keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Marco Gamez 

Los San Francisco Giants adquirieron OF-D Andrew McCutchen y efectivo de los Pittsburgh Pirates a cambio del LD Kyle Crick, OF-A Bryan Reynolds, y $500,000 en bonos internacionales. [1/15]

Cuando está por cerrarse una ventana, actúas de forma diferente que cuando estará abierta por un tiempo. En medio de los restos humeantes de una temporada 2017 que solo dejó a los Giants nada más que decepción y la selección número 2 del draft de 2018, el equipo anunció la adquisición del icono de la franquicia de los Pirates, Andrew McCutchen. Esta transacción se apreciará como un esfuerzo de última hora para tratar de exprimir un campeonato más teniendo como base el núcleo Buster Posey-Madison Bumgarner. Y esa es probablemente la interpretación correcta.

La necesidad de los Gigantes era lo suficientemente clara. Los jardineros de los Giants batearon .253/.311/.374 el año pasado. En términos de rangos de MLB, eso es 24º, 29º y 30º en las mayores. Al buscar un jugador individual como marco de referencia, encontré esta línea: .260/.315/.385, ubicado entre Maikel Franco y Tim Anderson en las listas de OPS. Pero esa línea pertenece a Hunter Pence, quien: a) encabezó a los jardineros de los Gigantes en WARP con 1.9, y b) cumplirá 35 años en abril. Así que es verdad, los Giants sí necesitan ayuda en los jardines.

Y McCutchen debería proporcionarla. La temporada pasada se recuperó de un mal año 2016 (2.2 WARP, .275 TAv). No volvió completamente a su pico de .300/.400/.500, nivel de calidad tipo JMV alcanzada desde 2012 a 2015, pero él era el mejor jugador de los Pirates. Su 3.9 WARP fue 23° en la liga y su .303 TAv fue 22° entre los 63 calificados para el título de bateo. Estaba más saludable que en 2016, y se recuperó de un comienzo lento al volverse más selectivo al plato. Su temporada fue un mosaico: lento durante los primeros dos meses, tórrido para los siguientes dos, un OPS de .583 en agosto y un OPS de .844 en septiembre. Los números totales fueron buenos, pero los Giants esperan obtener más de la versión de junio/julio/septiembre que la versión de abril/mayo/agosto.

Además, hay que considerar la defensa. El año pasado, los Pirates movieron a McCutchen del jardín central, donde había jugado toda su carrera, al jardín derecho. El razonamiento era sensato: McCutchen se clasifica pobremente como jardinero central, y su reemplazo, Starling Marte, es un defensor superior. Pero los Pirates estropearon el movimiento desde una perspectiva de relaciones públicas, supuestamente no hablándole a McCutchen de sus planes y tratando de cambiarlo el invierno pasado (y luego la jugada se revirtió tras la suspensión por PED de Marte). Los Giants hablan de usar a McCutchen en el jardín derecho, moviendo a Pence al jardín izquierdo, y usando a Gorkys Hernández o Steven Duggar (o ¿Lorenzo Cain?  ¿Jarrod Dyson?) en el jardín central. Presumiblemente, él estará al tanto de los planes defensivos de los Giants, pero un jardinero derecho con un brazo por debajo del promedio en El Callejón de los Triples… bueno, la defensa de los Giants en los jardines tampoco fue tan buena el año pasado.

El estado contractual de McCutchen hace que esta fuera una transacción para hacerse de inmediato. Cumplió 31 años en octubre y los Pirates ejercieron la cláusula para esta última temporada del contrato de seis años y $65 millones que firmó antes de 2012. Ganará $14.5 millones y se unirá a la clase de agentes libres de 2018. Los Pirates son un equipo de mercado pequeño por lo que era probable que no pudieran ser uno de los solicitantes de sus servicios después de esta temporada, por lo que cambiarlo ahora les da algo de rentabilidad y libera efectivo que (en teoría, ya veremos) podría gastarse en otro lado. Él trae consigo la reputación de ser un jugador con excelente actitud, sin duda es el ícono más venerado en la Ciudad del Acero desde Willie Stargell. Parece una apuesta segura para mejorar lo que los Giants tuvieron en los jardines el año pasado, pero ese nivel fue muy bajo.

En papel, este no será el último movimiento de los Giants. Pence es agente libre después de la temporada, pero el equipo tiene a Bumgarner hasta 2019; Jeff Samardzija y Mark Melancon hasta 2020; Posey y Brandons Crawford y Belt hasta 2021; Johnny Cueto hasta 2021 o 2022; y Evan Longoria hasta 2022 o 2023. Pero de esos jugadores, el único que no ha apagado 30 velas de cumpleaños es Bumgarner. Este es un equipo envejecido que se vino abajo en 2017. Adquirieron a uno de los talentos más admirables del beisbol, pero también es un talento que está del lado equivocado de los 30. Esa ventana se está cerrando. —Rob Mains

***

 Pittsburgh Pirates adquirió al LD Kyle Crick, OF-A Bryan Reynolds, y $500,000 en bonos internacionales de San Francisco Giants a cambio del OF-D Andrew McCutchen. [1/15]

Reynolds está bieeeeeen … está bien. ¡Está bien! Los jugadores que se proyectan para ser jugadores habituales en una alineación de Grandes Ligas están mucho más que simplemente “bien”, por supuesto. A Reynolds le falta el nivel suficiente para quitar el dolor de perder a un icono de franquicia para que este vista el traje de otro equipo, pero él va a estar… bien. Fue una selección de segunda ronda en 2016 de Vandy, fue reclutado como un jugador de piso alto y que al sumar sus habilidades destaca, y eso es exactamente lo que ha hecho hasta ahora. Un bateador ambidiestro eficaz, que combina la consistencia mecánica con las muñecas rápidas en la zona de strike, lo que le permite establecer un contacto de calidad. Rara vez altera su swing más plano en este momento, pero batea muchas líneas, y las pelotas bateadas por él caen en los pasillos sin defensiva.

Hay un pequeño y agradable sonido de extrabases en su bate, y su velocidad, que está por encima del promedio, mejorará un poco cuando esté en plenitud de condiciones, lo que le permitirá batear algunos triples. No va a ser un gran robador de bases, pero es un corredor inteligente que agregará valor al movimiento entre las almohadillas. Defensivamente, se proyecta como un jardinero central perfectamente capaz. Nada llamativo, y se basará más en buenas arrancadas y primeros pasos limpios que en alcanzar los batazos a fuerza de velocidad, pero debería poder desempeñarse allí sin problemas. Su única herramienta rezagada es la fuerza del brazo, lo que lo limita al sector inmobiliario del jardín izquierdo si es que el central resulta ser un proyecto demasiado ambicioso para él. Es un perfil OFP 50/realista 45, con un nivel de desarrollo paulatino por temporada y una próxima parada en Doble-A en el horizonte. —Wilson Karaman

Kyle Crick no iba a llegar a la lista de los 10 mejores prospectos de los Giants, eso es algo que sabía desde dentro y fuera de él. Es el mismo tipo que siempre ha sido: un lanzallamas con la posibilidad de vender una slider por turno al bate, que bien podría lanzar con una venda en los ojos porque no sabe a dónde va la pelota. Nunca desarrolló un tercer lanzamiento para mantener un lugar en la rotación y su control le ha impedido consolidarse como relevista. Su índice de 13 en la relación de bases por bolas sería aceptable si engañara más bates, y tal vez Ray Searage tenga la magia suficiente para lograrlo… pero ya tiene apartado cuál será su trabajo. —Craig Goldstein

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe