keyboard_arrow_uptop
Baseball Prospectus is looking for a Public Data Services Director. Read the description here.
Image credit: YouTube

Traducido por Carlos Saiz Domínquez 

Una de las mejores cosas de escribir para Baseball Prospectus es usted. En serio, usted. El lector. No solo su soporte ayuda a mantener las luces encendidas, sino que sus comentarios realmente me han ayudado como escritor. ¡Es inteligente! Usted ha señalado no solo errores sino también otras áreas de investigación.

Un ejemplo: Hace unas semanas, escribí un artículo sobre cómo los corredores de bases actuales tienen menos probabilidades que en años anteriores de convertir dobles en triples, robar tercera base o ir de primera a tercera en sencillos. Formulé la hipótesis de que esto era probable debido a la investigación sabermétrica sobre carreras esperadas, un ambiente de carreras ascendentes, y probablemente la preocupación por la salud de los jugadores.

El comentarista Scott Jones escribió:

Puede que la velocidad haya sido más valorada. Los equipos a menudo, por ejemplo, buscaban contratar a un primer bate debido a una preferencia por su velocidad. Omar Moreno, por ejemplo, lideró la liga en apariciones al plato a pesar de un porcentaje de embase de .306. Y Vince Coleman fue empleado por su velocidad, a menudo realizando líneas diagonales que hoy no serían toleradas por un jardinero izquierdo, como .254/.316/.334.

He pensado acerca de esto. Inicialmente era un poco escéptico, pero cuanto más lo consideraba, tal vez Scott tenía razón. Decidí investigarlo. ¿Cuál es la frecuencia de los bateadores por debajo del promedio que son comerciantes de velocidad en el béisbol hoy en día en comparación con los años anteriores? ¡Gracias por la idea del artículo, Scott!

Usé un par de estadísticas familiares para analizar esto, más una que no todos ustedes pueden saber. El BRR de BP mide las ejecuciones de corredores de bases. Aquí está nuestra definición:

BRR mide el número de carreras contribuidas por el avance de un jugador en las bases, por encima de lo que se esperaría según el número y la calidad de las oportunidades de correr bases con las que se presenta al jugador, ajustadas por estadio y basadas en una tabla de expectativas de carreras de varios años. BRR se calcula como la suma de varios componentes de ejecución de base: carreras de avance en tierra, carreras de base robadas, carreras de avance de aire, carreras de avance de golpe y otras carreras de avance.

Básicamente, BRR mide todas las contribuciones a la puntuación que proporciona un jugador entre las bases, desde robar bases hasta tomar bases extra en hits para avanzar en outs.

Busqué jugadores como los antes mencionados Moreno y Coleman, que fueron corredores de bases excepcionales pero bateadores por debajo del promedio. Elegí un valor de BRR de 5.0 o superior para definir un corredor de base destacado. Desde 1950, el primer año para el cual calculamos BRR, ha habido 925 jugadores con un BRR estacional de 5.0 o más, un promedio de casi 14 por año. Luego, de esos 925 jugadores, seleccioné a aquellos cuyo porcentaje de embasarse y porcentaje de slugging estuvieron ambos por debajo del promedio de la liga esa temporada.

Por ejemplo, en 2017, había nueve jugadores con un BRR mayor que 5.0: Dee Gordon, Delino Deshields, Byron Buxton, Trea Turner, Billy Hamilton, Mookie Betts, Xander Bogaerts, Ender Inciarte , y Cory Spangenberg. El promedio de OBP de MLB fue de .324 y el promedio de SLG fue de .426. Gordon, Deshields, Turner, Betts, Bogaerts e Inciarte tenían OBP por encima de la media. Turner y Betts tenían SLG por encima del promedio. Eso deja a Hamilton, Buxton y Spangenburg como los tres jugadores con un BRR superior a 5.0 y un OBP y SLG por debajo del promedio. Esta definición redujo el grupo de 925 jugadores a 212.

A continuación tenemos un gráfico que muestra el número de jugadores que cumplen con estos criterios de buenos corredores/sin batear por temporada, pero primero un par de notas. Primero, para explicar la expansión, calculé el total de cada temporada como si hubiera 30 equipos. En 1969, por ejemplo, había cuatro jugadores que tenían un BRR superior a 5.0 y un OBP y SLG por debajo del promedio. (Sandy Alomar, Bert Campaneris, Félix Millan, y Don Wert, si te lo preguntabas.) Hubo 24 equipos ese año. Entonces (30/24) x 4 = cinco jugadores, ajustados para la liga de 30 equipos. Segundo, ignoré las temporadas acortadas de 1972, 1981, 1994 y 1995.

Aquí están los totales:

Este gráfico lleva a unas observaciones inmediatas.

  • Los jugadores en la década de 1950 no manejaban bien las bases.
  • Se ha producido una disminución desde finales de los años 70 y principios de los 80. No ha sido enorme, pero está ahí. En la década de 1978 a 1988 (excluyendo la temporada de huelga de 1981), hubo un promedio de más de seis jugadores de buenos corredores/sin batear por temporada. Durante la última década, ha habido menos de la mitad de ellos.
  • No, no sé qué pasó en el año 2000. Los nueve jugadores de ese año fueron Marvin Benard, Miguel Cairo, Brian L. Hunter, Doug Glanville, Cristian Guzmán, Pokey Reese, Rubén Rivera, Chris Singleton, and Tony Womack. Los equipos en 2000 anotaron 5.14 carreras por partido, la mayor cantidad desde la Segunda Guerra Mundial, así que el nivel ofensivo era alto. Pero siete de los nueve (salvo Hunter y Benard) habrían estado por debajo de la media en OBP y SLG el año anterior también.

Así que Scott estaba en lo cierto: En el juego contemporáneo hay menos jugadores ofensivos de velocidad. Y los jugadores que tenían esas características duraron más tiempo en aquel entonces. Aquí están los ocho jugadores que tuvieron cuatro o más temporadas con un BRR sobre 5.0 y un OBP y SLG por debajo de la media:

Jugador Temporadas Años
Luis Aparicio 7 1956-57, 1959-61, 1963, 1965
Vince Coleman 6 1985-86, 1988-89, 1993-94
Tony Womack 6 1997-2002
Bert Campaneris 5 1979, 1969, 1971-73
Billy Hamilton 4 2014-2017
Brian L. Hunter 4 1996-97, 1999-2000
Mookie Wilson 4 1982-83, 1989-90
Willie Wilson 4 1978, 1983, 1987-88

(En caso de que se lo pregunte, Omar Moreno tuvo tres de esas temporadas: 1977, 1980, y 1982.)

Así que sí, parece que hay menos entusiasmo por/tolerancia hacia jugadores veloces en el béisbol moderno. Billy Hamilton tiene cuatro temporadas altas de BRR, baja OBP/SLG en la década actual. Emilio Bonifacio y Rajai Davis son los únicos jugadores con hasta dos. Y Hamilton, por supuesto, es un defensor excepcional, por lo que no está en la alineación de los Reds únicamente por su habilidad para correr las bases.

Parece que Scott tenía razón. Hoy hay menos jugadores en el juego cuya principal contribución ofensiva proviene de sus piernas. ¿Pero eso significa que hay menos hombres rápidos en general?

Esta tabla muestra todos los jugadores, independientemente del OBP y SLG, con una BRR de 5.0 o superior, por cada 30 equipos.

Estos resultados, combinados con los de mi artículo anterior, son circulares. Menos corredores que intentan robar la tercera base, o convertir dobles en triples, o que van de la primera a la tercera en sencillos, todos trabajan para suprimir BRR. Mike Trout es un corredor excepcional; pero tirar de sus riendas es una decisión racional. Así que parte del declive, me parece, es estratégico. Pero para jugadores como Hamilton y Davis hoy, o Womack y Coleman hace una generación, si no los dejas correr, estás disminuyendo su principal valor ofensivo. Entonces, el declive en ese tipo de jugador no es estratégico, como retener a Trout; es una decisión de personal.

Explicaría la forma del gráfico inmediatamente anterior, mostrando menos jugadores de alta BRR en general, de manera consistente con mi tesis de que el correr entre bases, en general, se ha vuelto menos agresivo. Pero yo explicaría la forma del gráfico más arriba como consistente comentario del lector inteligente Scott Jones: El béisbol no valora a los quemadores que, por lo demás, pelean en el plato de la manera en que solían hacerlo.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe