keyboard_arrow_uptop

(More information on BP En Espanol.)

Traducción por Marco Gamez

Albert Pujols proyecta terminar la temporada con 106 carreras impulsadas. Albert Pujols ha sido uno de los peores jugadores esta temporada.

Ya he escrito sobre el deterioro de la producción de Pujols a los 37 años y con todavía 125 millones de dólares por cobrar en su contrato, así que trataré de evitar todo eso ahora. Sin embargo, la idea de que una temporada de 100 carreras impulsadas sea mala – no sólo mediocre o sobrevalorada, sino realmente mala – es interesante para mí. La lucha contra las carreras impulsadas como una medida del valor de un bateador ha sido casi ganada hasta ahora, pero a lo largo de los años noventa e incluso a principios del 2000 siguió siendo una lucha. Todavía hay muchos defensores de esa idea, algunos de los cuales tal vez entrarán en contacto conmigo para rechazar la afirmación de que Pujols está teniendo una mala temporada.

Pujols tiene un promedio de bateo de .247, con un promedio de base de .290, y promedio de slugging de .393 en 131 juegos. También lidera la liga bateando 24 veces para doble-play, y además de producir un valor negativo tanto defensivamente como en las bases, ya que es considerado el jugador más lento del béisbol. WARP (Victorias por encima de un jugador de reemplazo, por sus siglas en inglés), una estadística que reúne todos esos factores en una sola cifra, castiga al futuro miembro del Salón de la Fama con un valor de -1.4. Ese valor empata con el peor WARP de la liga. WARP demuestra que Pujols ha costado 1.4 victorias en comparación con otro bateador designado de reemplazo, lo cual es mucho considerando que los Angels están a dos juegos de un lugar para los playoffs.

¿Dónde se coloca la temporada de Pujols entre las peores temporadas de 100 RBI de todos los tiempos? Hay un par de maneras de ver esto. Una manera es comparar solamente el bateo – ¿Quién ha sido el peor al plato que al mismo tiempo remolcó 100 carreras? Otra manera es revisar el valor en general – ¿Cuánto impacto negativo puede tener alguien, no sólo como bateador sino también como jardinero y corredor de bases, mientras acumula 100 RBI? Resulta que Pujols aparece de manera prominente en cualquier caso, así que vamos a dar un paseo por los números. Pero le advierto: no es nada bonito.

Aquí están los bateadores con el OBP más bajo en una temporada con 100 RBI desde 1950:

AÑO

PA

OBP

RBI

Tony Armas

1983

613

.254

107

Tony Batista

2004

650

.272

110

Joe Pepitone

1964

647

.281

100

Joe Carter

1997

668

.284

102

Ruben Sierra

1993

692

.288

101

Joe Carter

1990

697

.290

115

Albert Pujols

2017

637*

.290

106*

Joe Carter

1989

705

.292

105

Jeff Francoeur

2006

686

.293

103

George Bell

1992

670

.294

112

Este grupo también es conocido como Joe Carter y amigos.

Carter representa un arquetipo, una versión que abunda en la lista – bateadores derechos con mucho poder y poco interés en caminar. Ese tipo de jugador tiende a ser sobrevalorado – tienden a hacer out muy seguido y a menudo no añaden mucho valor defensivo – pero están preparados perfectamente para acumular RBIs. Hay excepciones pero en general, si un bateador llega al plato con corredores en base, puede ayudar más al equipo si deja pasar lanzamientos en afuera de la zona de strike para complicarle la situación al pitcher. Pero, estrictamente en términos de acumular RBIs, las bases por bolas son el enemigo y recorta las ocasiones de impulsar lo que es lo opuesto si son comparados con los bateadores con más paciencia.

Mantenerse saludable y convencer al equipo de poder jugar todos los días en el medio de la alineación también ayuda, aunque esto último se ha vuelto más difícil desde el apogeo de Carter (aunque Pujols lo ha logrado). Todos esos bateadores registraron al menos 600 apariciones al plato. Carter promedió 153 juegos y 659 turnos al plato por temporada entre 1986-1997. Impulsó por lo menos 100 carreras en 10 de esas 12 temporadas y lideró MLB en RBI durante ese período con casi 200 RBI más que Barry Bonds, a pesar de batear .259 y con un muy bajo OBP de .308. Cazaba RBIs, sin importarle los outs (o que sus compañeros de equipo puedan impulsar carreras).

Tony Armas tuvo una temporada de 100 RBI en 1983 que haría ruborizar a Carter. Llegó al plato 613 veces y obtuvo un total de 29 bases por bolas. Bateó .218 con un espantoso .254 de OBP y lideró la liga al batear 31 veces para doble-play. Era una máquina para hacer outs. También bateó 36 jonrones y, aunque puede que no haya ayudado a su equipo, bateó como cuarto en la alineación durante toda la temporada, impulsando 107 carreras al seguir en el orden ofensivo a Wade Boggs, quien lideraba la liga con un OBP de .444. Armas no era siquiera bueno bateando con corredores en base, promediando .226 con un SLG de .476, pero fue quinto en la liga en oportunidades para impulsar carreras.

En su mejor momento, Pujols superó los 100 boletos recibidos tres veces y muy a menudo totalizaba más bases por bolas que ponches, pero este año ha recibido 28 bases por bolas no intencionales en 565 turnos al bate. Los pitchers ya no le temen tanto y es probable que Pujols también haya sacrificado paciencia con el fin de mantener algo de su antiguo poder. Con mayor frecuencia busca descargar toda su fuerza sobre un lanzamiento en caso pueda conectar. Su actual OBP de .290 sería el séptimo peor en una temporada de 100 RBI, colocándolo entre Carter en 1990 y … Carter en 1989. Pujols, como Carter, Armas, y casi todos los demás en esa lista, es un bateador derecho lento y propenso a batear para doble-play.

Aquí están los bateadores con el menor porcentaje de slugging en una temporada de 100 RBI desde 1950:

AÑO

PA

SLG

RBI

Ruben Sierra

1993

692

.390

101

Joe Carter

1990

697

.391

115

Albert Pujols

2017

637*

.393

106*

Brandon Phillips

2013

666

.396

103

Joe Carter

1997

668

.399

102

Eddie Robinson

1953

685

.413

102

Hubie Brooks

1985

652

.413

100

Willie Montanez

1975

667

.415

101

Enos Slaughter

1950

632

.415

101

Tom Herr

1985

696

.416

110

Joe Carter sólo aparece en esa lista dos veces.

Tiene mucho sentido que los sluggers de bajo OBP empujarán muchas carreras si se les dan abundantes oportunidades, pero ¿cómo logra un bateador impulsar 100 carreras con .390 de slugging? En primer lugar, cada bateador en la lista anterior acumuló por lo menos 630 turnos al bate, y la mayoría más cerca de 700. También supongo que requirió de un rendimiento de élite con corredores en base – y hay ejemplos claros de eso, como Tom Herr en 1985 – pero más a menudo fue cantidad más que calidad.

Quizás la clave más grande es batear en medio de una alineación que presente bateadores con un OBP alto directamente delante de usted, lo cual Carter hizo magistralmente en 1990 para los Padres. Bateó .232 /.290 /.391, que es realmente malo. Fue probablemente su peor temporada, ya que apenas superó a la liga en conjunto, .391 a .381, y la liga le superó por 25 puntos de AVG y 30 puntos de OBP. Sin embargo, impulsó 115 carreras, la tercera cifra más alta en la liga esa temporada. Carter fue mucho mejor con corredores en base, pero aun así no fue muy bueno. Tuvo un slugging de .442 con corredores en base y .432 con los corredores en posición de anotación.

Carter bateó cuarto o quinto en la alineación de los Padres 150 veces en 162 juegos. Los primeros tres bateadores de San Diego usualmente fueron Bip Roberts (.375 OBP), Roberto Alomar (.340 OBP) y Tony Gwynn (.357 OBP). Los tres se embasaron mucho, los tres tenían velocidad, y los tres rara vez se remolcaban entre ellos, totalizando sólo 19 jonrones en casi 1.900 apariciones al plato. Jack Clark, quien lideró la liga en los bases por bolas (104) y OBP (.447) entre bateadores con 400 o más turnos al bate, bateó delante de Carter la mitad del tiempo.

Gracias a Roberts, Alomar, Gwynn y Clark haciendo lo que Carter se negaba a hacer como recibir boletos, evitar outs y embasarse mucho, llegó al plato con 542 corredores en circulación. No sólo lideró fácilmente la MLB en esa estadística, es el décimo octavo total más alto desde 1950. Carter bateó apenas .442 de slugging con corredores en base, y sin que su porcentaje de 16.8 de carreras impulsadas en esas ocasiones se ubica en el puesto 38º de ese año. Hay momentos en los que la hiper-agresividad con corredores en base es algo inteligente – Mitch Williams señala un turno al bate, unas temporadas más tarde, donde hubiese deseado un Carter más paciente – pero su receta como máquina de RBI era tener toneladas de oportunidades y siempre hacer swing de poder.

El actual SLG de Pujols (.393) sería el tercero más bajo en una temporada de 100 RBI desde 1950, un lugar por debajo de Carter en 1990. Promedia .258/.301/.423 con corredores en base, pero lidera la liga en turnos al plato con 408 corredores. Un dato curioso: Mike Trout lidera la liga con un OBP de .460 y, a pesar de perder una buena parte de la temporada debido a una lesión, Pujols lo ha impulsado tres veces más que a cualquier otro corredor. Trout juega el mismo papel que Clark y Boggs, mientras Pujols desempeña el mismo rol que Carter y Armas. Es una fórmula relativamente simple de reproducir, al menos la mayor parte del tiempo.

Tomando en cuenta los promedios de embasarse y de slugging, el ajuste por liga, era y estadios de béisbol, aquí están los bateadores con el TAv (Promedio Verdadero, por sus siglas en inglés) más bajo en una temporada de 100 RBI desde 1950:

AÑO

PA

TAv

RBI

Albert Pujols

2017

637*

.230

106*

Tony Armas

1983

613

.233

107

Joe Carter

1997

668

.242

102

Ruben Sierra

1993

692

.244

101

Vinny Castilla

1999

674

.245

102

Derek Bell

1996

684

.250

113

Tony Batista

2004

650

.251

110

George Bell

1992

670

.252

112

Gary Gaetti

1987

628

.252

109

Joe Carter

1990

697

.253

115

La campaña de Armas en 1983 había sido la peor temporada por un amplio margen hasta que Pujols llegó. Ahora compiten cabeza a cabeza, out por out. Luego viene la última temporada de Carter de 100 RBIs, en 1997, cuando bateó .234/.284/.399 para los Blue Jays que lo usó como el tercer o cuarto bate cada día. Carter aparece nuevamente, con su legendaria temporada de 1990, y luego los lugares restantes se llenan con los ya descritos bateadores derechos de costumbre. De las 30 temporadas totales enumeradas – las 10 peores en cuanto a OBP, SLG y TAv – siete pertenecen a Carter, quien desarrolló su carrera – incluyendo cinco Juegos de Estrellas – sin nunca alejarse de la cacería de RBIs.

Nadie puede competir con Carter como el rey de mayor cantidad de malas temporadas de 100 RBIs en su carrera, pero Pujols tiene la oportunidad de quitarle el trono a Armas para la peor temporada ofensivamente. Actualmente es el séptimo peor en OBP, el tercero peor en SLG y el último en TAv. Por si fuera poco también está en contra de Pujols su valor nulo fuera del bateo, y su -1.4 WARP pasa a Armas, así como las temporadas de 1996 y 1997 de Carter, para la segunda peor WARP en una temporada de 100 RBI. Fred McGriff tiene la corona con -1.8 WARP en el 2000, pero eso se basa en gran parte gracias a las medidas del terreno de juego que son insondables y que afectan negativamente a los bateadores por encima del promedio. Pujols tiene esta corona casi ganada.

You need to be logged in to comment. Login or Subscribe