keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Marco Gamez

Nací y viví en Corea del Sur hasta que cursé la escuela primaria. Algunos de mis primeros recuerdos deportivos consisten en ver los momentos destacados de la Organización Coreana de Béisbol a las 9:45 todas las noches en KBS Sports News. Recuerdo haber asistido a un juego de LG Twins vs. Doosan Bears en Jamsil Stadium en el Día de los Niños (5 de mayo) en 1999, donde Doosan ganó ese muy emocionante juego con marcador de 10-9 gracias a un jonrón de Ahn Gyeong-Hyun. Me uní a un equipo de Pequeñas Ligas ese año para probar suerte en convertirme en un fenómeno del béisbol, quizás el próximo Lee Seung-Yeop (el líder jonronero de por vida en la KBO), pero, por desgracia, las estrellas no estaban alineadas.

Mi familia se mudó a Connecticut en 2002. Incluso viviendo en los Estados Unidos desde la escuela media hasta la universidad, seguí con la KBO (por sus siglas en inglés) mientras crecía mi afición por la MLB. Ha sido muy divertido seguir de cerca dos ligas diferentes y comprender lo suficiente para comparar y contrastar sus características. Ahora vuelvo a vivir en Corea, así que me levanto para ver un juego de otra parte del mundo en MLB.tv y luego, unas 10 horas después, veo los juegos que ocurren en mi país de origen. Una dosis doble de béisbol es maravillosa.

Estoy seguro de que el 99% de los lectores aquí siguen la MLB principalmente. Puede parecer desalentador tratar de seguir de cerca a otra liga completa, especialmente cuando no tienes una conexión personal con esa nación en particular. Pero entienda esto: sigue siendo béisbol, y personalmente he encontrado mucha alegría al poder entender y seguir lo que está sucediendo en dos países diferentes. Mi esperanza es que algunos de ustedes, fanáticos del béisbol, puedan sentir lo mismo, así que voy a cubrir la KBO regularmente para BP.

A continuación, se muestra una introducción a la KBO, con mucho más por venir.

***

Equipos KBO

La liga comenzó en 1982, con seis equipos que representaban diferentes áreas de la nación mientras llevaban nombres de sus dueños corporativos. Aquí están los equipos originales y sus ciudades:

MBC Chungyong (Seoul)
Lotte Giants (Busan)
Haitai Tigers (Gwangju)
OB Bears (Daejeon)
Samsung Lions (Daegu)
Sammi Superstars (Incheon)

Solo los Giants y los Lions han permanecido con el nombre y las ciudades originales de su equipo. Aquí están los equipos establecidos para la temporada de 2019.

LG Twins (Seoul)
Doosan Bears (Seoul)
Kiwoom Heroes (Seoul)
SK Wyverns (Incheon)
KT Wiz (Suwon)
Hanwha Eagles (Daejeon)
Kia Tigers (Gwangju)
Lotte Giants (Busan)
Samsung Lions (Daegu)
NC Dinos (Changwon)

La modificación más reciente es que el equipo anteriormente conocido como los Héroes Nexen (para quienes Jung-Ho Kang y Byungho Park jugaron antes de aterrizar en las Grandes Ligas) ya no se llama así. El Heroes Baseball Club es la única franquicia en la liga que es una entidad propia en lugar de pertenecer a una corporación más grande, y han usado la marca de su patrocinador en el nombre como parte de los medios para ayudar a operar su franquicia. Su contrato con la corporación de neumáticos Nexen para los derechos de denominación expiró después de la temporada 2018 y desde entonces se han vinculado con la corporación Kiwoom como patrocinador.

En cuanto a los otros clubes, sí, todos llevan los nombres de sus corporaciones matrices. Imagínese si los equipos de la MLB hicieran lo mismo: piense en los Mariners de Nintendo o en los Tigers de Little Caesars. Estoy seguro de que no es una idea atractiva para la mayoría de los lectores aquí. ¿Yo? Personalmente estoy desensibilizado porque escucho nombres como los Haitai Tigers o los Hyundai Unicorns, y veo camisetas de Nexen Heroes con parches de patrocinadores corporativos por todas partes, desde que tengo uso de razón.

Popularidad reciente

A fines de la década de 1990, Corea del Sur se vio afectada por una crisis financiera a nivel nacional que, finalmente, los llevó a solicitar un préstamo del Fondo Monetario Internacional. En general, las personas empezaron a gastar menos y eso se correlacionó con una menor asistencia a la KBO. Algunas corporaciones ya no podían administrar una franquicia. La corporación Haitai vendió su franquicia a Kia Motors (de ahí el cambio de los Haitai Tigers a los Kia Tigers), por ejemplo. En un caso extremo, los Raiders de Ssangbangwool tuvieron que abandonar su franquicia después de vender a sus mejores jugadores y ofrecer un terrible nivel de beisbol.

Otro golpe para KBO fue la creciente popularidad del fútbol. A principios de la década de 2000, la nación experimentó un inmenso entusiasmo por el fútbol en torno a la Copa Mundial 2002 Corea-Japón. No solo fue un gran problema que la nación fuera co-anfitriona del torneo mundial, Corea del Sur también llegó a las semifinales al vencer a las potencias de Italia y España en el camino. Fue genial para el orgullo nacional, pero malo para la KBO. Ese año, la liga acumuló 2.39 millones en asistencia total, que equivale a 4,501 por juego, un fuerte descenso de un promedio de asistencia de 10,727 por juego en 1995.

Afortunadamente para la liga, las soluciones surgieron a mediados de la década del 2000. Primero, vimos el surgimiento de estrellas jóvenes que despertaron el interés del público. En 2006, el novato zurdo de 19 años  Hyun-Jin Ryu  incendió la liga al ganar el Premio al Novato del Año y al Jugador Más Valioso (MVP) mientras ayudaba a sus Hanwha Eagles a llegar a la Serie de Corea. Esa misma temporada en Busan, el corpulento primera base Dae-Ho Lee de 24 años de edad ganó la Triple Corona. En los años siguientes, la KBO vio florecer más talentos jóvenes como el lanzador diestro Suk-Min Yoon, el lanzador zurdo Kwang-Hyun Kim, el infielder Jung-Ho Kang, el lanzador zurdo Hyeon-Jong Yang, y el infielder Jeong Choi.

Quizás una razón aún mayor (y también un subproducto del punto anterior) es que el éxito internacional de la selección nacional coreana aumentó el interés público en el béisbol. En 2006, el equipo llegó sorpresivamente hasta las semifinales en el Clásico Mundial de Béisbol inaugural, incluida una impactante victoria sobre la escuadra de los Estados Unidos cargada de estrellas. En 2008, ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing, una hazaña conquistada por primera vez por el equipo de béisbol de la nación. La secuencia de vencer a Japón dos veces y asegurar la dramática final contra Cuba cautivó a todo el país. También comenzó el auge del béisbol entre los jóvenes de todo el país que se dedicaron a este deporte, y los recién seleccionados jugadores de la KBO provenientes de la escuela secundaria fueron apodados “Beijing Kids”. El equipo nacional también tuvo un inmenso éxito en el Clásico Mundial de Béisbol 2009, donde alcanzó la final que perdió ante Japón en entradas extra.

La combinación de jóvenes talentos emergentes y el éxito internacional aumentó significativamente la asistencia de la KBO. En 2006, la liga atrajo a 3.04 millones de personas a los estadios. Eso aumentó a 5.93 millones en 2009, casi duplicando la asistencia en tres años. Desde entonces, el número ha tendido a ascender gracias a que el béisbol ha consolidado su estatus como el deporte más popular de la península. Más allá de eso, otras dos corporaciones, NCSoft y Korean Telecoms, vieron el béisbol como una oportunidad para crear conciencia sobre su marca, estableciendo dos nuevas franquicias que fueron los NC Dinos en 2013 y KT Wiz en 2015.

La liga rompió la barrera de asistencia de siete millones (7.15) en 2012, y cuatro años más tarde superó los ocho millones (8.34). Después de alcanzar un récord histórico de 8.40 millones en 2017, la KBO experimentó una leve caída hasta la aun buena cifra de 8.07 millones en 2018. A través del éxito internacional, el buen marketing y otros factores, el béisbol coreano se ha transformado de jugar un papel secundario con respecto al fútbol en el deporte más importante de la península.

Relevancia para MLB

Hemos empezado a ver a más jugadores coreanos llegar a la MLB. En la década de 1990, Chan-Ho Park se convirtió en un lanzador abridor de primer nivel para los Dodgers, ampliando el interés de los busca talentos en Corea. A fines de la década de 1990, los Red Sox ficharon a una serie de lanzadores coreanos, como el derecho Jin-Ho Cho, el derecho Seung-Joon Song y el zurdo Sang-Hoon Lee. Los Diamondbacks tuvieron más suerte, ya que pudieron obtener a un futuro cerrador en el lanzador que trabaja con el estilo de brazo a media altura: Byung-Hyun Kim. Si bien ninguno de ellos llegó directamente de la KBO, estaba claro que los equipos estadounidenses prestaban mayor atención a los talentos de la península, con la esperanza de que obtendrían a un nuevo Park.

Después de la temporada de 2012, los Dodgers se convirtieron en el primer equipo de Grandes Ligas en fichar a un jugador directamente de la KBO, agregando a la estrella zurda Hyun-Jin Ryu, quien ha demostrado que cuando está saludable es un lanzador de grandes ligas de élite, con una efectividad de 3.20 en 558 entradas en su carrera. Tras su éxito, los equipos de Grandes Ligas se mostraron aún más ansiosos por ver qué podían hacer los jugadores de KBO en los Estados Unidos. En particular, los Pirates ficharon a Jung-Ho Kang, los Twins adquirieron a Byungho Park, los Orioles vieron un buen retorno con el jardinero Hyun-Soo Kim, y los Giants tuvieron al infielder Jae-Gyun Hwang para tomarse “una taza de café” en las mayores.

Los jugadores no coreanos que jugaron en la KBO también fueron vistos y fichados por los equipos de la MLB, con Eric Thames como un excelente ejemplo. Después de demoler a sus competidores en la KBO con los NC Dinos de 2014 a 2016, los Brewers lo ficharon a un contrato por tres años y ha bateado .504 durante dos temporadas en Milwaukee. Este invierno, el derecho Merrill Kelly, quien pasó 2015-2018 con los SK Wyverns después de ser un prospecto de poca monta en el sistema de los Rays, firmó un contrato de dos años y $5.5 millones con los Diamondbacks. Si bien no todos los miembros de la KBO se han desempeñado bien en las mayores, está claro que los equipos de MLB están explorando Corea más que nunca.

Espero que también te nos unas para el paseo de esta temporada.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe