keyboard_arrow_uptop
BP360 now on sale! A yearly subscription, '23 Annual & Futures Guide and t-shirt for one low price
Image credit: © Kiyoshi Mio-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

Los BlueJays y los Mariners realizaron el primer intercambio importante de la temporada baja, con los BlueJays enviando al ex integrante del juego de los All-Stars, Teoscar Hernández, a los Mariners a cambio del relevista Erik Swanson y del lanzador de ligas menores Adam Macko. El intercambio es notable, por un lado, porque si Hernández tuviera algo que decir al respecto, es que sus dos jonrones en el juego dos de la Serie del Comodín pudieron ser la sentencia a muerte que forzara el juego número tres. También está el hecho de que fue notorio que Erik Swanson no lanzó en los playoffs hasta el último juego de la postemporada, a pesar de ser, por mucha diferencia, uno de los mejores relevistas de los Mariners en el transcurso del año.

Este intercambio simboliza el comienzo de que ambos equipos encaran las caídas que los sacaron de acción. Los BlueJays, después de tomar una ventaja en el marcador de 8-1, terminaron desperdiciándola porque, como se observó, probablemente no sea justo pedir que Jordan Romano sea el único relevista confiable en el bullpen. Swanson, y eventualmente, tal vez, Macko, representan el arranque de esa solución. Para los Mariners, Eugenio Suárez se desempeñó como el Romano de su alineación, representando su único bateador con wOBA en playoffs superior a .340. Especialmente cuando te enfrentas a equipos como los Astros, a veces incluso 17 entradas sin carreras no son suficientes, y no lo fue.

Eso es lo más lejos que llegará el análisis de la transacción, porque si bien creo que es un intercambio fascinante, estoy interesado en lo que los BlueJays acaban de adquirir con Erik Swanson. Si no estás familiarizado, así es como sus números se comparan con otros relevistas calificados:

  • K%:  percentil 92
  • BB%: percentil 91
  • wOBAcon: percentil 45
  • Barrels/PA: percentil 58
  • DRA-: percentil 95

Lo que Swanson logró en el transcurso de 2022 fue uno de los porcentajes de ponches más altos y uno de los porcentajes de bases por bolas más bajos, junto con un perfil de pelota bateada relativamente promedio. Eso le dio una efectividad de élite de 1.74 que está corroborada por su 70 DRA-. Eso lo coloca en la compañía de relevistas como Ryan Pressly y Michael King.

Todo lo anterior hace aún más desconcertante considerar que Swanson no hizo una aparición en la postemporada hasta su quinto y último juego, y además porque ocurrió en la entrada número 13 cuando ya Andrés Muñoz, Diego Castillo, Matt Brash, y Paul Sewald habían lanzado. Eso se relaciona con su uso durante la temporada, ya que Servais, en promedio, empleó a Swanson en la cuarta más alta situación decisiva para el cuerpo de relevistas de los Marineros, según el índice de nivel apalancamiento por juego. Eso significa que los Mariners confiaban relativamente en él pero, inconmensurable al nivel de talento, no más que en Castillo.

Según los Mariners, Swanson estuvo disponible para los cinco juegos y el equipo decidió el rol de cada relevista. Todavía no está claro cuál fue ese rol en particular, y nunca sabremos por qué esperaron tanto para usarlo en un juego, pero lo que sabemos es que el Swanson que lanzó en los playoffs no era como el Swanson que ponchó al 40% de los bateadores en los primeros meses de la temporada.

Observa sus números, antes y después del 30 de junio:

Período Strike% SwStr% K-BB% RV/100
Hasta 30 de junio 70.7 16.8 31.2 -2.1
Desde el 1 de julio 66.7 15.0 27.9 -0.6

Según la información proporcionada, es difícil argumentar que Swanson fue mejor en la segunda parte porque, según las cuatro métricas, fue peor desde el 1 de julio en adelante. La respuesta más simple es que desde el principio hasta el final del año, Swanson perdió algún dígito en la velocidad promedio de su recta. Para compensar su disminuida bola rápida, comenzó a lanzar más su envío de dedos separados y menos su slider. El aumento en los envíos con dedos separados junto con menos rectas y sliders significa que Swanson en consecuencia comenzó a permitir más bolas en juego, porque su envío de dedos separados se pone en juego bastante, mientras que su recta apenas lo hace.

El resultado es un cambio en la composición de sus resultados:

Período Bolas en juego% Elev. IF% Roletazos% Jonrones% Barrels/AP
Hasta 30 de junio 13.0 8.9 31.1 4.4 7.8
Desde 1 de julio 15.0 17.5 36.3 0.2 1.6

A diferencia de en la primera tabla, Swanson permitió más bolas en juego, pero esas bolas bateadas han sido cada vez más favorables, porque fueron fáciles elevados al cuadro interior y roletazos. Aunque esto requiere más confianza en factores externos, como la defensiva detrás de él, parece que no necesariamente fue que Swanson desmejoró. Simplemente cambió como se distribuyen sus resultados, pasando de un perfil basado en abanicar rivales a uno que está más orientado hacia batazos que pueden ser atrapados.

Esa es la naturaleza de los lanzadores que se basan en bolas rápidas- bolas de dedos separados. Incluso una vez que su velocidad inevitablemente disminuye, por lo general pueden combatir un poco el proceso de envejecimiento, porque aun cuando sus rectas pierden velocidad, sus envíos de dedos separados agregan profundidad al proceso y, en el peor de los casos, continúan siendo lanzamientos de supresión de contacto. Es por eso que la bola rápida de Kevin Gausman se desplaza muy por encima de su velocidad de 95 mph (153 kph), y es por eso que, en este caso, Swanson ha logrado ajustarse sobre la marcha y mantener la mayoría de sus resultados generales.

Ah, ¿y cuándo los Mariners finalmente usaron a Swanson en un juego? Terminó enfrentándose a Yordan Álvarez, a quien estaba disponible para enfrentar cuando Robbie Ray permitió un jonrón que dejó en el campo a los Mariners en el primer juego. Así es como fue ese turno.

Primero, un envío de dedos separados de puerta delantera, técnicamente sentenciado como una bola,:

Swanson repite, básicamente, el mismo lanzamiento, pero lo aleja más del plato:

Se burla de Álvarez con lo que parece una bola rápida por el medio que se corta, pero en realidad es un envío de dedos separados que se desvanece:

Con ventaja en la cuenta 1-2, Swanson lanza su bola más rápida, muy alta:

Después de cambiar los niveles de los ojos, Swanson tiene la opción de repetir cualquier lanzamiento que ya haya lanzado. Vuelve a la bola rápida alta:

Seré honesto, al escribir esto, había anticipado que se descubriría algo que daría sentido a la vacilación de los Mariners, en el mejor de los casos, y, en el peor, a la falta de voluntad para usar a su segundo o tercer mejor relevista contra los Astros. Tal vez su decisión de no usarlo les costó un juego, o incluso una serie, o tal vez no les costó nada. Independientemente de lo anterior, los BlueJays ahora tienen un relevista nuevo y brillante y adaptable, y los Mariners uno de los mejores genuinos bateadores en la MLB. Ambos son los primeros pasos para mejorar dos buenos equipos, y me sorprendería si cualquiera de ellos estuviera cerca de detenerse aquí.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe