keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports

 Traducido por Carlos Pérez 

Un jueves, un bateador designado entró en el quinto lugar de la alineación de su equipo y conectó un cuadrangular el día que comenzaba una serie en Anaheim. Ese domingo, el BD era el lanzador abridor de su equipo, y se enfrentaba a un rival famoso por salvar tres juegos en la Serie Mundial de 2012. Y el cerrador de la Serie Mundial de 2012 también había sido titular el día anterior.

Aquí está lo rápido que lo desconocido puede convertirse en habitual: la crónica del Associated Press del Rays-Angels del 20 de mayo ingoró que era la segunda apertura consecutiva del relevista Sergio Romo hasta el noveno párrafo. La crónica del Los Angeles Times no mencionó a Romo en absoluto.

Ambos textos giraban sobre el BD y abridor Shohei Ohtani, cuyo rendimiento paradójicamente llamaba la atención mucho más que el nuevo y extraño rol de Romo. Evitaron la tentación de aprovecharse de esa combinación y se centraron en el resultado y en escribir diligentemente la crónica del juego.

Fuera de ese círculo de cotidianeidad, ese juego fue mucho más. Ver ese partido era viajar desde el béisbol de 2008 al béisbol de 2028. Es enero ahora; contar carreras y victorias y derrotas no tiene sentido, y el juego sigue hacia delante. Antes de que sea demasiado tarde, rebobinemos y démosle ‘play’ a un episodio del béisbol de 2018 que fue, en el sentido más literal de la palabra, destacable.

Primera Entrada

Aunque Zack Greinke ya tuvo dos aperturas consecutivas que incluyeron una expulsión muy temprana en 2012, Romo está realmente intentando cumplir su misión como lanzador abridor en dos días seguidos en las mayores. Su misión simplemente es más corta. Esto ha sido noticia para la retransmisión de los Rays, y los comentaristas Dewayne Staats y Brian Anderson han estado comentándolo todo el día. Es admirable. Abiertos de mente, ya adelantan que el experimento de Romo es un éxito porque ya ponchó a tres bateadores el día anterior.

ALGO DESTACABLE: Los Rays quizá hayan encontrado su caballo. -Anderson

ALGO POSIBLEMENTE DESTACABLE: Solo estaba pensando… ¿No sería mejor si ellos hubieran dado inicio a dos derechos diferentes y no le hubieran dejado a Romo otra oportunidad tan pronto?

Segunda Entrada

Hubo otro juego en Los Ángeles, hace 10 años, en donde algunas caras perplejas tomaron el montículo cuando era la hora de jugar al béisbol. La lluvia hizo una rara aparición en la previsión del tiempo antes de un Giants-Dodgers el 2 de abril de 2008, lo que hizo que Bruce Bochy y Joe Torre dieran entrada a Merkin Valdéz y Hong-Chih Kuo. La tormenta se desvió, no obstante. Ansiosos, los mánagers regresaron a los titulares originales Tim Lincecum y Chad Billingsley sin llegar al retraso.

Entonces llegó el diluvio. Produjo unos numeritos locos que podrían haber llegado a la mente de un fan poco familiarizado con el béisbol tratando de descubrir qué pasaba en este juego entre los Rays y Angels. Entonces, era todo un fallo, una serie de errores Seinfeldianos que terminaron con la victoria en poder de Lincecum y anotando la carrera de la victoria. Ahora, 48 horas después una gerencia decía que eso era una estrategia, que el ‘iniciador’ era algo real.

ALGO DESTACABLE: Y ahí está para el iniciador. Romo se va después de una entrada y un tercio. Esta llamada al bullpen es patrocinada por la Lotería de Florida – Staats.

ALGO POSIBLEMENTE DESTACABLE: Me pregunto si ese patrocinio del bullpen costará más dinero el año que viene para los partidos de los Rays.

Tercera Entrada

La presencia de Ohtani en el montículo no dejó al espectador fuera de lugar. No destaca como una prueba triste de un mundo que cambia con rápidez. No hace destrozar convicciones. Lo hace en los días anteriores o posteriores. El resto de días revolucionarios se filtran entre la nada. Tiene dificultades para controlar la zona y ejecuta sus lanzamientos temprano. Esa es la historia contra los Rays, mientras trabaja después de sus habituales seis días de “descanso”.

Ohtani permite una línea de .145/.234/.203 en las entradas 4-6 -uno de los mejores rendimientos cuando las cosas deberían empezar a ir mal- pero tiene problemas con los pasaportes y especialmente con los jonrones en las primeras tres entradas. Incapaz de ponerse por delante en la cuenta tan lejos, ataca al noveno bate de los Rays, Johnny Field, con un lanzamiento amplio en el primer lanzamiento y es castigado.

ALGO DESTACABLE: Esta alineación de los Rays la ha visto por dos entradas y ahora tiene problemas para ponerse cómoda. -Anderson.

Cuarta Entrada

Con Andrelton Simmons y Zack Cozart a bordo y los Angels abajo 1-0, Luis Valbuena batea como emergente contra el lanzador Matt Andriese. Toma una de sus 147 apariciones como emergente antes de la quinta entrada que la liga verá en 2018, batea un rodado de out, y empata el juego. Esas 147 apariciones emergentes tempranas son las mayores en memoria reciente (desde al menos 2002), mientras que en 2018, 4,115 bateadores emergentes en la séptima entrada  en adelante serán la mínima en ese mismo periodo. Jefry Marté se va no mucho después de Romo, con considerablemente menos fanfarria.

ALGO DESTACABLE: ¿Qué tan desesperado está Mike Scioscia por la ofensiva? Coloca estos dos buenos corredores en base y ya busca algo en la banca en la cuarta entrada. – Anderson

ALGO POSIBLEMENTE DESTACABLE: Hey, parece que los Angels tienen una situación de ventaja aquí. Quizá sea el turno al bate más importante del partido.

Sexta Entrada

Entra Anthony Banda para los Rays. Lanza el primer lanzamiento del partido fuera del ‘windup’. Incluso esto es un híbrido de un giro de un paso parecido al de David Price, sin todo el movimiento “extra”, quizá en la misma línea que las rutinas de Satchel Paige, Juan Marichal, Greg Maddux o Clayton Kershaw.

Siendo Romo un relevista, los lanzadores de los Rays habiendo sido entrenados para la flexibilidad, y Ohtani siendo un lanzador constante -por la simplicidad- los envíos son optimizados como una cuestión de rutina, nunca condensados o desatados por el estado de las bases. De otra manera, sus envíos no son optimizados en absoluto. Los relevistas se toman 25 segundos entre cada lanzamiento, un segundo y medio más que los titulares, en promedio. La búsqueda de consistencia, la búsqueda de velocidad, la búsqueda del próximo out… todo eso empieza con un estiramiento.

ALGO POSIBLEMENTE DESTACABLE: Hombre, esas viejas caricaturas de Bugs Bunny podrían volver a ser inexactos muy pronto.

Octava Entrada

Ohtani se va con ventaja, una ovación, y 110 lanzamientos. Es uno de los dos lanzadores sin cumplir 24 años en cruzar ese rubicón hoy, junto a Jack Flaherty, de los Cardinals. Todavía se siente como un regreso al pasado, lo que debería ser algo momentáneo en favor de lo que podría ser. Habrá solo 13 de estas salidas en todo el año -lanzadores de 23 o menos lanzando 110 o más lanzamientos. Es más que los nueve de 2017, pero un gran descenso de los 68 de 2008 o incluso los 39 de 2016.

La atención por la salud de los brazos jóvenes es algo bueno, pero la gente duda de que haya una fuerza igual que se extienda en otra parte: el día de Ohtani fue más electrizante. ¿Vitorean porque Ohtani es Ohtani? ¿Por su impresionante exhibición? ¿Porque los Angels tienen más carreras que los Rays?

Justin Anderson apaga un conato de remontada, un lanzador fresco que poncha a un campocorto jugando primera base. Los comentarsistas utilizan un ritmo familiar. Mientras un juego se les escapa, miran hacia delante, entre las visitas al montículo y swings, al siguiente. Al enfrentamiento de lanzadores.

ALGO DESTACABLE: Volvemos el martes con Jake Faria contra Chris Sale y los Red Sox. – Staats.

ALGO POSIBLEMENTE DESTACABLE: Probablemente.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe