keyboard_arrow_uptop
The BP Merch Store is now open! BP360 is back, plus tons of apparel options!

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Las lluvias de abril traen…cancelaciones. Muchas cancelaciones. Pero para algunos equipos, abril también trajo victorias, gloria y expectativas renovadas. Para otros, pues nada más trajo la excusa de que “es muy pronto para apanicarse”. Al menos por ahora.

Muy pronto, la ansiedad reinará. Para algunos equipos, ya casi estamos ahí. La temporada de béisbol se siente no como un maratón sino como un sprint cuando sales de la línea de salida a tropezones hacia un récord inferior al .500. Pero para aquellos quienes lideran el grupo, las imágenes de gloria en octubre ya bailan en sus cabezas.

Como siempre, este listado es completamente subjetivo. Puedes no estar de acuerdo conmigo, por supuesto, pero estarás equivocado. Los récords están actualizados al 2 de mayo de 2018.

Nivel de pánico 0: ¡La vida es buena!

Boston Red Sox (22-8)
Houston Astros (20-12)
New York Yankees (20-10)

La crema y nata del Joven Circuito se aprecia tal y como se esperaba. Algunos aficionados y anti-aficionados de los Red Sox (¿hay alguna diferencia entre ellos?) dirán que el han gozado de un calendario fácil y que la regresión está por llegar. Pero cuando te encuentras aterrado estando a ritmo de 120 triunfos, el equipo no es el problema. Los Astros aparentemente se cansaron de ganar por medio de una ofensiva fuera de esta mundo, así que siguen adelante con su gran rotación. Los Yankees se mantienen con gran profundidad y asustan a cualquiera, incluso mientras navegan entre varias lesiones. Esperamos ver a estos tres equipos jugar en octubre.

Arizona Diamondbacks (21-9)
New York Mets (17-11)
Pittsburgh Pirates (17-14)
Milwaukee Brewers (19-13)

La Liga Americana se alinea con nuestras predicciones de pretemporada, pero no es el caso con la Liga Nacional. En lugar de que los Dodgers, Mets y Cubs reinen, nos encontramos con tres equipos relativamente menospreciados quienes parecen tener intenciones de mantenerse en esta posición. Los D-Backs siguen adelante a pesar de lidiar con muchas lesiones y están construyendo una muy necesaria ventaja sobre Los Ángeles.

Los Mets se han mantenido sorprendentemente lejos de la suerte que les caracteriza hasta este punto, tomando decisiones inteligentes (con disculpas, Harvey) y haciendo un buen trabajo balanceando veteranos y noveles. Los Pirates son el equipo que tiene más posibilidades de retroceder, pero su falta de estrellas la compensan con profundidad. Podrían hacer uso de Gerrit Cole en este momento. Milwaukee parecería necesitar de ayuda de lanzadores, pero si Josh Hader es el nuevo Andrew Miller y Junior Guerra es , pues, el Junior Guerra de antes, podrían estar a punto.

Seattle Mariners (17-12)

¿Ya me morí? ¿Los Mariners son de verdad? Estarán detrás de los tremendos Astros, pero parecen un equipo fino y competente. Edwin Díaz surge como un relevista superestrella autentico, sus bates están regresando, y Félix Hernández es, al menos, nuevamente competente. Apuesto que para cuando se publique esto, ya hay ocho peloteros más en la lista de lesionados, pero hasta ahora, pintan bien.

Nivel de pánico 1: cautelosamente optimista

Cleveland Indians (16-13)
Chicago Cubs (16-12)

Los Indians y los Cubs son solamente, genéricamente buenos pero aburridos. El despunte de Javier Báez es divertido y da gusto ver que Michael Brantley esté de regreso, pero de otra forma, no hay mucho más que desglosar. Los Indians no ofrecen mucha inspiración hasta ahora, pero juegan en la peor división del béisbol. Los Cubs enfrentan competencia más difícil, pero tienen al mejor talento en general de la División Central de la Liga Nacional. Todo indica que estarán liderando sus respectivas divisiones dentro de poco, pero eso ya no sorprende ni excita a nadie.

Toronto Blue Jays (17-13)
Los Angeles Angels (18-12)
St. Louis Cardinals (17-12)
San Francisco Giants (16-15)

Estos presuntos candidatos al Comodín se encuentran contendiendo por el Comodín. Los Jays han batallado contra la lesión de su mejor jugador y la completa pestilencia de Marcus Stroman para mantenerse a tiro de golpe de los Sox y Yankees. Los Angels lidian con sus típicas miles de lesiones a sus lanzadores, pero parece que finalmente cuentan con suficiente poder en sus estrellas para hacer funcionar a su proyecto de estrellas-y-segundones.

Los Cardinals siguen siendo molestamente competentes al invocar al demonio y aplaudir al final de Avengers: Infinity War. Y los Giants han logrado mantenerse a flote a pesar de que todos sus lanzadores buenos se han lesionado. Hasta ahora, más o menos bien para estos cuatro.

Atlanta Braves (18-11)
Philadelphia Phillies (17-13)

Los Braves y Phillies fueron conjuntamente la burla de la División Este de la Liga Nacional por varios años, pero finalmente están saliendo de su caparazón de las reconstrucciones. Los Braves cuentan con Ronald Acuña y Ozzie Albies—razón suficiente como para ponerlos más arriba de aquí. Los jóvenes de los Phillies no han tenido buenos arranques, pero exudan talento. Es difícil que 2018 sea el año de estas dos escuadras, pero seguramente pelearán en 2019.

Nivel de pánico 1.5: purgatorio

Colorado Rockies (17-15)
Oakland Athletics (15-15)

Estos equipos no podrían ser más diferentes, pero se encuentran en situaciones similares. Los Rockies están en .500 a pesar de ser el vigésimo primer equipo en carreras anotadas y el vigésimo primero en ERA. Su bullpen de elite explica en parte sus triunfos, pero parecen destinados a un rápido retroceso. El cuerpo de lanzadores de los A’s no ha sido muy bueno, pero su ofensiva es una de las 10 mejores y una de las cinco mejores en cuanto a porcentaje de slugging. Si combinas a estos dos equipos podrías hacer un trabuco, pero como están, ambas escuadras parecen destinadas a retroceder en los siguientes meses. Pero a nadie fuera de sus mercados les importa mucho…

Nivel de pánico 2: Muertos por dentro

Miami Marlins (11-19)
San Diego Padres (11-21)
Cincinnati Reds (7-24)

Ninguno de estos equipos merece más de una oración. Los Marlins parecen ser un poquito mejores ahora que Wei-Yin Chen y Dan Straily están de regreso, lo cual es una aseveración mortal. Los Padres no pueden mantenerse sanos y no son buenos cuando lo están. Los Reds se encuentran atorados en una situación permanente de ruina. Sigamos adelante.

Detroit Tigers (13-16)
Chicago White Sox (8-20)
Kansas City Royals (8-22)

Tampoco merecen más de una frase cada uno. Los Tigers están en la fase aburrida de su reconstrucción, con veteranos recibiendo más oportunidades que los jóvenes en muchos casos. Los White Sox tienen mucho talento no-florecido todavía. Los Royals están en una situación beisbolística de hospicio. Suficiente.

Nivel de pánico 3: Ya viene el invierno

Washington Nationals (15-16)
Minnesota Twins (10-16)

Aquí es donde se ponen feas las cosas. Estos dos presuntos contendientes todavía no despiertan después de un mes y las cosas no pintan muy bien. Los Nationals fueron una selección de moda para ganar la Serie Mundial al iniciar la temporada, pero han batallado contra lesiones y relativa ineficacia, cojeando hasta ahora. Con los Mets aparentado ser un candidato real, y los Phillies y Braves quitándose el mote de sacos de arena, los Nats tienen una batalla difícil enfrente para alcanzar la corona de la División Este de la Liga Nacional.

Los Twins no tienen ese problema. Si, los Indians son buenos, pero Minnesota debe de jugar béisbol de .700 contra los White Sox, Tigers y Royals. El problema es que muchos de los mejores jugadores jóvenes están lesionados, jugando mal, o ambas. El tiempo está de su lado, pero no lo estará por mucho más.

Tampa Bay Rays (13-16)

Técnicamente, todo el el Tanque de los Rays se mantiene a flote, así que esta frase tiene sentido.

Nivel de pánico 4: El perro calmado

Texas Rangers (12-20)
Baltimore Orioles (8-22)

No es sorpresivo para la mayoría de nosotros, pero si eres aficionado a los Rangers o los Orioles, al iniciar la temporada existían caminos hacia la media tabla que podías tomar para sentirte mejor. Los Rangers tienen muchos bateadores jóvenes talentosos y adquirieron a como 500 lanzadores inicialistas número 4 en el invierno. Los Orioles tienen muchos bateadores viejos talentosos y adquirieron a como 500 lanzadores inicialistas número 4 en el invierno. ¿Acaso alcanzar 88 victorias y un puesto de Comodín es mucho pedir?

Si. Si lo es. Ambos equipos son malos y deben encontrarse en reconstrucción dentro de las próximas ocho semanas. El pánico está por terminar. El adormecimiento pronto llegará.

Nivel de pánico 4.5: El perro (de raza pura y pedigrí) calmado

 Los Angeles Dogers (13-17)

Uf. Kanye West ha tenido un mejor mes que los Dodgers, quien han recibido golpes por todos lados, con la noticia de que Corey Seager estará fuera el resto del año después de su cirugía Tommy John. Cuentan todavía con una nómina muy buena, y al encontrarse solamente cuatro juegos debajo de .500, hay mucho tiempo para lograr la remontada. Dicho esto, su bullpen no inspira confianza, su alineación tiene más profundidad que impacto (al menos hasta que Justin Turner regrese), y sus lanzadores inicialistas tienen precaria salud. Debe haber positivismo con esta escuadra, pero comenzamos a notar que su fondo se encuentra mucho más profundo de lo que habíamos imaginado. Esperemos que los aficionados al equipo tomen ese mantra de “presentarse en el tercer inning” para su temporada.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe