keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Los Brewers de Milwaukee firmaron al LID Jhoulys Chacín con un contrato de dos años y $15.5MDD [21 de diciembre]

La mayoría de la gente diría que el Cy Young se le otorga al mejor lanzador de cada liga, simplemente. Pero si me preguntas, el premio se le otorga al jugador quien con más frecuencia es el mejor lanzador de la liga. Es una pequeña pero importante distinción. Max Scherzer fue una fuerza de la naturaleza durante la temporada anterior, pero ¿fue él, por ejemplo, el mejor lanzador de la liga el 13 de septiembre, cuando concedió siete carreras en seis entradas? Dentro de algunas definiciones, probablemente, pero yo difiero. Quizá algún otro lanzador fue mejor ese día; un día en el que él pudo ser el mejor lanzador de la liga.

Con esto en mente, quiero nominar a Jhoulys Chacín para una cuarta parte del Cy Young. El lanzador inicialista de los Padres apenas fue mejor que el promedio de lanzadores de la liga por cualquier medida—dueño de 3.89 ERA, 4.13 DRA y 2.9 WARP en 2017—pero durante una cuarta parte de la temporada, fue el mejor lanzador del mundo, más seguido que nadie más.

Toma la temporada de Chacín, pero sólo las salidas en casa. Estás viendo a un lanzador con un 1.79 ERA en 100 1/3 entradas. Nada mal. Continúa viendo solamente sus números contra bateadores derechos en 2017: .217/.284/.318 en 385 apariciones al plato. Al llamar a Petco Park casa y destrozar a los bateadores derechos, fue el mejor de los mejores.

Ahora, esta temporada anterior fue bastante extrema para Chacín, pero por mucho tiempo ha batallado con márgenes amplios; el .292 wOBA durante su carrera contra bateadores derechos parece excelente comparándolo con el .336 que tiene contra los zurdos, y su .299 wOBA en casa y .330 wOBA fuera. Esta última marca es particularmente sorprendente, considerando que Chacín pasó los primeros seis años de su carrera lanzando para los Rockies.

Para Milwaukee, estos márgenes son tanto buenas como malas noticias al proyectar su desempeño futuro. Considerando que Chacín fue muy bueno solamente cuando lanzaba en casa la temporada pasada, y su casa fue Petco Park, es entendible que algunos equipos lo evitaran. Pero en este caso, los Brewers no deberían estar muy preocupados—como ya fue indicado, Chacín tiene una reputación de ser hogareño, incluso en Colorado. Es poco probable que pierda ese gusto por la comida casera durante su estancia con los Brewers, actuando en casa como lo hace fuera de ella.

Al mismo tiempo, la división entre derechos y zurdos de Chacín probablemente no cambiará. A diferencia de la disparidad entre casa/visita, esto no es tan bueno. Idealmente, los Brewers quisieran hacer algunos ajustes al repertorio de Chacín (y probablemente donde se para en la goma, como lo hicieron con Chase Anderson la temporada pasada) para eliminar esa disparidad. No es un resultado imposible, pero no es probable dado su historial. Chacín aparenta ser un lanzador inicialista superior al promedio, aunque el camino para lograrlo estará lleno de baches para lograrlo al final de la temporada.

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe

Baseball Prospectus uses cookies on this website. They help us to understand how you use our website, which allows us to provide an improved browsing experience. Cookies are stored locally on your computer or mobile device and not by BP. To accept cookies continue browsing as normal. You will see this message only once. Privacy Policy

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. See the BP Cookie Policy for more information. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close