keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports

 Traducido por José M. Hernández Lagunes

La situación:  Vladimir, Hijo de Vladimir, de la Casa de los Guerrero, se convirtió en Ted Williams en las ligas menores superiores desde abril pasado, y las únicas personas capaces de detener su progreso son ejecutivos de su propio equipo. ¡Que viva el Rey del Norte!

Antecedentes: Nacido en Montreal, Quebec, Canadá durante la primera temporada como All-Star de su padre para los Expos, Vladimir Guerrero Jr. se mudó siendo un niño a la tierra de su familia, la República Dominicana para recibir clases de béisbol por parte de su tío Wilton, un ex jugador de Grandes Ligas. Vlad Jr. se convirtió rápidamente en uno de los mejores prospectos internacionales, firmando con Toronto como una de las joyas de la corona de la clase 2015 por $3.9 millones de dólares. Hasta que comenzó a hablar de su ascenso a las Mayores, se le asignó de manera extremadamente agresiva—la Liga Appy en su primera temporada profesional, liga de temporada completa unas semanas después de cumplir 18 años, Liga Doble-A unas semanas después de cumplir 19—y el prodigio respondió no sólo prosperando, sino demoliendo las ligas menores con una ferocidad cada vez mayor.

Guerrero fue probablemente la opción más fácil como mejor prospecto del béisbol que tendremos durante un tiempo en la temporada de invierno pasada, tras estar en cuarto lugar en el listado de los 101 en 2018. Con la lesión de Jo Adell y los ascensos de Fernando Tatís Jr., Eloy Jiménez y Víctor Robles, Guerrero fue el mejor prospecto actualmente activo en las ligas menores por un margen extremadamente amplio, una distinción que ahora recaerá en Keston Hiura o Forrest Whitley.

Guerrero ha estado claramente listo para las Grandes Ligas tras más o menos un mes después de que inició la temporada 2018, y posiblemente incluso antes. Comencé a bosquejar el artículo que estás leyendo hace más de un año, porque en esta publicación estábamos absolutamente seguros de que subiría el pasado mes de junio a más tardar. No lo fue, ya que los Blue Jays han utilizado algunas lesiones menores oportunas combinadas con una preocupación inventada con su juego defensivo para ejecutar uno de los más atroces esquemas de manipulación de tiempo de servicio que el juego ha visto.

Vladito puede ser un talento generacional de bateo. Si lo es, le falta una temporada o más de brillantez en la parte delantera de su carrera. Eso es mucho tiempo que habría sumado a sus totales de carrera, totales que legítimamente algún día podrían llevarle al Salón de la Fama. Le robaron la oportunidad de tener una temporada de Grandes Ligas de 19 años, que podría haber sido una de las mejores temporadas de bateo para un adolescente, junto con Juan Soto, y nos robaron la oportunidad de verlo intentarlo. En pocas palabras, es un crimen contra el béisbol que esto haya sucedido, y necesitamos hacer los cambios para asegurarnos de que no vuelva a suceder.

Scouting: Hemos asignado internamente a Guerrero con un OFP 80 desde que Jeffrey Paternostro y yo le vimos muy temprano en el 2018 y reconocimos enormes mejoras de temporada a temporada. No era un pelotero difícil de hacer scouting, y esas mejoras salieron de una base muy alta, porque ya era una proyección de papel 7 de alto nivel. Basta decir que a partir de hoy no es sólo el mejor prospecto del béisbol, sino el mejor jugador prospecto de posición que el béisbol ha visto en algún tiempo, al menos desde los días de gloria de Bryce Harper y Mike Trout, y tal vez incluso más atrás.

Lo primero que notarás de Vladito es que es la viva imagen de su padre en la cara y en su swing. No damos 80 en herramientas de bateo futuro, pero este tiene futuro de 80, y no hace daño que se vea tan bien porque su padre fue un jugador de 80 durante una década. Creemos que probablemente ya sea de 70, lo que es increíble para un joven de 20 años que aún no ha visto las Ligas Mayores.

El suyo es el swing de su padre, con toda la violencia controlada, la habilidad de conectar y la velocidad que esto implica. Sin embargo, Vlad Jr. tiene una ventaja significativa sobre su padre: Vlad Sr. intentaba conectar todo hacia los jardines—porque podría hacerlo—mientras que Vlad Jr. ha obtenido más bases por bolas que ponches en su carrera en las ligas menores. Nos damos cuenta de lo absurdo de comparar la capacidad de bateo de un prospecto con una mejor versión de un Miembro del Salón de la Fama de primera boleta. Pero es probablemente inevitable esta vez debido a quién es Vlad Jr., y si alguna vez hay un prospecto que lo merece, es él de todos modos.

Guerrero ha sido tan impresionante, y sólo se ha enfrentado a un lanzador más joven que él en la pelota profesional, en un juego de rehabilitación en la GCL el año pasado, lo cual es en sí mismo notable. Han pasado muchos años desde que vimos a un prospecto con este nivel de potencial de bateo general.

Anteriormente, durante la prospección de Guerrero, había algunas dudas sobre el tipo de poder de juego que finalmente batearía. Incluso en los niveles de pelota A mostraba más potencia bruta, pero no la había traducido en juegos de la forma que uno esperaría. Empezó a conectar con fuerza en la primavera de 2018, más notablemente bateando un cuadrangular para dejar sembrado al contrario en el Estadio Olímpico de Montreal con el primer equipo, y no ha parado esa mejora desde entonces, logrando completamente ese plus-plus en bruto en los juegos.

Las preguntas pendientes persistentes son sobre su cuerpo, sus lesiones y su utilidad defensiva. Incluso como adolescente, Guerrero ha mostrado lo que eufemísticamente tendemos a llamar un cuerpo de “alto mantenimiento”. (Básicamente, tiene un trasero grande y una estructura todavía más pesada.) A pesar de contar con uno de los mejores brazos en el campo de béisbol de las ligas menores—es hijo de su padre—y un cuerpo atlético subestimado, su defensa en tercera base en general ha sido cuestionada debido a su tamaño y a problemas ocasionales de confiabilidad. Cuando menos, es una excusa conveniente para retrasar su llegada a las Grandes Ligas. Su puesto defensivo final puede ser tercera base, jardín derecho, primera base, o incluso bateador designado, y su cuerpo podría pasar por muchas formas en los próximos cinco a siete años, pero debe ser pasable en la tercera base por lo menos durante un tiempo.

También ha perdido un poco de tiempo con lesiones de lo que sería óptimo, incluyendo una lesión menor de rodilla el verano pasado y un tirón en su oblicuo esta primavera. No creemos que su durabilidad sea una preocupación importante en el futuro, pero es algo que hay que tomar en cuenta.

Futuro inmediato en Grandes Ligas: Las cosas salieron terriblemente mal en algún momento si Guerrero no es uno de los mejores bateadores en el béisbol desde hoy hasta bien entrada la década de los 30s. PECOTA lo proyectó como uno de los 10 mejores bateadores del planeta para el 2019, y nada que veamos en el campo está en desacuerdo con eso. Es una estrella.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe