keyboard_arrow_uptop
Image credit: USA Today Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

El debate del promedio de bateo vs. promedio en-base ya fue dirimido en las oficinas centrales hace mucho tiempo. Los gerentes generales y los fanáticos con tendencias analíticas entienden que, sin importar cómo suceda, el qué tan seguido un jugador se embase es más importante que cualquier otra habilidad que pueda poseer. Bateadores que pudieron ser infravalorados en épocas anteriores ahora son muy apreciados por su forma de abordar un turno al bat.

Aun así, la amplia mayoría de dueños de equipos de fantasía se encuentran atascados en una situación donde el porcentaje de bateo es una métrica clave en formatos tradicionales. Fortunas se hacen y se pierden basadas en la capacidad de un dueño en alinear jugadores que suman estadísticas contables mientras ofrecen un promedio de bateo sólido. Un número que no tiene mayor peso en la evaluación del valor de un jugador todavía juega un papel vital en la clasificación final de la mayoría de las ligas de fantasía.

El panorama de la liga entera en cuanto a promedio de bateo no ha sufrido ningún cambio drástico desde 2010. Sin embargo, el clima ofensivo a gran escala ha cambiado de manera importante en años recientes y ciertas tendencias que han surgido dentro del juego han tenido un impacto directo en las contribuciones de tanto jugadores como dueños de equipos de fantasía al armar una nómina para 2018.

Durante las ocho temporadas anteriores, el promedio de bateo en la liga osciló entre .251 y .255. Esto es considerablemente inferior que el promedio de bateo acumulado entre 1993 y 2009. En ese periodo de 17 años, el promedio en la liga nunca fue inferior a .261 y subió al menos a .270 en cuatro de esas temporadas. En pocas palabras, los bateadores alcanzan base por medio de un hit en menor medida desde hace casi 10 años.

Aunque el promedio de la liga no ha cambiado mucho desde 2010, existen algunas tendencias preocupantes que vale la pena atender; 2017 fue la sexta temporada consecutiva con tasa de contacto en declive. La gráfica a continuación detalla dicha progresión:

Tasa de contacto por porcentaje, 2011-2017

Otra forma de mirar este cambio es analizando el ratio de abanicaje. Nuevamente, esto ha venido creciendo desde el 2011, y el promedio de la liga ha superado el 10 por ciento en las últimas dos temporadas. A medida que el béisbol se ha movido hacia los Tres Resultados Verdaderos, los jugadores están haciendo menos contacto que en cualquier momento de la historia.

Ratio de Abanicaje por porcentaje, 2011-2017 

A pesar de estas tendencias generales, existen algunos patrones que se mantienen en temas de producción de jugadores individuales. El número de bateadores calificados con promedios de bateo de elite no experimentó grandes cambios en los últimos cuatro años. Tres jugadores calificados terminaron con un promedio superior al .330 en cada una de las últimas tres temporadas; en 2017, dicha lista incluyó a José Altuve, Charlie Blackmon y Avisail García.

Esta tendencia se mantiene también para el nivel debajo al grupo de elite. El número de bateadores calificados que batean entre .310 y .329 se mantuvo sin grandes cambios durante los últimos cuatro años. Al menos, recientemente, el número de bateadores que ofrecen números de productividad estelares se mantiene de manera predecible en la categoría de promedio de bateo.

Bateadores calificados desglosados por promedio de bateo

Season .330+ .310-.329 .290-.309 .270-.289 .250-.269
2017 3 9 24 42 32
2016 3 10 28 36 39
2015 3 9 25 37 42
2014 2 9 11 54 34

El promedio de bateo y el clima actual de equipos de fantasía

Al observar el panorama actual de equipos de fantasía, algunas cosas resaltan en cuanto al promedio de bateo. El problema principal es que cada vez hay menos razones para alinear a jugadores quienes ofrecen poder con promedio de bateo por debajo de la media. En las pasadas cuatro temporadas, el número de bateadores calificados con al menos 20 HR y con promedio .280+ ha incrementado. Hubo un notable incremento a este grupo en 2016, y el grupo creció todavía más en 2017.

Bateadores calificados con promedio .280+ desglosados por total de HR

30+ 25-29 20-24 Total
2017 14 13 13 40
2016 15 10 12 37
2015 10 2 6 18
2014 6 4 7 17
2013 6 6 15 27

¿Quienes son algunos de estos jugadores que pudieran tentar a los dueños aun con el riesgo que representan al promedio de bateo del equipo? Hubo 12 bateadores en 2017 quienes batearon 30 HR con un promedio de bateo inferior al .250. La lista incluye a: Khris Davis, Joey Gallo, Logan Morrison, Eric Thames, Adam Duvall, Jake Lamb, Lucas Duda, Rougned Odor, Scott Schebler, Kyle Schwarber, Steven Souza y Wil Myers.

Bateadores calificados con 30+ HR y promedio inferior a .250

.250-.241 .240-.231 .230-.221 .220-.211 .210-Below
Khris Davis Scott Schebler Lucas Duda Joey Gallo
Logan Morrison Steven Souza Kyle Schwarber Rougned Odor
Eric Thames
Adam Duvall
Jake Lamb
Wil Myers

La primera columna de nombres mantuvieron su promedio lo suficientemente cerca del promedio de la liga para mantenerse como contribuyentes valiosos al juego de fantasía. Probablemente no fueron de mucha ayuda en cuanto a su promedio de bateo, pero tampoco dañaron a sus equipos de fantasía. Wil Myers destaca en este grupo en parte porque viene de dos temporadas consecutivas de más de 20 bases robadas.

La segunda columna indica cuando los dueños comenzaron a experimentar un impacto notable en sus totales de promedio de bateo. Como Myers, Souza mantuvo un valor importante por su habilidad para robar bases. Sin embargo, una vez que el promedio de bateo cae debajo del .240, es difícil compensar el valor perdido por su pobre promedio.

Los últimos cuatro nombres en la gráfica obtuvieron más de 30 HR, pero su valor de fantasía fue mínimo. Joey Gallo se mantuvo más relevante que los otros tres debido a sus números totales, pero si alineaste a alguno de ellos, tuviste que compensar por su promedio de bateo de alguna manera. Debido a la predominancia del bateo de poder en el juego, es mejor evitar este tipo de perfil de jugador.

El incremento de home runs en el juego impactó a los dueños de equipos de fantasía de muchas formas. Mientras más jugadores batean más home runs, es más probable que encuentres un jugador com mejor promedio de bateo y más home runs. La época de apoyarse en jugadores que producen en una sola categoría terminó, con la única excepción de quienes roban muchas bases. En el contexto actual, la velocidad es un plus.

Al planear tu draft del 2018, es momento de desechar de tu lista a quienes no ofrecen un promedio de bateo cercano al promedio de la liga. El grupo de jugadores quienes ofrecen números contables sólidos ha crecido y hay muchos quienes producen en múltiples categorías. Deja a los jugadores de alto poder y bajo promedio para otros dueños. Te dará gusto haber tomado esta decisión al final de la temporada.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe