keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por Carlos Saiz Domínquez

Texas Rangers fichan al LI Mike Minor por tres años a un contrato de $28 millones [12/4]

Durante años y años, los sabermétricos y los empollones del béisbol de Internet han estado diciendo lo mismo acerca de la agencia libre: No pague por el rendimiento pasado, pague por el rendimiento futuro. ¿Es posible que hoy el juego esté cruzando el Rubicón y vaya demasiado lejos en esa dirección? Los Rangers han firmado a Minor un contrato que, superficialmente, parece un ligero sobrepago para un relevista que tiene una brillante temporada de bullpen en su haber, pero poca fiabilidad después de varias cirugías. Por sí mismo, este contrato está lleno de riesgos. Pero para agravar la situación, los Rangers dejan claro que Minor tendrá la oportunidad de volver al papel en el que comenzó su carrera: lanzador titular. Texas está ampliando el perfil de riesgo en gran medida.

No me malinterpreten, realmente me gustaba Minor como posible adquisición de agente libre. Se ubicó en el puesto 16 en mi lista de 50 Agentes Libres por la solidez de su desempeño en 2017 y mi proyección personal era que sería menos costoso que otros relevistas de último turno em el mercado como Wade Davis, Greg Holland y Brandon Morrow. Desde un punto de vista estadístico, no hay absolutamente ninguna razón para que este zurdo no guste: eliminó a muchos bateadores contrarios con la fuerza de un 28 por ciento de lanzamientos que hicieron que bateadores opuestos abaniquen, y su control fue tan bueno como lo era en sus días de titular. Aumentó su índice de ponches a medida que avanzaba la temporada y comenzó a inclinarse un poco más fuerte sobre su slider, y mientras diezmó a los bateadores zurdos también mantuvo a los derechos a .221/.281/.383. (En otras palabras, incluso los bateadores diestros con los que se enfrentó pegaron tan mal como lo hizo Albert Pujols la temporada pasada, lo cual es bastante malo).

Ciertamente no parpadearía en un AAV de $ 9,3 millones para un relevista de alto vuelo, incluso con un historial limitado de salud y éxito. Después de todo, los relevistas son una parte enorme del juego de hoy, y varios equipos tienen tanto la necesidad como los recursos para sobre pagar por ello. Quizás el tercer año es un poco agresivo, pero no culpo a un equipo en la posición de los Rangers por ser agresivo. Es todo lo demás lo que me preocupa. Parece que los Rangers van a usar a Minor como titular, no como relevista, y quizás en una rotación de seis hombres, dependiendo de cómo vaya el resto de la temporada baja. Si bien la idea de utilizarlo en ese puesto eleva el techo de la cantidad de valor que podría proporcionar, crea un riesgo adicional en términos de salud y rendimiento. Minor ya era una propuesta arriesgada.

Quizás los Rangers tienen un poco de memoria institucional tras la conversión de  C.J. Wilson, otro relevista zurdo que finalmente fue exitoso como titular, y parece que también están considerando mover al relevista Matt Bush a la rotación. Y a diferencia de Wilson entonces o Bush ahora, Minor tiene una sólida trayectoria como titular, aunque también lleno de problemas de durabilidad y lesiones importantes. Comenzó 102 partidos para los Braves de 2011 a 2014, registrando una efectividad de 3.97 y 523 ponches en 612 entradas. (Y luego se perdió temporadas consecutivas).

Obviamente, están buscando la forma de abordar su rotación irregular, pero de una manera que zigzaguea del plan normal de adquirir brazos estables. Si los Rangers consiguen enganchar a otro lanzador de salida de alto nivel (por ejemplo, alguien como Shohei Ohtani), entonces quizás el riesgo de los chicos como Minor, Bush, y Doug Fister será mitigado ligeramente; pueden permitirse el lujo de fallar en uno o más de esos lanzadores si tienen talento en la reserva. Pero el costo y los años de este contrato no hacen por sí mismos que esto sea un movimiento cuestionable, es todo lo demás en el contexto lo que hace que uno se pregunte. La conversión, la cláusula de no-traspaso a 10 equipos, el contexto de tener ya un plantel de partida cuestionable y luego ampliar la rotación a un grupo de seis hombres… todas estas cosas me hacen preguntarme si los Rangers están confiando demasiado en el poder de la proyección y muy poco en, bueno, la fiabilidad. Esta apuesta podría valer la pena, o podría estallar en sus caras.

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe

Baseball Prospectus uses cookies on this website. They help us to understand how you use our website, which allows us to provide an improved browsing experience. Cookies are stored locally on your computer or mobile device and not by BP. To accept cookies continue browsing as normal. You will see this message only once. Privacy Policy

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. See the BP Cookie Policy for more information. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close