keyboard_arrow_uptop
BP360 now on sale! A yearly subscription, '23 Annual & Futures Guide and t-shirt for one low price
Image credit: © Brad Penner-USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

La temporada de béisbol de 2022 terminó; los lápices están guardados.

En invierno, el deporte del béisbol se convierte en arqueología y, a falta de nuevos datos, no tenemos más remedio que examinar los restos del pasado. La gran mayoría de los hechos del béisbol ocurrieron tal como lo esperábamos, en parte porque ahora somos, colectivamente, muy buenos para esperar cosas, y en parte porque somos muy malos para recordar lo que realmente esperábamos. En general, todo pareció tener sentido en retrospectiva, excepto los Phillies, quienes se forjaron su propia pequeña existencia fuera de la racionalidad.

Pero a medida que aceptamos lentamente todas estas nuevas verdades como normales, como al despertar de un sueño, todavía tenemos algunos números que no tienen sentido. Hoy (y nuevamente la próxima semana) echaremos un vistazo a algunos de estos, comenzando con los decepcionantes. Es posible que hayas estado consciente de ellos, pero algunos podrían haber pasado inadvertidos. Disfruta de estas vasijas de barro destrozadas en forma de estadísticas de béisbol.

.083 PROMEDIO DE BATEO (AVG)

Claro, fueron solo 71 apariciones al plato, antes de que una lesión en la rodilla misericordiosamente colocara punto final a la temporada de Miguel Sanó. (Regresó para tres juegos y seis turnos al bate sin hit antes de que la inflamación lo sacara de acción definitivamente). Y no es que el corpulento veterano haya sido conocido por sus habilidades de batear la pelota con frecuencia. Pero cada vez que ves un promedio de bateo con un cero delante… bueno, por lo general ocurre con un jugador ascendido por poco tiempo que no dio buen resultado, como con Cedric Mullins II hace seis años, pero no con un jugador de 30 años en lo que en la práctica era la temporada que definía su contrato.

Para encontrar el último promedio de bateo por debajo de .083 en más de 70 AP, debes retroceder a 1987, cuando el receptor suplente Ron Karkovice produjo una línea ofensiva de .071/.160/.141. El hombre que Hawk (Ken Harrelson) bautizó como “Oficial” jugó otra década más luego de esa temporada. En su cifra más positiva, ni siquiera necesitas viajar una década hacia atrás sin tropezar con el porcentaje de slugging de .132 del otro ex jugador de los Twins, Pedro Florimon, aunque su destreza con el guante al menos lo convirtió en un jugador al nivel de reemplazo. El mencionado Florimon permaneció en grandes ligas cuatro años más después de esa actuación; Sanó podría no hacerlo.

1.7% BASES POR BOLAS RECIBIDAS (BB)

Cuando CJ Abrams fue ascendido a grandes ligas debido a la ausencia de Fernando Tatis Jr., el informe de los busca talentos era simple: 80 de velocidad, herramienta de batear avanzada, potencial para batear con potencia promedio, que aun no había aparecido en los juegos. Una cosa de la que no hablaron fue sobre su disciplina en el plato, principalmente porque no había mucho que decir. El prospecto de primera línea tuvo una tasa de boletos recibidos del 6.7% en su breve ascenso a través de las menores, un pequeño defecto pero poco preocupante para un jugador que podía llegar a primera base con cualquier roletazo que bateara.

No es que Abrams sea el más habilidoso de los peloteros que hacen mucho swing. Estableciendo el listón en 300 apariciones en el plato, Abrams se ubicó en el puesto 12 en tasa de swing en lanzamientos fuera de la zona y en el puesto 14 dentro de la zona. Es que a menudo no profundizaba en el conteo. Solo dos jugadores por encima de él en esas listas (Tim Anderson y Christian Arroyo) hicieron mejor contacto que Abrams, y ninguno vio tantos strikes; en ese departamento, también, estuvo entre los 15 primeros de la liga. A la larga, tendrá que aprender a dejar pasar los lanzamientos malos o castigar los buenos hasta que reciba más lanzamientos malos. Los jugadores tipo Dee Gordon, por regla general, no sobreviven mucho tiempo en este mundo cruel.

-3.7 CARRERAS POR CORRIDA DE BASES (BRR)

No es un número malísimo. No hay valores realmente muy malos por correr las bases, porque especialmente en la actualidad, no hay valores reales por correr las bases. El total de Randy Arozarena ni siquiera está cerca del final de la lista: es el noveno peor, apenas casi la mitad del -7.1 de Alejandro Kirk, pero dado que también terminó cuarto en las grandes ligas con 32 bases robadas, probablemente sea una sorpresa para mucha gente. .

Arozarena es un corredor de bases agresivo, y generalmente elogiamos ese tipo de jugador, tanto en las transmisiones como en la hoja de estadísticas. Pero el ex Novato del Año aún no sabe cuándo usarla. Las Carreras por Corrida de Bases (Baserunning runs, BRR por sus siglas en inglés) se dividen en cinco categorías. Así es como se produjo su -3.7:

Carreras por Bases Robadas Carreras por Avanzar con Hit Carreras por Avanzar Roletazo Carreras por Avanzar Elevado Carreras por Otros Avances
-2.3 -1.0 -1.4 0.9 0

Esas 32 bases robadas tuvieron el precio de 12 outs al ser atrapado en intento de robo, cifra que lideró la liga. Pero esos otros números tampoco son geniales, y son indicativos de un equipo de béisbol como los Rays que, a pesar de su reputación de jugar béisbol inteligentemente, no siempre lo aplicó al correr las bases. Las medias temporadas de Jose Siri y Brett Phillips ayudaron a mitigar el daño, pero los Rays fueron un equipo del cuarto inferior en términos de BRR, particularmente propensos a permitir carreras por bases robadas y roletazos. Es un hecho, la falta de poder de jonrones estimulará correr las bases más agresivamente y, en total, palidece en comparación con los efectos ofensivos de, por ejemplo, no conectar jonrones. Aún así, los Rays y Arozarena pueden tener más fortalezas que les permitan jugar asumiendo menos riesgos durante el próximo año.

162 PROMEDIO DE CARRERAS MERECIDAS (DRA-)

Hace un año, los Cincinnati Reds comenzaron su temporada baja dejando libre al lanzador abridor Wade Miley. El gerente general Nick Krall afirmó que había comprado al zurdo que lanza envíos enredados sin mucha velocidad en vano, y que la opción del equipo de $ 10 millones, aunque perfectamente razonable, incluso para la experiencia promedio de Wade Miley, no se alineaba con las realidades financieras del equipo. Los Cubs lo obtuvieron rápidamente y pagaron la cuenta dos días después, demostrando que pudo haber habido poco interés.

Desafortunadamente, la transacción no valió la pena. Miley solo logró ocho aperturas entre lesiones en el codo y el hombro, la mayoría de ellas trabajos ligeros de enfrentar dos veces a la alineación rival, y dado que DRA- vilipendia por completo  al hombre, proporcionó -0.2 WARP en la temporada.

Y los Reds tuvieron que verlo y estremecerse.

Porque cuatro meses después, Krall todavía tenía un agujero en forma de Wade Miley en su rotación, así que tomó sus $10 millones y gastó cuatro quintas partes intercambiando a Amir Garrett a los Kansas City Royals por Mike Minor. Fue un desastre. Minor, que nunca fue un lanzador de obligar a roletazos en el mejor de los días, mejoró, pero no lo suficiente, con casi todos sus lanzamientos, lo que lo convirtió en una muy mala opción para el Great American Ballpark. Permitió 15 jonrones en 10 aperturas en casa (no había un estadio de béisbol, incluido Coors, en el que se hubiera esperado que permitiera más cuadrangulares que en GABP). Aún así, fue Mike Minor, el hombre que sobrevivió en Arlington. No debió haber sido tan malo.

Minor todavía posee una de las rectas de mayor giro en el beisbol, pero a 90.4 mph (155 kph), no es suficiente. Esa es la misma velocidad que tuvo con los Bravos en 2014; es posible que necesite tomarse otro par de años libres para recuperarse. Mientras tanto, tiene una opción de equipo de $13 millones el próximo año, por lo que seguirá adelante de todos modos.

***

En el próximo artículo veremos más números ocultos, esta vez en el lado agradable del libro demostrativo. A menos que su equipo preferido haya estado directamente involucrado, será más como un ejercicio similar al de un corredor inmobiliario, como mirar las fotos de vacaciones de otras personas o escuchar cómo eructó su bebé por primera vez. Pero bueno, eso es más o menos lo que son los deportes: Una forma de hacerte sentir que el jueves es diferente del miércoles.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now
You need to be logged in to comment. Login or Subscribe