keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

La situación: Los Orioles son el peor equipo del béisbol esta temporada. Su jardinero central por muchos años, Adam Jones, ya se encuentra en decadencia, se convertirá en agente libre, y quizá ya no es un jardinero central defensivamente viable. Uno de los prospectos más altos, Cedric Mullins, es un jardinero central más o menos listo para la Gran Carpa. A diferencia de sus rivales canadienses, Baltimore de verdad da prioridad al desarrollo de jugadores en lugar de manipular su tiempo de servicio, así que ascendieron a Mullins para ver qué tal le va.

Antecedentes: Elegido en la decimotercera ronda del draft de 2015 proveniente de la Universidad Campbell, Mullins se asentó en el mapa de prospectos con una interesante campaña de entrenamientos de primavera en 2017. Aunque su temporada regular se vio limitada debido a problemas con su tendón isquiotibial, pudo dar el brinco de Liga-A baja a Doble-A y destacó cuando su salud se lo permitió, estableciéndose como algo más que un prospecto tipo reservista. Cuando se le regresó a la Liga Oriental para comenzar el 2018, un Mullins saludable comenzó a usar su velocidad nuevamente y arrasó con la liga en abril y mayo, consiguiendo un ascenso a Triple-A. Ubicamos a Mullins como quinto prospecto del sistema de Baltimore esta temporada y era un candidato serio para entrar al Top 50 a mitad de la misma.

Scouting: A pesar de medir 1.72 m y pesar 75 kg, Mullins se ha desarrollado en un prospecto balanceado y completo tanto a la ofensiva como a la defensiva. Mezcla una velocidad de bate potente y control del barril desde el lado siniestro del plato para proyectarse como un bateador por encima del promedio contra lanzadores diestros. Es otro de estos bateadores compactos quien desarrolló un buen uppercut gracias a su complexión musculosa; pinta para conectar entre 15-20 cuadrangulares y bastantes hits extra bases por temporada. Mullins consistentemente marca tiempos de corredor plus-plus, y debe robar muchas bases a menos de que sus pantorrillas se conviertan en un problema recurrente. Proyecta para quedarse en el jardín central en las Mayores y puede que destaque por su alcance y su guante, aunque se verá limitado por su brazo, el cual es inferior al promedio.

El aspecto negativo que le impide ser un prospecto top global es que es inexplicablemente un bateador ambidiestro. Nuestros reportes internos durante cuatro temporadas y tres evaluadores distintos dicen sin falta que su swing como diestro está muy, muy lejos de su swing como zurdo, y sus números son muy diferentes de cada lado durante toda su carrera profesional. No tiene la suficiente velocidad de bate desde el lado de estribor, y eso es un detrimento enorme a su perfil, ya que no ha probado batear a los zurdos desde su lado fuerte. A pesar de su velocidad, Mullins probablemente bateará en la parte baja de la alineación dada su pobre tasa de bases por bolas, y tal vez será un pelotero de reemplazo nada más.

Futuro inmediato en las Grandes Ligas: Parece que Mullins está listo para ayudar, y en verdad parece que Baltimore está listo para probarle durante el resto de la temporada. Tiene muchas chances para establecerse para el 2019 y más allá.—Jarrett Seidler

Impacto en equipos de fantasía: Quizás lo más alentador de los 21 robos de Mullins esta temporada es que un tercio de ellos han llegado durante el último mes. A estas alturas de la temporada sabemos quién está corriendo y quién no, así que es difícil escoger a alguien que pueda causar un buen impacto. Mullins tiene la capacidad de realizar dos o tres robos a la semana si consigue jugar con algo de regularidad, lo cual es una contribución considerable. Como bateador ambidiestro no es tan débil, y puede pegar un puñado de cuadrangulares fuera de Camden Yards antes de que termine la temporada. Considerando que nos dirigimos hacia el total de bases robadas más bajo en la última década, es difícil dejar pasar a Mullins en ligas profundas. Si a esto le sumamos su terquedad con los ponches y las cualidades de un sólido jardinero, puede reforzar tu equipo para la recta final.—Eddy Almaguer

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe

Baseball Prospectus uses cookies on this website. They help us to understand how you use our website, which allows us to provide an improved browsing experience. Cookies are stored locally on your computer or mobile device and not by BP. To accept cookies continue browsing as normal. You will see this message only once. Privacy Policy

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. See the BP Cookie Policy for more information. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close