keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez

Los Yankees, como ya sabrán, han empezado bien. Los Giants no. Los Rays están jugando bien, al contrario de los Royals. No me necesitan para saber eso.

Esas parejas de equipos tienen similitudes, sin embargo. Durante sus primeros 81 partidos -la mitad del calendario de 162 juegos- los Yankees han tenido el mejor récord en juegos de una carrera, un porcentaje de victoria del .722 (13-5). Los Giants tienen el segundo mejor, .680 (17-8). Los Royals han ganado solo cinco de sus 21 partidos decididos por una carrera, un porcentaje ganador del .238 que fue el peor de las mayores. Los Rays están en .333 (5-10), empatados con los Angels (6-12) para los segundos peores.

En marzo, escribí un par de artículos sobre juegos de una carrera y palizas. La conclusión, consistente con otros trabajos en la materia, es que el récord de un equipo en juegos de una carrera durante una temporada cualquiera tiene poca o ninguna correlación con su récord en juegos de una carrera la siguiente temporada, y tampoco con su récord general la temporada siguiente. En otras palabras, hacerlo bien (o mal) en juegos de una carrera no es predictivo. Es suerte.

Nuestro inteligente comentador Matthew Gold preguntó:

¿Es mucho pedir que consideren cuándo un buen récord en partidos ajustados en la primera mitad de la temporada ayuda a predecir el récord de ese mismo año más tarde?

¡No lo es, Matthew! ¡Es una gran pregunta!

Para probar esto, miré cada temporada desde 1998 hasta 2018, por ejemplo, en la era de 30 equipos. Dividí cada temporada en dos[1]. Comparé el récord de cada equipo en juegos de una carrera en la primera mitad de la temporada con los de la segunda mitad.

¿Por qué debería haber una correlación más fuerte entre dos partes de una temporada que de un año a otro? Porque gran parte del éxito en juegos de una carrera depende de los bullpens. Los bullpens son muy variables de un año a otro. ¿Pero entre partes de temporadas? Algo menos. Así que quizá hay algo ahí. (Otro componente de éxito en juegos de una carrera es batear a tiempo, pero solo quiero ver eso de una manera: suerte).

Quizá los equipos que empiezan el año bien en juegos de una carrera terminan bien en juegos de una carrera. Quizá es una habilidad consistente en una temporada.

O quizá no. Este gráfico muestra cada temporada de los equipos de 1998 a 2018. Es un gráfico de puntos del porcentaje de victoria en la primera mitad de la temporada (eje x) y la segunda mitad de la temporada (eje y).

Si hubiera una correlación fuerte, veríamos una relación lineal desde la esquina inferior izquierda a la superior derecha. Pero es informe. El coeficiente de correlación es 0.10. Eso significa que no hay relación. El éxito en los juegos de una carrera durante la primera mitad de la temporada, en general, no se traslada a la segunda mitad.

Y si se lo pregunta, eso es durante todos los años. Este gráfico muestra la correlación entre el porcentaje de victoria de los equipos de la primera y segunda mitad de temporada en juegos de una carrera, por año.

La correlación entre el porcentaje de victoria de la primera y segunda mitad de la temporada en juegos de una carrera subió al 0.39 en 2004, pero aun así es muy débil. En cinco temporadas, la correlación fue negativa, lo que significa que los equipos con un récord ganador en juegos de una carrera durante la primera mitad de la temporada tendieron a récords perdedores en la segunda mitad, y al revés. (Una regla básica es que la correlación del 0.30 o 0.50 indica una correlación débil, algo por debajo de 0.30 no indica correlación ninguna).

No hay nada aquí que sugiera que hay algún patrón de equipos que lo hacen bien (o mal) en juegos de una carrera en la primera mitad de la temporada y que se duplique en la segunda mitad.

Pero eso no es lo que pregunta Matthew exactamente. ¿Los equipos que empiezan el año bien en juegos de una carrera finalizan bien en general? ¿Es un buen récord en juegos de una carrera el inicio de un año de éxitos? ¿Es el récord de juegos en una carrera durante la primera mitad del año predictivo durante el resto de la temporada que récords de una carrera respecto al éxito del año siguiente?

Aquí están los gráficos. Saque sus conclusiones.

Un gráfico de puntos del récord de ganados-perdidos en la primera mitad de la temporada (eje x) y el récord de ganados-perdidos en todos los juegos en la segunda mitad (eje y).

Durante las 630 temporadas de equipos de 1998 a 2018, la correlación entre el porcentaje de victorias en juegos de una carrera durante la primera mitad de la temporada y el porcentaje de victorias general durante la segunda mitad de la temporada es 0.17.

Y aquí están las correlaciones por temporada.

En cinco temporadas -2002-2004, 2009, y 2018- la correlación del coeficiente entre el récord de un equipo en juegos de una carrera durante la primera mitad de la temporada y su récord general en la segunda mitad apenas cumplieron el nivel del 0.30. Y en cuatro temporadas -2000, 2006, 2007 y 2014- los equipos con un récord de victorias en juegos de una carrera durante la primera mitad de la temporada tendieron a récords perdedores en general durante la segunda mitad (y viceversa).

Estas parejas raras citadas al comienzo del artículo no son inusuales.

Yankees y Rays: buenos equipos con récords divergentes en juegos de una carrera durante la primera mitad de temporada. Eso no dice nada sobre cómo lo harán en juegos de una carrera, o en sus juegos en general, durante la segunda mitad.

Giants y Royals: malos equipos con récords divergentes en juegos de una carrera durante la primera mitad de temporada. Eso no dice nada sobre cómo lo harán en juegos de una carrera, o en sus juegos en general, durante la segunda mitad.

Las apuestas dicen que los Yankees y los Rays estarán bien, y que los Giants y los Royals seguirán mal. Pero sus éxitos y fallos en juegos de una carrera durante la primera mitad no tienen nada que ver con eso.

Así que, Matthew, la respuesta es que un buen récord en partidos ajustados durante la primera mitad de la temporada no ayuda a predecir el récord de la segunda mitad. Pero, como dije, es una gran pregunta.


[1]Técnicamente, en una temporada de 2,430 partidos (cada equipo juega 162 partidos), miré la fecha que más se acercaba a la correlación del 1,215º partido del año. Eso no es exacto, ya que algunos equipos habrán jugado menos de 81 partidos hasta la fecha, algunos más. Pero está bien.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe