keyboard_arrow_uptop
BP360 is Back! One low price for a: BP subscription, 2022 Annual, 2022 Futures Guide, choice of shirt

Traducido por Carlos Pérez 

Albert Pujols debutó en la MLB el Día Inaugural de la temporada 2001, jugando en el jardín izquierdo y bateando sexto para los Cardinals en su visita a los Rockies. Cinco horas después y a 1,300 millas de distancia, Ichiro Suzuki debutó en Seattle, bateando primero y jugando en el jardín derecho contra los A’s. Ese día Pujols pegó un imparable e Ichiro pegó dos, y… bueno, ya saben el resto. Fueron nombrados Novatos del Año en sus respectivas ligas -Ichiro también ganó el MVP de la Liga Americana, mientras que Pujols fue cuarto en la votación de la Liga Nacional- y ambos fueron Jugadores Estrella 10 veces.

El 2 de abril de 2001 fue un gran día para empezar una carrera como bateador.

La pasada semana, 18 años y un mes después, los futuros miembros del Salón de la Fama estuvieron relacionados por su grandeza. Ichiro anunció su retiro el pasado jueves, para pasar a un rol en la gerencia de los Mariners tras una carrera en la que registró 3,089 hits en América y 1,278 en Japón. Al día siguiente, Pujols se unió a Ichiro en el club de los 3,000 hits. Y no solo lo hizo Pujols jugando frente a los Mariners, en Seattle, sino que además fue una línea flojita a la antigua posición de Ichiro en el jardín central. (Si la versión 2001 de Ichiro hubiera estado en el jardín derecho, quizá habría tratado de eliminar a la versión 2018 de Pujols en primera base).

Todo esto me dejó pensando sobre el 2 de abril de 2001, y qué tan remarcable es que dos grandes bateadores de todos los tiempos debutaran el mismo día. O al menos mi impresión es que es remarcable. Para asegurarme, necesité algo de ayuda de Hans Van Slooten, propietario de un gran nombre y gerente de operaciones de béisbol para Baseball-Reference. Mi pregunta inicial era sencilla: ¿qué día en la historia del béisbol produjo más hits entre los jugadores que debutaron ese día?

La respuesta es el 1 de mayo de 1879, en el que los jugadores que debutaron registraron 15,303 imparables en toda su carrera. Pero esa respuesta no es muy divertida, porque el deporte que se juega hoy apenas se parece al de 1879, y también porque esos 15,303 hits vinieron de 26 jugadores diferentes. De hecho, el top tres y top cinco de los siete días con los debuts con más hits fueron en los 1800. Así que ajustamos el enfoque, y miramos temporadas después de 1900 y con jugadores que consiguieron al menos 1,000 hits en su carrera. Calidad sobre cantidad, básicamente.

El nuevo campeón es el Día Inaugural de 1954, el 13 de abril de 1954- con 11,065 hits entre seis jugadores con al menos 1,000.

Además de estar segundo en la lista de cuadrangulares en la lista de todos los tiempos, Hank Aaron está tercero en la lista de más hits de todos los tiempos, y es el que tiene más hits entre jugadores con 200 o más jonrones. Aaron bateó 0 de 5 en su debut, pero tuvo dos hits en su segundo partido y nunca miró atrás, bateando .275 en cada una de sus primeras 18 temporadas.

Seis jugadores que debutaron el 13 de abril de 1954 acumularon al menos 1,000 hits, lo que es un récord para cualquier fecha después de 1900. También: “Vic Power” puede que sea un nombre incluso mejor para un primera base que “Hans Van Slooten” para un gerente de operaciones de béisbol, y siempre me ha fascinado el hecho de que Power era conocido por su defensa, ganó siete Guantes de Oro, y nunca llegó a 20 cuadrangulares en una temporada.

El segundo puesto pertenece al Día Inaugural de la temporada 1958.

Vada Pinson debutó con los Reds a los 19 años y logró un sencillo ante Robin Roberts, miembro del Salón de la Fama, como su primer hit. A pesar de jugar sus mejores años bajo el dominio de los lanzadores de mediados de los 60, terminó como el sexto jugador que más hits consiguió de todos los tiempos con 29 años, con 1,881, solo superado por Ty Cobb, Mel Ott, Rogers Hornsby, Alex Rodriguez, y Hank Aaron. Después Pinson tuvo solo 876 hits cuando llegó a la treintena.

El Día Inaugural de 1956 está en el tercer lugar.

Así que las mejores tres fechas de debut para los bateadores fueron los primeros días de 1954, 1958, y 1956. Humm.

Frank Robinson y Luis Aparicio están en el Salón de la Fama, en los puestos 35º y 71º de la lista de más hits en la historia. Tito Francona fue un campocorto All-Star cuyo hijo, que nació casi exactamente tres días después de su debut, es uno de los entrenadores más exitosos de todos los tiempos.

Otro gran nombre: Jerry Lumpe. De hecho, si los nombres se basaran en descripciones acertadas, yo probablemente sería “Aaron Lumpe”.

En el cuarto lugar, con más hits desde 1960, es el Día Inaugural de 1989.

El 3 de abril de 1989 es el único día con tres debuts con jugadores por encima de 2,500 hits.

Ken Griffey Jr. y Omar Vizquel debutaron como compañeros en los Mariners; Griffey bateando segundo (un puesto por detrás de Harold Reynolds) y Vizquel bateando noveno (un puesto por detrás del tercera base Edgar Martinez). Griffey tenía 19 años y Vizquel 21, y aún así Vizquel conectó 162 imparables después de que Griffey se retirara (y 361 hits después de que Finley jugara su último partido).

Redondeando el top cinco está el Día Inaugural de 1924.

Como era de esperar, los Días Inaugurales dominan estos rankings. El mejor día debut para los bateadores desde 1900 que no fue en abril es el 6 de septiembre de 1967, liderado por Graig Nettles (2,225 hits), Amos Otis (2,020) y Pat Kelly (1,147). Es interesante que las nueve fechas con más hits que no son de abril son todas en septiembre, lo cual tiene sentido porque los principales momentos de la temporada en el que los equipos ascienden a jóvenes prospectos en masa son el Día Inaugural (al menos antes de que la manipulación del tiempo de servicio de los jugadores estaba de moda) y cuando las plantillas se expanden en septiembre. El día de debut con más hits que no fue ni abril ni septiembre es el 10 de mayo de 1982, con Willie McGee (2,254) y Tony Phillips (2,023).

***

¿Entonces dónde diantre está el 2 de abril de 2001? En sexto lugar, principalmente porque Ichiro y Pujols no recibieron mucha ayuda de sus compañeros debutantes.

Ichiro y Pujols son los que más hits tienen para dos jugadores que debutaron el mismo día, y el 2 de abril de 2001 es el único día en la historia del béisbol en el que dos miembros del club de los 3,000 hits debutaron. Y después… Shea Hillenbrand. Nadie más que debutó el Día Inaugural de la temporada 2001 registró 500 imparables en su carrera, mucho menos 1,000. Hillenbrand entró con fuerza, y promedió 158 hits en sus seis primeras temporadas, pero estaba acabado a los 31 años. Su último partido en las mayores fue en 2007, que fue la temporada antes de que Pujols ganara el segundo de sus tres premios de MVP.

También habrá notado que el 2 de abril está solo cuatro hits por debajo del 15 de abril de 1924, así que Pujols debería ser capaz de mover su fecha de debut al top cinco la semana que viene o así. Moverse más arriba será imposible. Dejaré a un lado a Hillenbrand y dire que 24 de 32 miembros del club de los 3,000 hits -incluyendo a los miembros del club de los 4,000 hits- debutaron en días en los que ningún otro jugador alcanzó 1,000 hits. Al menos Ichiro y Pujols se tienen el uno al otro (y Shea).

Así que, para responder a mi pregunta inicial: sí, el 2 de abril de 2001 fue un día especial en la historia del béisbol.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe