keyboard_arrow_uptop
BP360 now on sale! A yearly subscription, '23 Annual & Futures Guide and t-shirt for one low price
Image credit: Eric Hartline-USA Today Sports

Traducido por Fernando Battaglini

Los totales de base robados están a punto de cambiar de manera importante. No es la primera vez que lo digo, y no será la última. Creo que es importante seguir diciéndolo, porque cambiará significativamente la forma en que valoramos y reclutamos jugadores en ligas de fantasía.

Escribí la semana pasada acerca de cómo los jugadores que vieron grandes beneficios de los cambios en las reglas no se limitaron a aquellos que ya registraron un alto total de bases robadas en temporadas anteriores. Algunas temporadas de 30 robos pueden convertirse en 40 o 45, pero si las Menores son una guía, también podríamos ver algunas temporadas de 10 robos que se convierten en 20 o 25.

Uno de los mayores ganadores en términos porcentuales, es el jugador de carrera en ligas menores Max Burt, pasó de un 2021 de seis robos a un 2022 de 19 robos, con un tiempo de juego reducido. Del mismo modo, vimos a algunos jugadores con tasas de intentos enormes en 2021 corriendo con menos frecuencia bajo las nuevas reglas, en algunos casos perdiendo hasta 26 puntos porcentuales de su porcentaje de intentos de base robada.

Una cosa es saber que esta es una posibilidad, que Jon Berti o Jorge Mateo o Cedric Mullins no corran tanto como lo hicieron el año pasado. Ya describí cómo creo que la naturaleza situacional de los robos hará que los cambios sean menos fáciles de predecir bajo las nuevas reglas, pero el envejecimiento es otro factor que lucha contra el ímpetu de las nuevas reglas hacia más robos.

La curva de envejecimiento de bases robadas nos dice tanto. Aquí hay un gráfico que hice el año pasado cuando estaba discutiendo los efectos de las lesiones en los robos con Derek Rhoads, que muestra el porcentaje de intentos de base robada por edad de 2010-2020, combinado para cada jugador con al menos 50 oportunidades de base robada en una temporada.

No creo que nadie esté sorprendido por esto. Los jugadores corren mucho en su adolescencia y principios de los veinte, decaen gradualmente a medida que avanzan en los veinte, y luego ese declive se acelera a medida que pasan a los 30. Al final, hay un par extraño de valores atípicos, en gran parte impulsados por el hecho de que no hay muchos jugadores que se queden tanto tiempo, pero no son importantes y la conclusión es la misma: corres menos a medida que envejeces.

Lanzaré otra bomba analítica aquí: todos serán mayores el próximo año. Eres mayor al final de esta oración de lo que eras al principio. Con esta fuerza inexorable tirando en la dirección opuesta a los cambios de reglas, es otra razón para que no adoptemos simplemente la visión reduccionista de “los ladrones de bases de alto nivel se beneficiarán al máximo de las nuevas reglas”.

Pensaré en qué jugadores podrían robar valores base más adelante en la temporada baja, pero teniendo en cuenta lo anterior, también quiero practicar un poco para pensar en los jugadores sin tener en cuenta los robos en absoluto. Si somos malos al predecir quién se beneficia de los cambios en las reglas, y ciertos jugadores se sobrevaloran porque estamos aplicando expectativas de robo obsoletas, es probable que haya algunos jugadores que contribuyan mucho en otros lugares que se subvaloren.

En un esfuerzo por recalibrar mi cerebro por un momento para pensar en los jugadores si no tuviéramos en cuenta los robos en absoluto, tomé las valoraciones finales de los bateadores de Mike Gianella para 2022, pero excluí por completo el valor que generaron en las bases robadas para ver cuál era el resultado. la clasificación se vería sin ellos.

Los 20 mejores bateadores 2022, 15-equipos de GL, solamente HR, R, RBI & AVG

Nombre Equipo AB H HR R RBI AVG
Aaron Judge NYY 570 177 62 133 131 .311
Paul Goldschmidt STL 561 178 35 106 115 .317
Freddie Freeman LAD 612 199 21 117 100 .325
Yordan Alvarez HOU 470 144 37 95 97 .306
Pete Alonso NYM 597 162 40 95 131 .271
Manny Machado SDP 578 172 32 100 102 .298
Trea Turner LAD 652 194 21 101 100 .298
José Ramírez CLE 601 168 29 91 126 .280
Nolan Arenado STL 557 163 30 73 103 .293
Austin Riley ATL 615 168 38 90 93 .273
Mookie Betts LAD 572 154 35 117 82 .269
Bo Bichette TOR 652 189 24 91 93 .290
Rafael Devers BOS 555 164 27 84 88 .295
Mike Trout LAA 438 124 40 85 80 .283
Vladimir Guerrero Jr. TOR 638 175 32 90 97 .274
Shohei Ohtani LAA 586 160 34 90 95 .273
Nate Lowe TEX 593 179 27 74 76 .302
Jose Altuve HOU 527 158 28 103 57 .300
Dansby Swanson ATL 640 177 25 99 96 .277
Francisco Lindor NYM 630 170 26 98 107 .270

Conoces a estos jugadores. Aaron Judge parece bueno para el béisbol de fantasía incluso sin los robos. Sin embargo, hay un movimiento significativo aquí aparte de él. Álvarez, Arenado, Riley, Devers, Trout y Lowe ganan lugares de dos dígitos. Trout, en particular, vuela de regreso a la contienda de primera ronda en un equipo de 15 a pesar de su temporada abreviada, 21 lugares más arriba que en las filas estándar. Por otro lado, vemos a Jose Altuve y Dansby Swanson haciendo una inmersión de dos dígitos y Julio Rodríguez, Kyle Tucker, y Adolis García se caen  de este grupo.

Obviamente no jugaremos sin robos el próximo año. Lo que estoy tratando de obtener es una sensación de que esas líneas están borrosas, de no acreditar automáticamente a los jugadores como lo hacemos normalmente para los robos.

Echemos un vistazo desde un ángulo ligeramente diferente: los jugadores que vieron los mayores aumentos en las clasificaciones sin robo (excluyendo a aquellos que aún no estaban dentro del top 200 incluso con el impulso):

Nombre Equipo AB H HR R RBI AVG Rank Estándar Rank NoBR
Gavin Sheets CHW 377 91 15 34 53 .241 216 172
Isaac Paredes TBR 331 68 20 48 45 .205 243 200
Eric Hosmer – – – 380 102 8 38 44 .268 201 160
Garrett Cooper MIA 414 108 9 37 50 .261 202 161
Eric Haase DET 323 82 14 41 44 .254 194 154
Harold Castro DET 420 114 7 37 47 .271 189 150
Giancarlo Stanton NYY 398 84 31 53 78 .211 145 107
Matt Carpenter NYY 128 39 15 28 37 .305 187 149
Evan Longoria SFG 266 65 14 31 42 .244 228 191
J.D. Davis – – – 318 79 12 46 35 .248 219 183
Eduardo Escobar NYM 495 119 20 58 69 .240 146 111
Tyler Stephenson CIN 166 53 6 24 35 .319 213 178
Eloy Jiménez CHW 292 86 16 40 54 .295 130 96
Daniel Vogelbach – – – 386 92 18 47 59 .238 174 140
Jesús Aguilar – – – 464 109 16 39 51 .235 220 186
Riley Greene DET 376 95 5 46 42 .253 227 193
Matt Olson ATL 616 148 34 86 103 .240 63 30
Wilmer Flores SFG 525 120 19 72 71 .229 153 120
Trey Mancini – – – 519 124 18 56 63 .239 163 130
Carlos Correa MIN 522 152 22 70 64 .291 64 32

La mayoría de estos nombres no entusiasmarán a la gente, aunque Olson, Correa, Stanton y Jiménez seguramente estarán en todos los equipos el próximo año, a menos que sea una liga espectacularmente superficial. No obstante, estos jugadores tenían la base para ser bateadores iniciales este año, en algunos casos fueron valores importantes, pero rara vez suman robos: solo Davis, Stevenson, Aguilar y Greene entraron en el tablero este año.

Dado que no hay garantía de que estos jugadores con cero o un robo aprovechen las reglas (vimos la semana pasada que muchos de ellos no lo hacen), aquí hay una forma más de cambiar nuestra perspectiva. Estos jugadores que robaron al menos cinco bases, pero aun así ascendieron más de cinco lugares en el ranking si eliminamos los robos de consideración.

Nombre Equipo AB H HR R RBI AVG Rank Estándar NoSB Rank
Nolan Arenado STL 557 163 30 73 103 .293 25 9
Taylor Ward LAA 495 139 23 73 65 .281 51 41
Jurickson Profar SDP 575 140 15 82 58 .243 120 110
Vladimir Guerrero Jr. TOR 638 175 32 90 97 .274 24 15
Kyle Schwarber PHI 577 126 46 100 94 .218 38 29
Xander Bogaerts BOS 557 171 15 84 73 .307 30 22
Teoscar Hernández TOR 499 133 25 71 77 .267 54 47
Byron Buxton MIN 340 76 28 61 51 .224 122 115
Bryan Reynolds PIT 542 142 27 74 62 .262 61 55
Anthony Rizzo NYY 465 104 32 77 75 .224 82 76

Estos jugadores son todos nombres iniciales de cinco por cinco independientemente, pero se ven aún más atractivos en relación con sus compañeros si dejas de pensar en la velocidad. También cubren una amplia gama de perfiles de velocidad. Probablemente pienses en Buxton y Hernández como corredores rápidos, pero la mitad de todo el grupo (Arenado, Profar, Guerrero, Schwarber y Rizzo) están por debajo del promedio. Estos son los tipos de jugadores que podríamos suponer automáticamente que no se verán muy afectados por las nuevas reglas, pero que han mostrado suficiente propensión a correr en los lugares correctos que fácilmente podrían beneficiarse de más robos situacionales.

Ojalá a estas alturas tú, como yo, hayas desdibujado en tu cabeza esas valoraciones tradicionales que te dicta la velocidad. No vamos a tener que ser tan extremos, por supuesto. Julio Rodríguez seguirá robando bases el próximo año. Simplemente estoy tratando de considerar la noción de una mayor fluidez entre estos grupos y considerar de dónde podrían surgir impulsos inesperados. La próxima vez, profundizaremos en algunos candidatos potenciales específicos que podrían superar sus bases robadas esperadas.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe