keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Saiz Domínquez 

Esta semana, jugadores, agentes y otros han comenzado a llamar a la Asociación de Jugadores de Béisbol de Grandes Ligas (MLBPA por sus siglas en inglés) para boicotear la llegada a los entrenamientos de primavera o realizar alguna otra forma de protesta grupal para hacer una declaración en contra de la falta de actividad en el mercado de agentes libres en esta temporada baja. Otros han expresado su desagrado adicional por las reglas de ritmo de juego que el comisionado Rob Manfred ha anunciado que tiene la intención de implementar de manera unilateral.

Tony Clark, director ejecutivo de la MLBPA, emitió esta declaración el domingo:

Recientes noticias de prensa han sugerido erróneamente que la Asociación de Jugadores ha amenazado con “boicotear” el entrenamiento de primavera. Esas noticias son falsas. Ni se ha realizado tal amenaza, ni el sindicato ha recomendado la realización  de dicha acción.

Mientras que el sindicato está compuesto por los jugadores, los jugadores individuales, a menos que sean elegidos, no representan al sindicato, y esta distinción es importante con respecto a las declaraciones sobre los jugadores que suspenden su trabajo durante el entrenamiento de primavera.  La declaración clara e inequívoca del sindicato puede parecer que están haciendo oídos sordos a las peticiones de jugadores individuales, pero tienen una muy buena razón.

Clark continuó el martes con una declaración que expresaba la frustración de los jugadores, pero reiteró que no habría boicot, pero esta vez lo expresó de manera positiva (énfasis añadido):

Los lanzadores y los receptores se presentarán a los campamentos de Florida y Arizona en una semana. Un número récord de talentosos agentes libres permanecen desempleados en una industria donde los ingresos y los valores de franquicia están en niveles récord.

El entrenamiento de primavera siempre se ha asociado con la esperanza de una nueva temporada. Este año, un número significativo de equipos participa en una carrera hacia mínimos. Esta conducta es una violación fundamental de la confianza entre un equipo y sus seguidores y amenaza la integridad de nuestro juego.

Si los jugadores y sus agentes realmente pidieran un “boicot”, los aficionados no podrían asistir al entrenamiento de primavera. Al decir que los jugadores no deberían presentarse a trabajar, eso es suspensión laboral, lo que la ley trata como una huelga, no como un boicot. Y hay restricciones legales al derecho de huelga. La principal es el período de reflexión de la negociación en la Ley Nacional de Relaciones Laborales (NLRA por sus siglas en inglés), que rige las relaciones laborales en el sector privado, con excepción del ferrocarril y el aire.

El período de reflexión estipula que si cualquiera de las partes intenta modificar o rescindir un Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA por sus siglas en inglés) existente, incluso al vencimiento, debe avisar con 60 días a la otra parte y continuar trabajando durante este período sin recurrir a una huelga o cierre patronal. (Las presentaciones al entrenamiento de primavera comienzan el 12 y 14 de febrero, dependiendo del equipo, con una fecha de notificación obligatoria del 24 de febrero).

La parte que desea modificaciones o la terminación de un CBA existente también debe notificar al Servicio Federal de Mediación y Conciliación y a la agencia estatal apropiada dentro de los 30 días después de dar aviso a la otra parte de la existencia de un conflicto. Es por eso que casi todas las huelgas ocurren después de la expiración de un CBA. Al no haber sido notificado, si el sindicato apoyara esta huelga, sería una violación de la NLRA. Pero, igualmente importante, si tuviera que dar aviso ahora, ¿de qué serviría este aviso? En este caso no tenemos caducidad. De hecho, la MLBPA y las franquicias negociaron un nuevo CBA que entró en vigor el 1 de diciembre de 2016 y que durará hasta 2021.

Si bien la negociación se reconoce como un proceso continuo a lo largo de la duración de un contrato, el deber de negociar sólo se extiende a aquellos asuntos que no fueron discutidos ni incorporados en ninguno de los términos y condiciones del CBA. No se puede exigir a ninguna de las partes que discutan o acuerden cualquier modificación de los términos y condiciones contenidos en un contrato por un período determinado si la modificación ha de entrar en vigor antes de que expire el contrato o antes de que se pueda volver a abrir el asunto conforme a las disposiciones del contrato.  Los mecánicos de la agencia libre están cubiertos por el CBA 2017-2021, así que, sin el deber de negociar, el sindicato no podría ni siquiera presentar tal aviso y mucho menos convocar una huelga para protestar por la falta de actividad de agentes libres. La sanción por tal huelga es que los jugadores perderían su estatus como empleados bajo la NLRA. En efecto, los contratos de sus jugadores individuales serían anulables.

Volviendo a la distinción entre los jugadores y el sindicato, nada de esto es para decir que los empleados individuales no pueden decidir cuándo presentarse al entrenamiento de primavera de acuerdo con las disposiciones del CBA, que requiere informar no antes de 33 días antes del inicio de la temporada. Sin embargo, hay una diferencia entre las acciones individuales en cumplimiento con el CBA y la actividad concertada para suspender el trabajo respaldado por el sindicato.

Si bien el período de aviso anterior a una huelga es aplicable a huelgas económicas, no lo es para una huelga debido a la comisión del empleador de prácticas laborales injustas, según lo definido por la NLRA. Y existe el deber de negociar a medio plazo sobre temas que no figuran en el CBA. Entonces, ¿el anuncio del comisionado de su intención de implementar unilateralmente los cambios de ritmo de juego constituye una práctica laboral injusta, haciendo que una huelga sea legal, incluso sin previo aviso? Se ha informado ampliamente que el CBA 2017-2021 le permite al comisionado hacer cambios a las reglas del ritmo de juego con un aviso de un año a la MLBPA. Este tema, también, está cubierto por el CBA y constituiría una renuncia clara e inequívoca al deber de negociar. Observo que el artículo de CBA sobre cambios de reglas es idéntico al CBA anterior.

Algunos han criticado públicamente a la MLBPA por varias disposiciones del CBA 2017-2021. Normalmente, hay un segmento de la afiliación sindical que está muy decepcionado con uno o más términos de un acuerdo. A veces ese desagrado puede provocar cambios a medio plazo. Otras veces, puede conducir a cambios políticos dentro del sindicato. Pero, en estas circunstancias, no puede conducir a una huelga.

Dicho esto, todos los acuerdos tienen algunas consecuencias imprevistas. A veces esas consecuencias tienen implicaciones negativas para ambas partes y les exigen que revisen los términos. Otras veces, una de las partes está satisfecha con el resultado, y debido a que no hay obligación de cambiar, permanece en efecto durante la duración del acuerdo. Ese es probablemente el caso aquí con respecto a la agencia libre, pero puede provocar una postura más agresiva o incluso un liderazgo más hostil en el MLBPA para la próxima ronda de negociaciones del CBA.

Eugene Freedman es Asesor Especial al Presidente de un sindicato laboral nacional. Ha formado parte de ocho equipos de negociación de contratos a término y ha negociado innumerables acuerdos a mediano plazo.

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe