keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Pérez

Durante el mes de noviembre, el Staff de BPespecializado en equipos de fantasía analizará posición por posición a las sorpresas y decepciones más grandes de la temporada 2018. Hablaremos de las expectativas antes de la temporada y qué pasó en 2018 antes de debatir su valor de fantasía para el 2019.

Según las temporadas de tres de los receptores más seleccionados—Gary Sánchez, Buster Posey y Willson Contreras, para refrescar su memoria—lo más sorprendente sobre los receptores esta temporada sea que todos tuvieron un buen año.

J.T. Realmuto lideró el grupo sin hacer particularmente sorprendente. Si pusiéramos a Yadier Molina como una sorpresa, debería haber sido desde la perspectiva de su falta de envejecimiento, ya que ha replicado su temporada 2017. Wilson Ramos fue estupendo cuando no estuvo lesionado, que es, desafortunadamente, lo que hemos esperado de Ramos. Salvador Pérez produjo números idénticos en 2018 en tres de cinco categorías, y casi lo hizo también en carreras.

Los dos principales competidores para ser los más sorprendentes entre los mejores receptores de este año fueron Yan Gomes y Francisco Cervelli. Mientras Gomes contribuyó finalmente un poco más a los equipos estándar 5×5, consideré a Cervelli como el jugador que produjo los resultados más sorprendentes, especialmente considerado el cambio en su perfil.

Expectativas para 2018

Muy poco se esperaba de Cervelli cuando se celebraron los drafts. Era el 38º receptor en promedio, con una posición promedio de drafteo de 443 en ligas NFBC e incluso más tarde en otros formatos, si es que era drafteado en absoluto. Cervelli no logró estar en los Rankings Escalonados de BP o en Proyecciones a 3 años, y por una buena razón. Iba a comenzar su temporada de 32 años, nunca había bateado más de siete jonrones, y su habilidad ofensiva primaria era su capacidad de obtener bases por bolas, lo cual ayudaba poco en las ligas de fantasía cuando le ubicaban casi al final de las alineaciones de Pittsburgh.

Eso no significa que Cervelli no haya sido buen bateador. El receptor de los Pirates no había estado por debajo del promedio en TAv desde 2011. También obtuvo la mayoría del tiempo de juego por su utilidad defensiva. Simplemente no era un perfil de mucho uso en fantasía, hasta que ese perfil cambió.

¿Qué pasó en 2018?

El nuevo poder de Cervelli captó nuestra atención inmediatamente conforme se acercaba a su total de cuadrangulares en 2017 en el primer mes de la temporada, pegando cuatro para el final de abril. Hizo lo mismo en mayo, lo que significa que había batido un nuevo récord personal antes de que el calendario llegara a junio.

Un nuevo movimiento dentro de la caja de bateo fue lo que propició un incremento repentino en su ángulo de salida en el momento de contacto, lo que hizo que Cervelli pegara más del 50% de elevados, un contraste para un jugador que nunca había llegado al 30% desde que llegó a Pittsburgh. Las habilidades en base también se mantuvieron en altos niveles, pues finalizó la temporada en .370 o por quinta vez en las últimas seis temporadas.

Por supuesto, el resto de la temporada no fue tan buena como en abril y mayo. Problemas con conmociones fueron la principal razón para que el jugador de 32 años solo apareciera en 104 juegos, e incluso esa fue solo la tercera vez que alcanzaba triples dígitos. Cuando Cervelli jugó en la segunda mitad, la ratio de elevados estaba incrustado en los treinta, todavía una mejora respecto a los años anteriores pero fuera del tipo de ratio que le habría llevado a un ritmo de más de 20 cuadrangulares. De esta forma, terminó con 12 de ellos.

Ese tiempo perdido también evitó que Cervelli mejorara en lo que ya era otro récord personal de carreras impulsadas, y terminó con 57. Conviene notar una consecuencia menos positiva de la mejora de poder: Cervelli quedó out por medio de elevados más que nunca. Eso dejó su promedio de bateo en .259, muy lejos de su techo en 2014-2015.

De cara a 2019

Cervelli ha demostrado que es una herramienta relevante en equipos de fantasía de la manera en la que nunca lo vimos: su habilidad para contribuir con cuadrangulares. Esta subida no es cuestión de suerte, ya que claramente fue capaz de levantar la pelota con poder de manera regular. Eso le hace un objetivo que merece la pena en las últimas rondas, asumiendo que su temporada corta hace que muchos jugadores desestimen la magnitud de su mejoría. En ligas OBP, Cervelli es un activo valioso y esas habilidades han permanecido consistentes durante su carrera, incluso durante su mejora de poder.

Es difícil decir cuánto de ese descenso en poder de la segunda mitad fue debido a problemas de conmociones en lugar de los ajustes de los lanzadores rivales. Cervelli ciertamente vio lanzamientos menos duros conforme avanzó la temporada y parecía que los lanzadores intentaban atacarle más abajo y adentro así como arriba y afuera durante los últimos cuatro meses, un cambio significativo respecto al resto de su carrera, cuando abajo y afuera era lo más habitual. Eso podría ser un intento de tomar ventaja de un swing dirigido a crear esos ángulos de lanzamiento más ángulos, aunque para méritos de Cervelli, todavía bateó bien en la segunda mitad, solo que de una manera que es menos atractiva para el equipo de fantasía estándar.

Las conmociones podrían representar la mayor de las preocupaciones. Cervelli insiste que todavía quiere ser receptor, y así será elegible en 2019, pero la imprevisibilidad y los riesgos de salud a largo plazo asociados a las conmociones presentan una amenaza a su tiempo de juego a corto plazo y a sus posibilidades de quedarse detrás del plato después de eso. Si está sano, el enfoque fuerte de Cervelli junto con su nueva dimensión de poder sugiere que es una buena apuesta para alcanzar al menos jonrones de dobles dígitos con un promedio sólido y un OBP sobresaliente. Si solo esa salud no fuera un signo de interrogación.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe