldelli ha estado manteniendo con cuidado a Garver fresco hasta ahora, y pretende incrementar progresivamente su uso durante la temporada, podría haber jugado sus cartas perfectamente. Los Twins tuvieron descanso el lunes, su segundo agujero en el calendario en cinco días. Garver debería ahora estar listo para ser receptor más a menudo, y entrar ocasionalmente por Cruz o Cron, y jugar al menos el 75% de su tiempo durante los últimos 32 partidos de su equipo. Debería estar disponible y en la alineación para casi partido de playoff. Debería estar lo suficientemente descansado para manejar esa carga de trabajo, mantener su ritmo al bate, y estar sano. Ahora, solo necesitamos ver ese tiempo de juego extra materializarse.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe