keyboard_arrow_uptop
The Annual is coming! Click here to pre-order the 2020 Baseball Prospectus Book
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos José Lugo

Los Cleveland Indians adquirieron al LZ Brad Hand y el LD Adam Cimber desde los San Diego Padres a cambio del C-A Francisco Mejía. [19 de julio]

Solamente el desastre de la División Central de la Liga Americana ha mantenido el colapso del bullpen de los Indians de ser una historia aún más importante en la primera mitad. Los relevistas de Cleveland encabezaron el béisbol en ERA durante el periodo 2014-2017, y el monstruo de tres cabezas de Andrew Miller, Cody Allen y Bryan Shaw, se combinó para lanzar 43 entradas con ERA de 1.66 durante su carrera hasta la Serie Mundial en el 2016. Shaw se marchó como agente libre durante esta temporada muerta, Miller ha estado en la lista de lesionados desde mayo, y el bullpen de los Indians ha visto su ERA, de ser la mejor en las ligas mayores el año pasado con 2.89, inflarse hasta 5.28 esta temporada, ubicándose como la segunda peor en el béisbol.

Y aun así esto apenas ha importado, ya que su récord de 54-43 (hasta el cierre de edición) es suficiente para tener un colchón de 9.5 juegos de ventaja en una división donde ningún otro equipo tiene un ritmo de alcanzar más de 75 victorias. Clasificar de forma campante a los playoffs es muy bueno, pero hacerlo y además tener un bullpen capaz de acarrear al equipo fue razón suficiente para motivar a los Indians a pagar un abultado precio por ayuda en el relevo. El equipo ha construido un nuevo monstruo de tres cabezas, rodeando a Allen de Brad Hand en lugar de Miller del lado izquierdo y Adam Cimber en lugar de Shaw del lado derecho. Y podría terminar siendo un monstruo de cuatro cabezas si Miller regresa a un nivel parecido a su plena capacidad cuando llegue octubre.

Francisco Mejía quedó como octavo en la lista de los mejores 50 prospectos de media-temporada de BP, y no es frecuente que prospectos de ese tipo sean negociados por pitcheo de relevo. Sin embargo, los Indians hicieron de la estabilización de su bullpen una prioridad mayor, no solo para la segunda mitad de esta temporada sino además—con la inminente agencia libre de Miller y Allen—de los años por venir. La última vez que lo hicieron funcionó bastante bien. Dos años atrás en la fecha límite de cambios, estos enviaron a los cotizados prospectos Clint Frazier y Justus Sheffield a los Yankees por Miller, a quien le restaban dos temporadas y media de control en su contrato. Hand tiene tres temporadas y media de control restándole de un contrato que firmó en enero—lo cual supuestamente aplacaría los persistentes rumores de cambio—incluyendo modestos salarios de $6.5 millones de dólares en el 2019, $7 millones en el 2020 y una opción del equipo de $10 millones en el 2021.

Al momento del cambio del 2016, Miller tenía un DRA de 1.76 con los Yankees y venía de colocar DRAs de 2.25 y 1.81 en las dos temporadas previas. Hand ha tenido DRAs de 2.89, 2.74 y 3.22 desde que los Padres lo reclamaron por medio de listados de remanentes de los Marlins en abril del 2016. Por supuesto, “un pico no tan dominante como el de Andrew Miller” es difícilmente un insulto, y Hand se coloca cómodamente entre los mejores 10 relevistas zurdos del juego. Entre todos los relevistas zurdos con al menos 75 entradas lanzadas desde el 2016, solo Josh Hader, Aroldis Chapman y el propio Miller han tenido una tasa de ponches más alta, y Hand también aparece entre los primeros ocho en ERA, relación de K/BB y OPS de sus oponentes.

Hand es muy buen lanzador, tiene 28 años de edad, está firmado a precio barato hasta el 2021 y es probablemente lo más parecido a Miller que los Indians pudieron haber encontrado este mes. Si bien este cambio—y el alto precio pagado por los Indians—se mostrará correctamente como un negocio por Hand, no pasen por alto a Cimber como una segunda arma para las ultimas entradas, con aun más (e incluso más baratos) años de control del equipo restándole en su contrato. Seleccionado en la novena ronda del Draft 2013, el derecho y tirador por el lado del brazo tuvo finalmente su primer chance en grandes ligas esta temporada a la edad de 27 años y ha tirado 48 entradas con una relación de 51/10 en K/BB y solo dos jonrones concedidos.

Como pudiera usted esperar de un derecho lanza-Frisbees con una bola rápida cercana a los 140 kph (88 mph), Cimber ha sido mortal contra los bateadores derechos (.210/.221/.261) al tiempo de ser vapuleado por los zurdos (.293/.391/.569). Eso limita su utilidad en las últimas entradas y el límite de su potencial a largo plazo, y significa además que Cimber realmente no será llamado a cumplir el rol de “brazo de goma” de Shaw y tirar entradas múltiples. Los especialistas derechos no son tan comunes como sus contrapartes zurdos—“ROOGY” simplemente no suena bien—pero los Padres fueron capaces de colocar a Cimber ante bateadores derechos el 65 por ciento del tiempo. Con los enfrentamientos potenciales que se asoman en octubre y que incluyen a Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Gary Sanchez, o J.D. Martínez, Mookie Betts y Xander Bogaerts o Carlos Correa, José Altuve y Alex Bregman, el manager Terry Francona tendrá un buen número de oportunidades de utilizar a Cimber.

Cleveland estará de regreso a los playoffs, y ahora tienen de nuevo un bullpen que puede ser capaz de llevarlos lejos en octubre. – Aaron Gleeman

***

Los San Diego Padres adquieren al C-A Francisco Mejía desde los Cleveland Indians a cambio del LZ Brad Hand y el LD Adam Cimber. [19 de julio]

Hemos colocado ahora a Francisco Mejía entre los mejores 10 prospectos del béisbol en tres listas consecutivas (media-temporada 2017, pretemporada 2018  media-temporada 2018), de modo que pareciera que se ha entregado mucho por dos brazos de relevo. Pero como nos gusta decir en el lado de los prospectos en Baseball Prospectus: “Los receptores son extraños.”

El bate realmente no es lo que está en duda aquí. Es un swing suave y corto a ambos lados del plato, con un poquito más de poder del lado derecho. Mejía sigue bastante bien los lanzamientos lentos, y tiene velocidad de bate bien por encima del promedio y control del mismo. El poder es furtivo, pero el joven prospecto hará suficiente contacto para tener un poder promedio en juego, y tendrá temporadas en las que va a batear .300. Mejía es mucho mejor atleta de lo que usted esperaría, mostrando tiempos grado 40 corriendo, y es además un corredor inteligente y agresivo. Si estuviéramos seguros de que Mejía va a ser un receptor promedio defensivamente, entonces ese es un jugador que participará en múltiples Juegos de Estrellas.

¿Por qué no estamos seguros? Bueno, es complicado. Mejía tiene el brazo para la posición y, pese a preocupaciones acerca de su habilidad para recibir, obtiene buenas calificaciones tanto de nuestras métricas de encuadre de lanzamientos de ligas menores, como de mis propias observaciones viéndolo en persona. Sin embargo, está listado con 1.78 m de estatura y 78 kg de peso, y ambas cifras pudieran ser un poco optimistas. Mejía nunca ha recibido en más de 94 juegos en una temporada y ha enseñado tendencia a agotarse en los finales del año. Uno se pregunta si el físico puede manejar 110-120 juegos completos como receptor en liga mayor, y Cleveland lo había tenido trabajando en la tercera base y en las esquinas de los jardines, donde su bate con calificación 7 en la herramienta de bateo y 5 en el poder, juega, pero no con el mismo grado de emoción.

Los Padres deben mantenerlo como receptor, y este podría formar una útil combinación con Austin Hedges tan pronto como uh, ahora mismo, mientras agrega también su bate en la alineación en otro lugar ocasionalmente. Nunca pareció como que Cleveland tenía en tan alta estima a Mejía como lo tenía yo, y tenía sentido que estos no quisieran interrumpir el tiempo de juego de Yan Gomes durante este ciclo de competencia. Gomes es mejor defensivamente y tiene años de experiencia manejando este cuerpo de lanzadores. Mover a Mejía por Hand y Cimber le da a Tito Francona la construcción de bullpen que él querría para acortar los juegos en contra de opositores más fuertes y profundos en octubre, pero otro botín en julio por brazos de relevo solo nos muestra cuan costoso se ha vuelto construir un bullpen de postemporada. – Jeffrey Paternostro.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe