keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos José Lugo

La temporada de los Rays difícilmente pueda tener un inicio peor que este. No solo han perdido 13 de sus primeros 17 partidos, sino quizás también hayan perdido a su jugador más completo (el center fielder Kevin Kiermaier, quien se lastimó en un deslizamiento el fin de semana pasado y podría perderse la mitad de la temporada). Corey Dickerson está bateando como lo hizo en la primera mitad del 2017, pero por supuesto él está haciendo eso en Pittsburgh. La cicatriz en el codo del prospecto número uno Brent Honeywell todavía está fresca, su brazo aun inmovilizado, su retorno al montículo y su arribo a las mayores al menos a un año de distancia.

Los fanáticos están, como se dice, manteniéndose alejados del Tropicana Field en manadas. Incluso PECOTA, quien es casi el único amigo cercano que le queda a los Rays, ya no está comprando lo que ellos están vendiendo: su porcentaje de victorias esperadas para el resto de la temporada ha caído ahora por debajo de .500, y su record proyectado se hunde hacia las 75 victorias.

Cuando el panorama luce así de desolado, una fanaticada voltea su atención y enfoque a una de tres cosas: el sistema de ligas menores, la fecha de intercambios, o trivialidades del bar y la escena musical local. Por suerte para los Rays, estos aún tienen algunos motivos para emocionarse en lo que se refiere a lo primero, dado que Willy Adames y Jake Bauers pueden cada uno ascender a las mayores este año, y Brendan McKay provee un poquito de chispa para acompañar el filete. Las conversaciones realmente atractivas, sin embargo, llegaran en el periodo previo a la fecha de intercambio, cuando el equipo decida si es el momento correcto para mover a Chris Archer. También, de seguro, escucharán ofertas por Alex Colomé.

Pero de nuevo, Archer no ha sido tan bueno hasta ahora en la temporada, y Colomé es un tanto inconsistente. Dados los complejos factores de atracción y rechazo que gobiernan cualquier esfuerzo de cambiar estos dos jugadores, la apuesta más segura de tener una nueva casa para agosto pudiera ser el tipo que ha recibido la mayoría de los lanzamientos de ellos dos este año. Wilson Ramos será un agente libre después de esta temporada, así que, si la campaña ya está perdida, su valor para los Rays reside únicamente en lo que pueda producir en retorno en un cambio. De hecho, dependiendo en cuanto de la historia de dolor de Stuart Sternberg uno encuentre digerible, el salario de $10.5 millones de Ramos podría tener un valor negativo significativo, a menos que y hasta que ellos lo puedan remover de sus libros.

Las buenas noticias, sin embargo, es que hacer eso no debe ser tan difícil. De hecho, Ramos debe ser una pieza de cambio atractiva para la mayoría de los equipos en busca de la postemporada, y (si los Rays se comen un poquito de ese salario restante) él podría comandar un prospecto genuinamente valioso. Eso porque, al martes, Ramos era el tercer mejor enmarcador de lanzamientos en el béisbol esta primavera. Sus Strikes Cantados Sobre el Promedio (CSAA por sus siglas en inglés) de 0.010 le siguen solo a Yan Gomes de los Indians y Jason Castro de los Twins entre los 26 catchers que han tenido al menos 400 oportunidades de enmarcar.

El framing es una de las primeras habilidades que podemos evaluar apropiadamente cada abril. El tamaño puro de la muestra involucrada, al ser mucho más grande que el de cualquier otra estadística individual a este punto, realmente ayuda. En este caso, los números dicen que Ramos (quien tuvo una temporada promedio como enmarcador en el 2017, pero estuvo entre los mejores de la liga en ello en el 2015 y 2016) está de regreso en el tope de su juego. No está bateando (al menos todavía), pero parece estar moldeando y redimensionando la zona de strike mejor que nunca, y esa será una habilidad más vendidas cuando llegue el verano.

Entre los principales equipos camino a octubre, la mayoría ya tiene buenos framers. Gomes y Castro juegan ambos para buenos equipos, por supuesto. Christian Vázquez (Red Sox), Gary Sánchez (Yankees), y Yadier Molina (Cardinals) son todos framers mejor que el promedio, y todos sus equipos tienen una oportunidad real de llegar a los playoffs. Los Astros y Dodgers, inteligentemente, han asegurado cada uno un par de buenos framers. Para otros equipos, sin embargo, un tipo que pueda ocasionalmente mantener un strike como strike (y ni hablemos uno que pueda cambiar una bola en un strike de vez en cuando) haría una enorme diferencia. Los Nationals y los Mets tienen situaciones enteramente fluidas en la receptoría. Los Diamondbacks tienen a Jeff Mathis, pero Mathis no puede batear, y ellos tienen a Alex Ávila, pero Ávila no puede hacer casi nada detrás del plato (a excepción de lanzar).

Las más evidentes, sin embargo, son las debilidades de los Cubs en esta área. Su elección de hacer a Víctor Caratini el respaldo de Willson Contreras les ha dejado sin un receptor creíble dentro de su staff. Contreras es el vigesimocuarto en la lista de 26 framers antes mencionada, con -0.010. Caratini es un poquito, si acaso, mejor. Los cuerpos de lanzadores y receptores de Chicago han visto una enorme rotación de personal desde su victoria en la Serie Mundial del 2016, y se refleja, en todas partes. Contreras no ha podido desarrollar la compenetración que necesita para guiar a Yu Darvish, José Quintana, o Tyler Chatwood durante partidos. Podría recuperar las sólidas capacidades de framing que tuvo tan recientemente como a inicios del año pasado, o podría no hacerlo. Podría continuar creciendo en su liderazgo y rol de manejador del juego, o podría no hacerlo.

Por ahora, sin embargo, los Cubs han encontrado una fuga en su recientemente famosa infraestructura de prevención de carreras, y Ramos bien podría ser la persona correcta para llenar el vacío. Si no, él aun encontrará algún nuevo hogar este verano, y los Rays podrían estar en capacidad de convertir en ganancias el valor defensivo que le pueda proveer a su nuevo club.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe