keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Marco Gamez 

Los Filadelfia Phillies ficharon al 1B-A Carlos Santana a un contrato de tres años y $ 60 millones. [12/20]

Uno de los principios rectores de esta temporada baja tan particular es algo como esto: hubo/hay demasiados primera base disponibles calificados entre aceptables y buenos. Eric Hosmer, de seguro, pero también Yonder Alonso, Lucas Duda, Logan Morrison, Mitch Moreland y más. (Por no mencionar el viejo truco de que puedes tomar casi cualquier jugador de cualquier posición y moverlo a la primera base. ¡No es tan difícil! Diles, Wash.)

A medida que los equipos van dejando que la temporada baja se desenvuelva, es un poco sorprendente que el longevo motor ofensivo de Cleveland, que anteriormente incursionó en la receptoría y tercera base, pero que a estas alturas es decididamente un primera base, sea el único jugador premium de posición en fichar antes del advenimiento de 2018. Aún más sorprendente, encontró su camino hacia un equipo que no tenía una clara apertura en primera base. Pero cuando tienes una habilidad tan efectiva como la de Santana, y una historia de consistencia como la suya, no es extraño verlo obtener un contrato lucrativo para basar en él la naciente alineación de los Phillies.

No hay muchos jugadores en el béisbol con un mayor rendimiento de respaldo que el nuevo defensor de primera de los Phillies, gracias a su característica habilidad para evitar hacer swing a bolas fuera de la zona. Esta temporada pasada, un año en el que fue más agresivo y se apuntó menos boletos por aparición al plato que nunca antes, Santana aún se ubicó entre los 10 mejores de la MLB en porcentaje de swings con bolas fuera de la zona. En los últimos cinco años, solo Joey Votto y Matt Carpenter han conectado más lanzamientos fuera de la zona que Santana entre los jugadores con un número similar de apariciones al plato. Si le lanzas a Santana fuera de la zona, te lastimará, aunque muy lentamente.

Cuando sumas esa habilidad para esperar su lanzamiento con otras tres habilidades por encima del promedio—su muy buena defensa en primera base, su increíble durabilidad para llegar a los 150 partidos casi cada temporada, y su legítimo poder jonronero—tienes un increíblemente sólido colaborador alrededor del cual puedes sentirte cómodo diseñando el equipo por tres años. Pero bueno, esto no sería un Análisis de Transacción sin que yo insistiera, al menos un poco, en los aspectos negativos, y el rey del mecanismo del porcentaje de base no representa exactamente el dínamo que su cantidad de jonrones y los OBP pueden hacer que creas.

Lo cierto del caso es que Santana es meramente un buen bateador, y no uno extraordinario, porque a pesar de su prodigiosa labor con el bate y su gran capacidad visual no conecta muchos hits. En las últimas cinco temporadas, solo José Bautista ha registrado una ofensiva muy superior al promedio, al tiempo que también consiguió un promedio de bateo en pelotas puestas en juego por debajo de la marca de .269 de Santana. El Promedio Verdadero de Santana ha fluctuado entre .265 y .280 durante las últimas tres temporadas, y aunque eso es bueno, no está a la par con los primera base de élite. Entrando en su temporada de 32 años, probablemente no esté en camino explotar ofensivamente, sin importar los beneficios que pueda obtener al batear en la Ciudad del Amor Fraternal.

Hablando de Filadelfia, con Rhys Hoskins estallando a lo grande la temporada pasada, ¿no te sorprende que los Phillies hayan fichado como agente libre a otro primera base? Hoskins aparentemente se moverá al jardín izquierdo, y aparentemente no dará pena jugando allí, pero Santana está en realidad reemplazando a Aaron Altherr o Nick Williams en la alineación de los Phillies en 2018. Esa no es exactamente la clase de mejora épica que algunos de los otros destinos rumorados de Santana (Boston, Nueva York, Colorado, Texas) podrían haber obtenido al contratar al bateador ambidextro.

Por supuesto, los Phillies están poniendo un motor confiable en su alineación, capaz de generar carreras, pero ¿es este la unión perfecta para el jugador y el equipo? Podría ser muy temprano para que los Phillies comiencen a planear ir tras un puesto de Comodín, no creo que sea demasiado pronto para empezar a tratar de contender. Tengo algunas preocupaciones sobre llevar a Hoskins y trasladarlo a los jardines, especialmente si empuja a Williams a la banca, pero también creo que Santana, en este marco de tiempo y a ese precio, vale el riesgo defensivo adicional tomado con Hoskins. “Interesante” es probablemente la palabra que mejor describe la situación aquí: Santana es un jugador único en un equipo en alza, con muchas interrogantes aun y que provoca un ajuste curioso dentro del equipo.

Los Phillies parecen estar comprometidos en mejorar y apuntan al tipo de veterano que es de bajo riesgo y que también ofrece algunos aspectos positivos. Opino que los Phillies hicieron un movimiento inteligente aquí, pero también podría ser contraproducente si los problemas de espalda de Santana finalmente reducen su tiempo de juego o su ofensiva. Y si hay una potencial transacción en la mira para cambiar a uno de los jardineros ahora relegado a la banca para mejorar el cuerpo de lanzadores, sería mucho mejor, a menos que ese jardinero cambiado se convierta en estrella en otro lado. Pero si quieres comenzar una reconstrucción, Santana es el tipo de jugador adecuado para ayudar: bueno, si no es que resulta genial, confiable y consistentemente positivo en la ofensiva.

(Dato extra: Ha habido ocho jugadores en la historia del béisbol profesional estadounidense llamados Bob, Robert o Rob Thomas. Ninguno de ellos ha jugado en la organización de los Phillies. Espero que esto cambie, ya que todos sabemos cuán maravilloso una colaboración entre Santana/Thomas podría ser).

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe