keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt
Image credit: USA Today Sports

La situación: Es hora de que los White Sox midan la temperatura de cómo se está desarrollando su reconstrucción. Y como estoy seguro de que todos ustedes saben, la única forma de medirlo es ver cuántas personas asisten al primer partido de Michael Kopech.

Los antecedentes: Kopech fue la selección de primera ronda de los Red Sox en el draft de 2014, reconocido como un típico brazo lanzallamas proveniente de una escuela preparatoria de Texas. Después de su debut profesional en GCL (Gulf Coast League) ese verano, Kopech fue asignado a Greeneville en la Liga South Atlantic en 2015. El entonces jugador de 19 años tuvo un comienzo dominante, ponchaba a más de un bateador por entrada durante su primera temporada completa como profesional, pero la misma fue interrumpida tras resultar positivo en una prueba de usar una sustancia estimulante prohibida.

A pesar de la temporada abreviada, el repertorio y el rendimiento fueron lo suficientemente buenos para que Kopech se colara entre los últimos de nuestra lista de los 101 mejores prospectos de 2016, ubicándose en el puesto 98. Hubo más pérdida de tiempo en 2016, ya que la temporada de Kopech comenzó tardíamente porque se fracturó su mano de lanzar en lo que el equipo describió como “un altercado” con un compañero de equipo durante el entrenamiento de primavera (niños, peleen siempre con la mano con la que no lanzan).

Sin embargo, una vez que llegó a Salem ese verano, se apagaron las luces para los bateadores contrarios. Mientras regularmente alcanzaba lanzamientos con velocidad en los tres dígitos, Kopech ponchó al 40 por ciento de los bateadores que enfrentó en la Liga de Carolina, y saltó al puesto número 36 en nuestra edición de 2017 de los 101 mejores prospectos. Esa misma temporada baja, Kopech fue intercambiado a los White Sox, junto con Yoán Moncada, Luis Alexander Basabe, y Victor Díaz, en la transacción por Chris Sale, cuando Dave Dombrowksi una vez más siguió su premisa profesional de desechar cualquiera de las listas de prospectos ya publicadas.

Kopech siguió abanicando a los bateadores rivales cuando ascendió a los peldaños superiores de las ligas menores, pero los problemas de control limitaron su capacidad para durar muchas entradas en los partidos. Aún así, llegó a Triple A a finales de 2017, y gracias a un poco de refinamiento en su control y mejoras en los envíos secundarios se convirtió en uno de los mejores prospectos de pitcheo en el béisbol y ocupó el puesto 17 entre los mejores prospectos en nuestra lista de 2018. Los problemas de control han persistido en 2018, pero ha logrado una impresionante racha de aperturas desde el Juego de las Estrellas de Triple-A, registrando una relación de 59/4 K/BB en 44 entradas.

Reporte de los buscatalentos: Incluso “regresando” a usar envíos de 96-98 mph (155-158 kmh), como lo ha hecho en temporadas recientes para tratar de mejorar su comando y control, Kopech tiene una bola rápida de 80 grados. Este lanzamiento puede caer pesado en la parte baja de la zona de strike cuando es lanzado por el lado del brazo, y tiene una acción explosiva cuando lo eleva por encima de las manos para lograr ponches. Es efectivo trabajando de norte a sur (arriba hacia abajo), aunque a veces puede ser un envío “realmente descontrolado”, incluso en momentos como su reciente racha exitosa.

Kopech combina su bola más rápida con un slider, potencialmente categoría plus, que se ubica en las medianas 80 mph (129 kmh), y ha reinventado su bola curva esta temporada para contar con una apariencia diferente en su bola quebrada. La curva tiene un movimiento de 11-6 y se ubica alrededor de las 80 mph (129 kmh), y es potencialmente una segunda arma para mezclar con su recta. Podría ser particularmente útil contra los zurdos, ya que Kopech ha tenido problemas para encontrar consistencia con su cambio de velocidad que se ubica en las medianas 80 mph (129 kmh) a lo largo de su carrera profesional.

No hay banderas rojas de alerta en la entrega de Kopech, pero tampoco es exactamente una bola rápida ubicada en las altas 90 mph (145 kmh) que se lanza sin esfuerzo. Hay posibilidades de lastimarse. Fallará en algún momento. Todavía existe la posibilidad de que sea relevista a largo plazo, aunque ha mitigado algunas de esas preocupaciones en los niveles superiores de las ligas menores, y tiene el prototipo para ser abridor. Kopech es un prospecto de pitcheo de primer nivel, y el día de su debut se podría argumentar que es el mejor brazo joven en el béisbol. Hay más riesgos en su perfil de los que uno quisiera notar en alguien que ha registrado más de 250 entradas en los niveles superiores de las ligas menores, pero eso es algo inherente a quienes encabezan una rotación de pitcheo.

Futuro Inmediato de Grandes Ligas: Esta parece ser una audición a largo plazo en las Grandes Ligas para Kopech, por lo que debería tener seis o siete aperturas contra los mejores bateadores del mundo para demostrar que las mejoras en el comando y control en la segunda mitad no son momentáneas. Nadie cuestiona que con su velocidad provocará que muchos bateadores abaniquen en las Grandes Ligas, pero qué tan lejos podrá llegar Kopech en sus partidos — nunca promedió ni siquiera seis entradas por apertura en una temporada — y qué tanto será capaz de limitar el tráfico peatonal desde el plato hacia la primera base son las preguntas sin responder. —Jeffrey Paternostro

Impacto en Ligas de Fantasía: Si has leído hasta ahora y aún no has seleccionado a Kopech en ninguna liga en la que esté disponible, voy a detenerme aquí y darte la oportunidad de rectificar eso. ¿Es bueno? Ocupó el segundo lugar en mi última columna de Lista Escondida, Kopech será el mejor prospecto de pitcheo por el resto del año. En seis o siete aperturas, debería acercarse a 50-55 ponches, y si mantiene su reciente mejora de control, estamos en presencia de alguien que puede producir números SP2 de manera realista. Le espera lo que debería ser una semana de dos aperturas contra los Twins y Tigers, que es un gran escenario. Si tienes fallas de pitcheo en FAAB, ahora es el momento de acabar tu presupuesto. El grupo de pitcheo es extremadamente malo y no vas a ver a alguien más como este venir esta temporada. —Eddy Almaguer

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe